Series

Alan Moore (‘Watchmen’) acusa a los superhéroes de ser fantasías racistas

Según el guionista inglés, 'El nacimiento de una nación' fue la primera película de aventureros con disfraz (del Klu Klux Klan, en este caso).

Por
21 de noviembre de 2019

ETIQUETAS:

  • ¿Pensabas que Martin Scorsese odia a los superhéroes? ¿Te pareció que Ken Loach iba a machete con sus declaraciones sobre el género? Pues todavía no has visto nada. Gracias a la serie de Watchmen, el guionista Alan Moore está más en el candelero que nunca en mucho tiempo. Y, gracias a la magia de internet, ahora podemos disfrutar de una entrevista en la que hace picadillo (para variar) a los aventureros con disfraz y a la industria creada en torno a ellos.

    “El impacto de los superhéroes en la cultura popular es tremendamente bochornoso y no poco preocupante”, declaró Moore en 2017 al periódico brasileño Folha de Sâo Paulo, en una charla recién traducida por Alan Moore World (vía The Playlist). El escritor inglés señala que, si bien el género pudo servir hace tiempo para “estimular la imaginación de los lectores de 12 o 13 años”, su condición actual de übermenschen franquiciados” tiene “una función diferente que sirve a intereses diferentes”.

    A continuación, Moore expone argumentos ya conocidos para sus lectores. En especial, que la pervivencia de los superhéroes refleja el estancamiento de una cultura pop que se niega a avanzar. “La popularidad de esas películas me sugiere cierto grado de retraso emocional autoasumido, combinado con un entumecedor estancamiento cultural que puede apreciarse tanto en los cómics como en el cine, la música popular y, en general, en todo el espectro cultural”, afirma con su florido verbo de costumbre.

    Pero la acusación más grave de Moore es la que señala a los supertipos como “sueños supremacistas blancos sobre una raza superior”. Salvo por “una pizca de personajes no blancos (y de creadores no blancos)”, los cómics y los personajes son incómodamente monocolores. Y todavía va más allá: “Hay buenas razones para asegurar que El nacimiento de una nación, de D. W. Griffith, fue la primera película de superhéroes en EE UU, y el origen de toda esa fascinación por las capas y las máscaras”.

    Por si no identificas la referencia de Moore, El nacimiento de una nación (1915) es uno de los filmes más incómodos de la historia del cine. Se trata de una apología del racismo (y de los linchamientos del Klu Klux Klan) realizada por el director que ideó, en buena parte, el lenguaje narrativo de las películas mainstream. Todo un esqueleto en el armario, por así decirlo.

    Irónicamente, esta acusación de Alan Moore entronca con la Watchmen de Damon Lindelof, una serie en la que los conflictos raciales de EE UU tienen una importancia capital. ¿Se fijó el guionista de Perdidos The Leftovers en esta entrevista cuando incubaba su proyecto? Jamás lo sabremos. Pero sí lamentaremos, y mucho, que la industria del cómic le haya dado tantas razones a Alan Moore para abominar de ella.

    10 años desde la mejor película de superhéroes: ‘Watchmen’

    Cuando oyes por ahí “cine de superhéroes”… no solo puedes pensar en Marvel. Es nuestro deber recordar que 'Watchmen' sigue siendo la mejor.

    ¿Es la ‘Watchmen’ de Zack Snyder una buena adaptación, o solo una gigantesca fotocopia?

    Ahora que cumple diez años y se estrena una nueva revisión desarrollada por Damon Lindelof, es buen momento de examinar sus virtudes y defectos.

    Miracleman: el ‘¡Shazam!’ oscuro del creador de ‘Watchmen’

    Miracleman, el reverso tenebroso e indie de Shazam escrito por Alan Moore, es una obra maestra del cómic que ha inspirado a directores como Zack Snyder.

    ‘La Liga de los Hombres Extraordinarios’ tendrá otra oportunidad

    Fox prepara un reinicio de la adaptación de los cómics de Alan Moore y Kevin O'Neil donde varios personajes de clásicos de la literatura actúan como agentes secretos.