¿Y si la nueva trilogía de ‘Star Wars’ nunca hubiera sucedido? Disney podría tener planes al respecto

Y de paso, Luke Skywalker recuperaría protagonismo incluso evitando el destino fatal que le deparaba 'Los últimos Jedi'.

Por
31 de julio de 2020

¿Eres fan o hater de las nuevas entregas de Star Wars? O tal vez pases del tema. No dudamos de que Disney puso mucho empeño y mimo, y muchos recursos y talento al servicio de la trilogía más reciente, con dos películas dirigidas por J.J. Abrams y una por Rian Johnson. Los taquillazos que lograron también son irrebatibles, aunque fueran de menos a más (y el de menos en el caso de El ascenso de Skywalker aún no queda claro si por motivos propios o arrastrando la división de opiniones que generó Los últimos Jedi). Además, las tres están generando excelentes beneficios en merchandising.

El despertar de la fuerza, aunque siguiera los esquemas de la película original de 1977, desató la euforia de los warsies y no tan warsies, también con sus más o menos, Pero algo se rompió a partir de la segunda. ¿Decisiones incorrectas sobre el destino de algunos de los personajes? ¿Nuevos protagonistas que, tal vez, no eran tan carismáticos como cabría esperar? ¿El guion no estuvo a la altura? O… ¿un cambio de rumbo que le sentó estupendamente a la franquicia? Cada uno tendrá su opinión, pero el caso es que la nueva trilogía hace tiempo que ha desencadenado fuertes discrepancias también en el seno de Disney y Lucasfilm.

Una ‘guerra civil’ que no afectaría a los superhéroes de Marvel sino a Kathleen Kennedy, la veterana y más que acreditada productora (desde Regreso al futuro a Parque Jurásico y otros de los mayores éxitos de Spielberg y su compañía Amblin) y una de las máximas responsables, tras las cámaras, de conducir a buen puerto las nuevas películas; y por otro lado a los que apoyarían las ideas de Jon Favreau, on fire tras el éxito de la serie The Mandalorian y aliado con Dave Filoni, el showrunner de las series de animación The Clone Wars, La Resistencia y Rebels de Star Wars.

Los rumores al respecto los ha aireado sobre todo el youtuber Overlord Doomcock, experto en la saga galáctica, o en cuestiones de Marvel, asegurando en su canal de Youtube que Disney y Lucasfilm se estarían planteando seriamente proseguir con una nueva trilogía, lo que no tendría nada de especial (ya hay varias películas más en proyecto), si no fuera porque esta futura trilogía incluso podría eliminar por completo, borrar del mapa, los hechos de El despertar de la fuerza, Los últimos Jedi y El ascenso de Skywalker.

¿Cómo? La acción podría iniciarse unos diez años después de lo acontecido en El retorno del Jedi y con un Luke Skywalker que retomaría el protagonismo. “He hablado sobre todas las opciones que conciernen a Star Wars y, específicamente, me han dado tres escenarios sobre los que se estarían debatiendo para borrar la trilogía secuela y marcar el futuro de Star Wars. Uno bueno. Uno malo. Y uno que es legítimamente bueno/neutral”, asegura el youtuber.

Y las tres opciones que se contemplan, según los rumores e informaciones que maneja Doomcock (y remarcando que ninguna de ellas es todavía una apuesta o proyecto en firme), los recoge al web Bounding Into Comics y serían las siguientes:

“El largo adiós”

Este primer escenario es el que Doomcock considera el peor. Lo considera como una especie de “soft reboot”, un reinicio o simplemente “retocar” las tres películas ya hechas para introducir algunos cambios y añadidos. Se partiría de la idea de que Luke sigue pensando que su sobrino Ben Solo, el hijo de Leia y Han, es una amenaza porque abrazará el lado oscuro, pero se debatiría en un intenso dilema moral. Destacar en este punto que uno de los recursos que se utilizarían, para advertir a Luke de las consecuencias que podría sufrir si mata a Ben, tendrían que ver con el Velo de la Fuerza (un concepto que explicaremos en la segunda opción).

Ben acabaría convirtiéndose en Kylo Ren. Mientras, Luke también entrenaría a Rey, como lo hizo en Los últimos Jedi. Y, bueno, en definitiva, todo quedaría más o menos igual, pero con algunas modificaciones. La más sustancial es que Luke no moriría, por lo que en El ascenso de Skywalker se añadiría una escena dejando claro que sigue vivo. Cabe recordar que el mismo Mark Hamill se mostró en contra del destino que corría su personaje en manos de la película que dirigió Rian Johnson. Incluso llegó a ironizar sobre el tema.

“El gran borrado”

Naturalmente, esta sería la situación más drástica: borrón y cuenta nueva. Pasar de la nueva trilogía. O, bueno, dejarla allí pero sin que marcara canon, trasladándola a otro plano. Y es la opción que más le gusta a Doomcock. Para ello se recurriría al Velo de la Fuerza, una idea que se implantó en la cuarta temporada de la serie de animación Star Wars: Rebels (en el episodio 13 titulado Un mundo entre mundos), una especie de limbo místico con una concepción distinta del tiempo y el espacio. Una excusa para empezar desde cero en un universo paralelo.

Empezaría una década después de El retorno del Jedi, en la misma línea temporal que The Mandalorian (por esto es también la idea que apoyarían Favreau y Filoni). La princesa Leia no volaría por el espacio como Mary Poppins; Kylo, Ren y los demás no aparecerían, Luke no bebería leche verde y tampoco moriría y, en cambio, Palpatine sí que habría fallecido definitivamente después de El retorno del Jedi. “Me han dicho que, afortunadamente, no contarían con otro intérprete para encarnar a Luke Skywalker. Si Mark Hamill no aceptara, entonces pasarían a la tercera opción”, explica Doomcock. Además, podría suponer que el mismo George Lucas se implicara en parte del proyecto.

“El retorno de Lucas”

En esta opción, George Lucas haría la trilogía secuela sin contar con ninguno de los intérpretes clásicos (ni Mark Hamill ni Harrison Ford), completamente indiferente a la nueva trilogía iniciada por El despertar de la fuerza para seguir con otra sin dar ninguna explicación más.

Pero el youtuber insiste en que no hay nada en firme encima de la mesa y que, al mismo tiempo, todas las opciones se están planteando. Lo que sea con tal de reavivar el interés, algo o bastante mermado (certificado por el pinchazo en cines de Han Solo: Una historia de Star Wars), en las películas de esa galaxia muy lejana.

Mark Hamill, Billie Lourd y los fans de ‘Star Wars’ recuerdan a Carrie Fisher por su 64 cumpleaños

La actriz fallecía trágicamente en 2016, pero el cariño entre la gente hacia ella está más presente que nunca.

Mark Hamill explica por qué las escenas eliminadas de ‘Star Wars’ eran tan importantes

La introducción original de Luke Skywalker en la Galaxia puede verse ahora en Disney+.

¿Dirigirán los hermanos Russo un ‘spin-off’ de Luke Skywalker?

Disney no parece aún dispuesta a finiquitar las posibilidades de la saga de los Skywalker.

‘Star Wars’: Mark Hamill no quería que ‘El retorno del Jedi’ tuviera un final feliz

El intérprete de Luke Skywalker le echó en cara a George Lucas que el desenlace de la saga fuera tan blando y predecible.