‘Spider-Man: Lejos de casa’ tenía un giro (otro más) que no llegamos a ver en cines

El argumento de la última película de Marvel era tan loco que en el último momento los guionistas tuvieron que aligerar las sorpresas.

Por
17 de julio de 2019

[ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA]

Tras una batalla que había involucrado a gran parte del universo conocido y por conocer (a lo largo de Vengadores: Infinity War y Endgame), lo más lógico era pensar que Spider-Man: Lejos de casa, queriendo dar un fin definitivo a la Fase 4, ampliaría el campo de juego. Por eso un personaje como Mysterio (Jake Gyllenhall), que aseguraba venir de una Tierra paralela, fue considerado la principal señal de que el MCU podría ponerse a jugar con los multiversos. Aun cuando Mysterio era un villano de gran recorrido en los cómics, y la mentira fuera su principal arma.

Hacia la mitad del metraje de Lejos de casa, este aspirante a superhéroe resulta ser un farsante que, como el 90% de los villanos de esta saga, se la tiene jurada a Tony Stark por haberle despedido. Su dominio de los hologramas le ayuda a mantener la mascarada, y aunque su revelación causa un gran impacto en el público (incluso en los lectores de cómics), no era el único giro que tenía el guion inicial de Lejos de casa, acometido por Chris McKenna y Erik Sommers.

Según ambos le han contado a Collider, “en anteriores versiones del guion escribimos que Mysterio era un Skrull. Había bastantes versiones con Skrull involucrados en la historia en un primer momento”. De esta forma, aunque no fuera un justiciero interdimensional, Quentin Beck sí que mantenía su naturaleza sci-fi, la cual descubría más cerca del final de la película. “Al estar haciendo un film sobre el engaño nos sentamos para hablar sobre cómo seguir engañando a la audiencia”, explicaba McKenna.

El guionista que asegura tan alegremente no haber visto la trilogía arácnida de Sam Raimi dijo que, en ese momento, fue inevitable preguntarse “¿Cuántos engaños más podemos meter antes de que la gente quiera matarnos”, y ahí fue cuando comenzaron a recular para aproximarse a una versión más fiel a los cómics. La naturaleza Skrull de Mysterio habría sido toda una sorpresa para los fans más expertos al no existir precedentes impresos de algo así, pero su descarte no eliminó por completo a estos alienígenas de la historia.

Y es que, como sabéis, en la segunda escena poscréditos descubrimos que los que pensábamos que eran Nick Fury y Maria Hill (Samuel L. Jackson y Cobie Smulders) en realidad habían sido todo el tiempo los Skrull Talos y Soren disfrazados (Ben Mendelsohn y Sharon Blynn), a quienes conocimos en Capitana Marvel. Una escena que cambia totalmente el sentido de Lejos de casa y que, previsiblemente, tendrá consecuencias en los films de la Fase 4, que para los guionistas y el director Jon Watts no fue más que un paso lógico.

“Pienso en Lejos de casa como una película de estafadores”, dijo este último, “y había tantas capas de engaño a lo largo de todo el film, que me me parecía correcto hacer una última revelación. Un último giro al final”. Para dejarnos pegados al asiento y, desde luego, con más ganas que nunca de ver qué más ases se guarda bajo la manga Marvel.

Willem Dafoe sobre las películas de superhéroes: “Son largas, ruidosas y excesivas”

El actor interpretó al Duende Verde en el universo arácnido de Sam Raimi y volvió al cine de superhéroes el año pasado con 'Aquaman'.

Jake Gyllenhaal salva a un dálmata de morir atropellado

A pesar de ser uno de los últimos villanos de Marvel, el actor demuestra que es un héroe en su vida diaria.

El guionista de ‘Spider-Man: Lejos de casa’ aún no ha visto la trilogía de Sam Raimi

El público adora la segunda aventura en solitario del trepamuros en el MCU, pero entre los referentes de sus responsables hay una ausencia clamorosa.

Según Jake Gyllenhaal, Benedict Cumberbatch es un muñeco repollo

¿Recuerdas a los Cabbage Patch Kids? El actor de 'Spider-Man: Lejos de casa' explica su relación con el actor inglés en un delirante monólogo junto a Tom Holland.