Series

Elena Irureta (Bittori): “Viendo ‘Patria’ he llorado todo lo que no lloré haciéndola”

Hablamos con la veterana actriz vasca, que da vida a Bittori en la adaptación de la novela de Fernando Aramburu para HBO.

Por
28 de septiembre de 2020

Elena Irureta (Zumaia, 1955) es como parte de su familia para el espectador vasco, que ha crecido viéndola en la pequeña y la gran pantalla. También sobre las tablas. Con más de 35 años de carrera a sus espaldas, la veterana actriz debutó en el cine de la mano de José Ángel Rebolledo en Fuego eterno, a la que seguirían títulos como La ardilla roja, de Julio Medem, Hola, ¿estás sola?, de Icíar Bollaín, Airbag, de Juanma Bajo Ulloa, o la aclamada comedia vasca Aupa Etxebeste!.

En televisión, antes de ponerse al frente de Patria, Irureta ha pasado por Al salir de clase, El comisario, Hospital Central, El tiempo entre costuras o, recientemente, Allí abajo. Actriz polifacética donde las haya, sobresaliente tanto en comedias como en dramas, ahora afronta probablemente uno de los papeles más desafiantes de su carrera.

Dar vida a Bittori, viuda de una víctima de ETA a la que seguimos durante 30 difíciles años de su vida, no es tarea fácil. Y, sin embargo, la vasca vuelve a brillar tras el sarcasmo, la sequedad, la tristeza contenida y la fortaleza de la esposa del difunto Txato (José Ramón Soroiz).

Firmada por Aitor Gabilondo, la ficción arranca con el anuncio del cese de la actividad armada de ETA en 2011, momento en el que Bittori decide volver al pueblo del que huyó tras el asesinato de su marido a manos de los terroristas. Allí se reencontrará con Miren (Ane Gabarain), íntima amiga en el pasado y madre de un miembro de ETA detenido..

Cuando hablamos con la actriz, aún quedan unos días para el estreno de Patria en HBO España (ya están disponibles los dos primeros episodios), pero Irureta confiesa que tiene “muchísimas ganas” de que la serie vea la luz. “Se ha hecho largo”, dice. Se ha hecho largo para ella, y también para nosotros, pero la espera ha merecido la pena.

¿Cómo te llega este proyecto?

Yo leí el libro en su día, mucho antes de que nadie me hablara de esta serie. Me gustó, me entretuvo mucho y, de repente, te llaman y te avisan que habrá serie de Patria. No pensaba que tuviera ninguna posibilidad de interpretar a este personaje. Imagínate la sorpresa cuando no solo me cogen a mí, sino también a Ane Gabarain, con la que llevo trabajando desde hace 35 años.

La primera serie que se hizo en eitb, Bi eta Bat, la protagonizamos Ane, José Ramón Soroiz y yo. Hemos trabajado juntos tantos años, luego en Jaun ta jabe. Qué suerte volver a coincidir los tres ahora. También hace años que conozco a Aitor Gabilondo, había hecho los guiones del El comisario, así que hemos trabajado entre amigos. Euskadi no es grande y nos conocemos todos.

Además, habéis trabajado entre amigos en una gran producción como Patria y con un personaje tan atractivo como Bittori. 

Los personajes de Patria son bombones. Es un regalo poder hacer cosas así y trabajar dos edades distintas del personaje, dos circunstancias tan difíciles, tan distintas en su vida. Hemos podido tener tiempo para hablar, para preparar las escenas con Aitor y los guionistas. Antes de empezar a rodar estaba muy claro qué se esperaba y qué es lo que se quería mostrar.

Tuvimos ensayos, mucha ayuda. Siempre digo que a mí no se me hizo difícil el rodaje porque estábamos muy cubiertos por todos lados. Cuando te encuentras con un equipo de primerísima división como el nuestro, un apoyo tremendo para nuestra interpretación, solo tienes que hacer tu parte lo mejor que puedas.

¿Ha sido más duro ver los episodios que rodarlos?

Totalmente. Fue un rodaje sencillo. El trabajo fluía, las escenas más fuertes salían. Pero cuando ves la serie una vez montada, adquiere otra dimensión muy grande. Vi los capítulos y me emocioné muchísimo porque era tremendo. El entorno, la música, esos cielos pesados, todo adquiría otra fuerza. Patria tiene una factura muy buena, todos nos quedamos sin palabras. Viéndola lloré todo lo que no he llorando haciéndola.  

¿Has conocido a muchas ‘Bittoris’ en tu vida?

No sé qué decirte. Cuando leí a los personajes en el libro me parecía que no tenían mucho color. Una persona ‘seca’ puede serlo solo en determinadas circunstancias, no siempre. Lo de que las mujeres vascas son así es un poco cliché. La gente que tengo alrededor no es así. En el libro veía a los protagonistas un poco faltos de esa humanidad que Aitor les ha dado. Aunque la serie sea prácticamente la novela, hemos trabajado en dar más humanidad a los personajes, no para que el público esté de acuerdo con ellos, sino para que simplemente los comprenda

¿Cómo ha sido hacer ese trabajo con Bittori?

Bittori se retrotrae en ese dolor. Ella no supera la muerte del Txato y no deja que sus hijos la superen tampoco; los quiere ahí con ella, en el sufrimiento. Cuando me dan un personaje lo primero que tengo que hacer es entender a ese personaje, otra cosa es que me parezca bien o mal lo que hace, ahí no me meto. Todos somos humanos y todos tenemos luces y sombras. Bittori se enroca en su tristeza y no puede salir, pero, al final de todo esto, parece que hay esperanza. La serie es muy conciliadora. Las heridas van a seguir, el abrazo final no es un abrazo de cariño, pero sí es es un abrazo de: “Terminemos con esto”. Es un abrazo tímido, pero con esperanza. 

¿Cómo crees que va a ser recibida Patria a nivel nacional e internacional?

Aunque la historia ocurra en el País Vasco, Patria es el dolor de dos familias en unas circunstancias adversas de las que cada uno sale como puede, y eso puede pasar en cualquier lugar. En el caso de Miren, por ejemplo, decide apoyar a su hijo; como madre no lo va a dejar nunca, haga lo que haga. Al final, ambas protagonistas van a sufrir toda su vida por algo externo que les ha sido impuesto, y eso se entiende en cualquier parte.

¿Qué ha supuesto Patria para ti? 

Como decía antes, trabajar un personaje con una diferencia de edad de 30 años te da muchas posibilidades, la mujer y su personalidad cambian tanto en esos años. Ha sido como hacer dos personajes en una historia. Los cambios de registro, la transformación física gracias a la caracterización, que ayuda mucho a creerte el papel… Luego tú pones tu parte, que es cómo camina esta mujer con 85 años y cómo lo hace con 55, cómo le pesan los años encima. He tenido la oportunidad de dar vida a un personaje especial de esos que no es que no suela tocarte de normal, sino que tal vez no te toca en la vida. 

Patria está disponible en HBO España. 

Solo tu póster es mi enemigo: cuando la promoción polémica va contra la obra

Acusaciones de sexualización infantil a Netflix y de blanqueamiento del terrorismo de ETA a HBO. ¿Cuánto afectan estas polémicas a la recepción de las obras?

Ya puedes descargarte series y películas en HBO España

HBO España lanza una nueva versión de su aplicación que permite finalmente disfrutar de su contenido sin conexión a internet.