Aquí hay gato encerrado: así fue el infernal rodaje de ‘Cats’

Según un trabajador de efectos digitales, el director Tom Hooper le dispensó al equipo un trato de lo más irrespetuoso, humillante y... raro.

Por
09 de abril de 2020

ETIQUETAS:

  • Cats fue uno de los grandes fracasos de 2019, y por mucho que queramos relativizar sus problemas ateniéndonos al film de culto que está destinado a convertirse, no parece probable que esto le sirva de consuelo a Universal. Tras arrasar (como era previsible) en los Razzie y ser incapaz de cubrir su presupuesto de 100 millones de dólares en taquilla, el film de Tom Hooper sigue dando motivos para el pitorreo.

    Y, directamente relacionado con esto, para cierta incomodidad. En los últimos días tomó forma en Internet el movimiento #ReleaseTheButtholeCut (“Liberad el montaje de los ojetes”) según trascendió que durante la producción del musical hubo un momento que existió una versión llena de anos digitales incómodamente realistas, y los responsables se vieron obligados a contratar a a alguien para eliminarlos.

    Pues bien, The Daily Beast ha querido profundizar en esta cuestión, y ha descubierto cosas bastantes inquietantes. Poniéndose en contacto con uno de los trabajadores de efectos digitales de Cats, el medio ha podido saber que el rodaje de la película fue verdaderamente infernal, y en gran parte por culpa de Hooper. Al parecer, el director de Los miserables no tenía ni idea de cómo funcionaba la animación, pero eso no evitó que se comportara de un modo muy desagradable.

    A lo largo de la producción, Hooper mandaba mails individuales a miembros del equipo criticando agresivamente su trabajo, y obligaba a sus trabajadores a renderizar por completo las secuencias animadas antes de enseñárselas. Este proceso es evitado normalmente para agilizar el rodaje, pero Hooper lo exigía para hacerse una idea más clara de cómo marchaba la película, y si llegaba a ver secuencias sin renderizar se ponía furioso.

    “¿Qué es esta basura?”, exclamaba. “No entiendo, ¿dónde están los pelos?”. En el colmo de la rareza, Hooper se empeñó en que el equipo buscara vídeos de gatos donde estos aparecieran realizando acciones similares a las planeadas en la película para que fueran tomados como referencia. El trato, según la fuente, era “horrible, irrespetuoso, humillante y condescendiente”.

    Crónica de una muerte anunciada

    El asunto del Butthole Cut, por tanto, fue casi el menor de los problemas por los que atravesó la producción, aunque también diera pie a motivos de estrés. “Nadie había dicho ‘queremos anos’. Había ocurrido y ya está”, cuenta la fuente. El empeño de Hooper por que Cats fuera todo lo realista posible (una actitud de todo punto insensata) había conducido probablemente a un escenario así.

    Además de su comportamiento despótico, las crecientes dificultades que experimentó el rodaje obligó a los trabajadores a trabajar 90 horas a la semana durante meses, varios de ellos viéndose obligados a pasar tres días seguidos en la oficina durmiendo bajo las mesas. “Fue pura esclavitud para nosotros, tanto trabajo en tan poco tiempo, y tan difícil”.

    Porque esa es otra. Al parecer, el primer tráiler de Cats (sí, ese que gracias a las burlas de Internet empezó a forjar la leyenda) tardó seis meses en ser producido, dejando un margen de cuatro para que la película pudiera ser terminada. Adquiere sentido, por tanto, que pocas horas antes de la premiere aun se estuvieran poniendo a punto sus efectos digitales, así como el reestreno posterior en las salas con el acabado visual “mejorado”.

    Los efectos de Cats han sido muy criticados, algo que duele profundamente a la fuente de The Daily Beast. “Cuando la gente dice ‘los efectos no son buenos’ o ‘la animación no es uena’, o algo así, no es nuestra culpa. No teníamos tiempo. Seis meses para producir un tráiler de dos minutos y cuatro meses para una película de hora y media (…). No tenía ningún sentido”.

    Judi Dench describe su vestuario de ‘Cats’ con una frase inolvidable

    Aún no ha visto la película de Tom Hopper (y no le sobran las ganas), pero la actriz británica tiene algo que decir sobre esa capa de piel…

    Hugh Jackman se libró por los pelos (digitales) de aparecer en ‘Cats’

    Tom Hooper ya había trabajado con él en 'Los miserables', y le propuso participar en su nuevo musical cuando este estaba en preproducción.

    Los fans de ‘Cats’ quieren que Universal libere el “montaje de los ojetes”

    "En algún lugar, existe un montaje de 'Cats' lleno de culos': así es el nuevo movimiento de Internet que nos está haciendo más llevadera la reclusión.

    “No sé qué está pasando”: Seth Rogen ve ‘Cats’ drogado y lo retransmite por Twitter

    La película dirigida por Tom Hooper, tras desencadenar el pitorreo a lo largo y ancho del mundo, ha arrasado con los Razzie y con nuestros corazones.