Una especialista de ‘Resident Evil’ demanda a los productores tras perder un brazo

Olivia Jackson ha sufrido diversas cirugías tras el aparatoso accidente de moto que sufrió en una escena de la saga de zombies.

Por
13 de septiembre de 2019

El trabajo del especialista de acción conlleva grandes riesgos. Ese es un aspecto de su labor que la industria cinematográfica conoce a la perfección, pese a lo cual no consigue otorgar a esta figura el lugar que merece. Esto ha provocado que los últimos meses los trabajadores de este sector se hayan posicionado contrarios a su poca visibilidad en los Oscar, en especial tras accidentes como el del doble de Vin Diesel o el de la segunda temporada de la serie Titanes. Una nueva polémica azota estos días a Hollywood con la nueva denuncia de una especialista de Resident Evil: El capítulo final, por la tragedia que provocó que perdiera un brazo en una de sus escenas.

Olivia Jackson sufrió un duro choque en una secuencia de moto contra una cámara en una grúa mecánica, la cual fue acercada a ella mientras estaba conduciendo. La trabajadora denuncia este error por parte de la producción y pide que que compense este error por los cambios de “última hora”, que hicieron que la cámara no estuviera encajada donde debía. Por ello, Jackson pide el pago de 33.000 dólares para compensar todos los gastos en las 10 cirugías que ha necesitado hasta el momento. La denuncia ha sido interpuesta directamente contra los productores Paul Anderson y Jeremy Bolt, a los cuales acusa de abandonarla y no ofrecerse a pagar los gastos médicos.

A sus 38 años Jackson estuvo en coma durante 17 días y perdió su brazo izquierdo. Además, sufrió otra clase de heridas como la inflamación del cerebro, la perforación de los pulmones, docenas de huesos rotos, el daño de una arteria vital del cuello y la deformación de su espina dorsal.

“Perdí mi cara. Perdí mi cuerpo. Perdí mi anterior vida. Realmente duele tener que vivir con las secuelas del error de otras personas”, señalaba Jackson. “Ojalá me hubiera dado cuenta que la protección era totalmente inadecuada para mí antes de que aceptara el papel”. La especialista era doble de Milla Jovovich cuando todo sucedió. La denuncia inicial tuvo lugar hace más de un año en Sudáfrica, donde la trabajadora tiene fijada su residencia, pero fue desestimada y recurrida de nuevo. Esperemos que Jackson tenga éxito en su lucha y los especialista empiecen a tener el lugar que se merecen.