¿Cuánto le cuesta la piratería al cine español?

'Ocho apellidos vascos' no pudo con las descargas: según un informe recién publicado por la Academia, el lucro cesante de 2014 casi quintuplicó las ganancias en taquilla.

Por
14 de julio de 2015

571 millones de euros: eso es lo que, supuestamente, dejó de ganar el cine español en 2014 debido a la piratería. La cifra, de vértigo por lo demás, es una de las contenidas en el Anuario del Cine Español, un informe elaborado por tres empresas privadas (la agencia de estadísticas de taquilla Rentrak, Barlovento Comunicación y la consultora Media Research & Consultancy -MRC-) cuya presentación tuvo lugar ayer en la sede madrileña de la Academia de Cine. En el acto intervinieron el presidente de la institución, Antonio Resines, y la directora general del ICAA, Lorena González, que firma la introducción del volumen, además de representantes de las compañías responsables.

Aunque no se ha hecho pública la metodología empleada (“Son datos de [la entidad de gestión] EGEDA, y calcularlos es muy complicado”, comentó el presidente de MRC Fernando Labrada), y aunque el informe no lo contrasta con cifras del ejercicio anterior, este lucro cesante impresiona en contraste con unos datos que, por sí solos, llevan al optimismo. Según el Anuario, la industria nacional del celuloide recaudó durante el año pasado 125,69 millones (producto en buena parte del huracán Ocho apellidos vascos), pero esa cantidad supone algo menos de una quinta parte de lo que ha dejado de ganarse debido a las descargas en internet. Un problema en el que Antonio Resines no ha querido profundizar: “Eso es materia para otra reunión”, remachó el líder de la Academia.

Ahora bien: el informe no se corta al calificar de “claramente positivos” los datos obtenidos por la industria durante el año pasado. Además de una recaudación total que casi duplica a los 67,18 millones de 2013, destaca una cuota de pantalla “excepcional” del 24,05%, muy por encima del nefasto 14% alcanzado en 2013 y que supera en cinco puntos a la obtenida, hace dos ejercicios, gracias al éxito de Lo imposible. 

El buen resultado de 2014, en suma, hubiera resultado “impensable hace diez años”, según el responsable para Europa de Rentrak, Arturo Guillén. Resines y González, por otra parte, alabaron sus posibles efectos a largo plazo: “Parece que se ha roto la tendencia de no ir a ver cine español”, insistió el primero, mientras que la dirigente del ICAA se expresó en términos más generales. A juicio de Lorena González, “mucha gente que no iba nunca al cine ha ido a ver Ocho apellidos… y después ha vuelto a ver otras películas”.

Ahora bien, ¿en qué formato se ven esas películas? De forma casi absolutamente innovadora, el Anuario recoge resultados obtenidos por el cine español en vídeo bajo demanda (VOD), mediante datos de las plataformas Yomvi (de Canal +) Filmin. Así, aunque las cifras sean escasas (ningún dato financiero y, en el caso de Filmin, ausencia del número de reproducciones por película), podemos saber que las películas autóctonas más vistas en dichos servicios durante el año pasado fueron, respectivamente, Las brujas de Zugarramurdi (vista 121.814 reproducciones en Yomv) y la inevitable Ocho apellidos… Durante la presentación, la actitud al respecto de Antonio Resines puede calificarse de tibia: “Espero que el modelo predominante siga siendo la taquilla”, apuntó el presidente, para añadir después que las ventanas digitales no le parecen rentables “hasta que no se controle la piratería”. Lorena González, por su parte, no quiso hacer predicciones con respecto a la llegada de Netflix (el gigante estadounidense del VOD, cuya división española comenzará a funcionar en octubre), “El vídeo bajo demanda es un hecho”, adujo la líder del ICAA, “pero no sé cómo va a responder la industria”.

El Anuario del cine español, por otra parte, depara otras cuestiones interesantes. Por ejemplo, la enorme desproporción existente en el top 5 de la taquilla nacional: mientras que Ocho apellidos… superó los 55 millones, las dos siguientes películas de la lista (El Niño, con 16,7 millones Torrente 5. Operación Eurovegascon 10,78 millones) no llegaron siquiera a la mitad de esa cifra, mientras que La isla mínima ocupa el cuarto puesto con 6,10 millones. Y también conviene tener presente que menos de la mitad de las 114 películas estrenadas durante el ejercicio llegó a los 100.000 euros en taquilla.  Por otra parte, puede ser significativo el hecho de que el informe omita el coste medio de los filmes españoles estrenados en 2014. Es decir, una estimación de los gastos asumidos por las productoras para hacer las películas que acabaron llegando a los cines. Un dato que, según sentenció Fernando Labrada (MRC), “no añade nada” a una panorámica de nuestra industria.

Entre otros resultados sorprendentes (el hecho de que Exodus: Dioses y reyes figure, por cosas del régimen de coproducción, como película española más vista en el extranjero) queda la pregunta sobre si ha cambiado algo. Porque, visto con frialdad, esto nos evoca una imagen ya sabida del cine español: aquella en la que un solo filme ejerce de locomotora , aportando grandes cifras que ayudan a cuadrar las cuentas, mientras que el resto obtienen resultados entre lo estimable y lo nulo (la película nacional con peores resultados económicos, Izenik Gabe, 200 x 133, se llevó 5 euros en cines). Además, cabe preguntarse si aquello que Resines calificó como “una tendencia al alza” se mantendrá en 2015, teniendo en cuenta que (según datos calculados in situ por Arturo Guillén), el primer semestre de 2015 arroja 28 millones de euros para el cine español frente a los 73 millones amasados durante el mismo período en 2014, con un 11% de cuota de pantalla.

Respecto a esto último, el presidente de la Academia prefiere no tener dudas: “El cine español ha encontrado su público”, comentó Resines, acogiéndose al éxito en taquilla de películas como Perdiendo el norte Ahora o nuncaademás de ver los próximos estrenos de Pedro Almodóvar (Silencio), Alejandro Amenábar (RegresiónFernando León de Aranoa (Un día perfecto), además de a Ocho apellidos catalanes como balizas de cara al futuro. Con respecto a la desproporción entre grandes estrenos y producciones sin atractivo en taquilla, el presidente de la Academia prefirió generalizar: a su juicio, ese porcentaje de películas que no cubren gastos es “el de toda la vida en el cine español, y en todas las cinematografías del mundo”. La guinda del optimismo la puso Arturo Guillén: el responsable europeo de Rentrak afirmó que “no sería descabellado” acabar el año en curso con 600 millones de recaudación y un 20% de cuota de pantalla. ¿Unas previsiones exageradas? Habrá que esperar a 2016 para saberlo.

Siete películas españolas que ya deberías haber visto en HBO

El catálogo de esta plataforma de ‘streaming’ cuenta, además de con películas ‘made in Spain’, con numerosas series nacionales dignas de ver.

Siete películas españolas que no te puedes perder en Netflix

La plataforma de 'streaming' ha encontrado en las producciones nacionales, ya sean series o películas españolas, un filón digno de explotar.

FlixOlé, la mayor plataforma de cine español

La plataforma presenta un catálogo de más de 3.000 películas españolas por solo 2,99€ al mes. ¿Te lo vas a perder?