FANT 2019: Los debuts de ayer y hoy marcan el 25 aniversario

La celebración de los 25 años del Fant de Bilbao comienzan marcados por el recuerdo del debut de Fred Dekker y la irrupción de Jon Mikel Caballero

Por
06 de mayo de 2019

Desde que en el lejano 1968 la sociedad Sitges Foto-Film decidiera convertir en un festival especializado en cine fantástico el encuentro de escuelas de cine que había tenido lugar en la ciudad catalana, decenas de experiencias similares han surgido a lo largo de toda España, convertida hoy en un referente de certámenes que exhiben terror y ciencia ficción.

De todas esos festivales, uno de los alumnos que ha sido capaz de desarrollar una personalidad más alejada de los demás es el Fant de Bilbao, que vive una época dorada desde hace unos años y que este pasado jueves inauguró la edición con la que cumple 25 años.

Nacido en 1994 bajo el nombre “I Semana de Cine Fantástico de Bilbao” con una serie de proyecciones en VHS de películas como Terroríficamente muertos o Mal gusto, por su organización han desfilado algunos nombres tan reconocibles del espacio cultural vasco como Borja Crespo, Koldo Serra o Asier Guerricaechebarria, uno de los actuales programadores.

En sus primeros días, el aniversario del festival bilbaino ha tenido uno de sus momentos más emotivos en la entrega del galardón Estrella del fantástico al director y guionista Fred Dekker. Cualquiera que haya seguido bien declaraciones del cineasta, bien su intervención en el documental Wolfman’s Got Nards (también exhibido en el festival), conocerá el sorprendente estado anímico en el que vive eternamente el cineasta, quien se emociona en la gala de inauguración mientras le dice “Gracias por hacerme sentir un triunfador” al público que le aplaude entregado o se suelta en las entrevistas culpándose de todas las decisiones que se tomaron durante el rodaje de RoboCop 3.

Pero -menos mal- el doble pase que ha preparado el equipo del Fant con El terror llama a su puerta y Una pandilla alucinante, las dos películas más famosas del cineasta, sirven para calibrar su obra y ver lo injusta de la situación en la que vive un hombre que, para aumentar la desolación en torno a su carrera, pareció apostar toda su ilusión de los últimos años al guion de Predator, otro -moderado- fracaso de público que en ningún caso tuvo que ver ni con él ni con Shane Black, su infatigable compañero de aventuras desde los años de la universidad.

Recuperada en las proyecciones que están teniendo lugar en Bilbao, la primera de las películas, El terror llama a su puerta, es la obra de un autor que a los veintipocos años y con un guion escrito en menos de un mes (!!!!), hizo una de las catedrales de la comedia de terror. Vista hoy, cuesta creer que alguien tan joven e inexperto pudiese plantear soluciones e ideas tan brillantes como el plano del horno en casa de Tom Atkins o armar un juguete referencial y posmoderno mucho antes de que Kevin Williamson y Wes Craven reformaran el género en Scream.

Algo similar sucede con el segundo de los títulos que el certamen recupera, Una pandilla alucinante, el primero de los fracasos que hicieron que Dekker se viera como uno de esos perdedores que suelen centrar sus historias (desde los nerds de El terror llama a su puerta, a los loonies de Predator) pero una película que nos recuerda que, en esa extraña entelequia que todo el mundo maneja con el nombre de “talento” pero que realmente nadie puede asegurar que exista, la suerte y las vías de distribución son factores fundamentales. Y es que ahora, vista con el tiempo, no hay un solo elemento, salvo esos dos, que haga que Una pandilla alucinante (estrenada en 1987) pudiera resultar peor que Los Goonies o que Jóvenes ocultos, cinta estrenada solamente 15 días antes que la cinta de Dekker.

Y del recuerdo del demoledor debut de Fred Dekker en los años 80, a otra de las grandes sorpresas que hasta ahora han surgido en el 25 aniversario del Fant. Tras la inauguración con Ártico, la primera película del cineasta Joe Penna, el festival ha acogido uno de los títulos españoles más comentados en la pasada edición del Festival de Málaga, El increíble finde menguante. Tras los cortometrajes Hibernation y Cenizo, el desembarco de Jon Mikel Caballero en el largometraje no tiene nada que envidiar a lo que estos días el festival recuerda que sucediera con El terror llama a su puerta.

Adscribiéndose a ese pequeño -y curioso- género de los bucles temporales à la Atrapado en el tiempo, Jon Mikel Caballero crea con gran inteligencia narrativa una historia que por momentos parece la respuesta de toda una generación de directores españoles a este fenómeno de películas hechas con mínimas localizaciones y desbordantes de buenas ideas como A Ghost Story, Green Room, Coherence o The Invitation. Y es que El increíble finde menguante lo tiene todo para que, tras su estreno este viernes, se convierta en una película generacional, ya que bajo su aspecto juvenil y desenfadado se profundiza en el estancamiento vital y la falta de perspectivas que la crisis económica ha dejado en toda una generación de jóvenes.

Precisamente, la crisis económica es uno de los elementos de otra de las sorpresas del festival. La sección Panorama, la dedicada a las propuestas más arriesgadas y poco convencionales, abrió este sábado con Escombros, cinta protagonizada por la estrella televisiva Maggie Civantos y que el director Álvaro Pita ha estado construyendo a lo largo de casi una década. Escombros es, y esto es importante recalcarlo, una sátira sobre el mundo empresarial en general y sobre la sociedad de A Coruña en particular, en torno a la cual Pita crea una comedia con una narrativa muy poco convencional (alguien estará tentado de escribir aquí lynchiana) en la que las referencias saltan tan pronto de Antonioni a Acción Jackson. Una rara joya que aunque quede apartada del circuito comercial, ojalá pueda encontrar su hueco en festivales y proyecciones minoritarias.

Hasta su clausura el próximo 11 de mayo, el Fant tiene por delante otros momentos importantes que seguirán rellenando páginas de su historia, como la visita de Adrienne Barbeau, el premio honorífico a Juan Antonio Bayona o proyecciones como las de The spy goes north o Dragged across concrete ¡Larga vida a uno de los mejores festivales del circuito de certámenes de cine fantástico!

FANT 2019: ‘Bosque maldito’ se alza con el Premio a Mejor Película

El certamen también ha reconocido a otros largometrajes como ‘Escombros’, 'One Cut of the Dead o ‘El increíble finde menguante’.

Celebra Halloween comiendo con La Mano

La Mano, el certamen madrileño centrado en cine fantástico y de terror, hará un pase de 'El terror llama a su puerta' en el que los espectadores irán degustando un menú sorpresa

Fred Dekker, la otra resurrección de ‘Predator’

Recuperamos al otro "padre" del regreso de 'Predator', el guionista y cineasta Fred Dekker, responsable de dos de las mejores comedias de terror de los años ochenta

‘Seoul Station’, la precuela de ‘Train to Busan’, gana en el Fant 2017

El certamen de cine fantástico de Bilbao, el FANT, llega a su edición número 23 consolidándose como uno de los festivales imprescindibles del fantástico