Se cumplen 30 años del orgasmo de Meg Ryan (y otras curiosidades de ‘Cuando Harry encontró a Sally’)

Si al leer sobre su aniversario te entran ganas de revisionar 'Cuando Harry encontró a Sally', te contamos seis curiosidades sobre este clásico.

Por
19 de julio de 2019

¡Cómo pasa el tiempo! Cuando Harry encontró a Sally, la comedia romántica de Rob Reiner y Nora Ephron, cumple ya 30 años desde que se estrenó en Estados Unidos. Pero, a pesar de su avanzada edad, la cinta se conserva estupendamente. Muestra de su buena salud es que el orgasmo fingido de Meg Ryan en el restaurante ha quedado en el imaginario colectivo y sigue despertando risas y recibiendo homenajes en otras películas y series.

Si al leer sobre el aniversario de esta mítica película no puedes frenar tus ganas de volver a verla y soltar alguna lagrimilla, como el hijo de la protagonista, te comentamos algunas curiosidades de Cuando Harry encontró a Sally para que las disfrutes durante su revisión este fin de semana:

1.- Homenaje a Confidencias de medianoche

Cuando los personajes principales hablan por teléfono y se muestran al espectador en una pantalla partida (cada uno en una localización diferente aunque podemos ver a los dos a la vez) se trata de un homenaje a Confidencias de medianoche, la película de 1959 dirigida por Michael Gordon.

2.- Rompiendo moldes de los clásicos románticos

A pesar de que Cuando Harry conoció a Sally se ha convertido en un clásico del género, en su época fue todo lo contrario a lo que solían ser las películas románticas, al menos, en cuanto a guion se refiere. Normalmente, en este género, uno de los miembros de la pareja protagonista tenía una relación anterior con otra persona que no le complementaba o existía un problema o malentendido que separaba a los personajes. Es decir, siempre había un hecho externo que distanciaba a la pareja principal. Sin embargo, en esta película no se cayó en ninguno de esos clichés: lo único que separa a los protagonistas son sus rayadas e inseguridades, como a cualquier pareja de la vida real.

 3.- El orgasmo de Meg Ryan

Cuando se rodó esta escena no había ninguna intención de fingir un orgasmo, solo tenían que hablar sobre ello. Fue idea de la actriz protagonista que Sally fingiera uno, y funcionó tan bien que en el restaurante de Nueva York donde se rodó esta escena todavía lo utilizan como reclamo.

4-. A vueltas con el título

De las pocas cosas que no convencían a Nora Ephron de la película era el título. De hecho, la producción barajó algunos antes cuyas traducciones serían algo así: Chico conoce a chica, Blue Moon, Palabras de amor, Tenías que ser tú, Harry, Esta es Sally, o Cómo se conocieron.

5.- Un toque de autenticidad

Un golpe de efecto de Cuando Harry encontró a Sally es que las historias de amor que cuentan las distintas parejas a lo largo del metraje son historias de personas reales, aunque narradas por actores.

6.- ¿Premonición?

En una de las escenas, el personaje de Billy Crystal  aparece leyendo el libro Misery, de Stephen King. Precisamente, esta fue la siguiente película que dirigió Rob Reiner.

El mensaje fascista de ‘El club de la lucha’ y otras 19 cosas que no sabías

Se cumplen 20 años de esta obra maestra y para celebrarlo recopilamos 20 curiosidades sobre el filme más chungo de David Fincher

¿Por qué ‘American Pie’ merece un reboot?

No hemos vuelto a mirar una tarta de manzana igual…

‘(500) Días juntos’: Los protagonistas recuerdan el décimo aniversario de la cinta

¿Quién no se acuerda de la historia de amor fallida de Tom y Summer?

Tyrone Power: cómo pasar de mono asustado a galán rompecorazones

Esta es la historia de una de las estrellas más atípicas del Hollywood clásico, que falleció en Madrid mientras rodaba en los desaparecidos estudios Sevilla Films.