“Sayonara, baby”: La secuela de ‘Terminator: Génesis’ ha sido cancelada

Paramount ha decidido dejarla fuera de su calendario y en su lugar estrenarán 'Los vigilantes de la playa'.

Por - 21 de enero de 2016

Es la crónica de una muerte anunciada. A Terminator: Génesis los críticos la despellejaron y los fans no la apoyaron en taquilla. Fue el peor estreno de la franquicia. Y Paramount, después de estudiar todos los informes sobre todas las secuelas que se habían planteado ha decidido dejarla fuera de su calendario. En su lugar ha entrado Los vigilantes de la playa, que se estrenará el 19 de mayo de 2017, fecha que había sido guardada para la próxima aventura de Sarah Connor.

El estudio ha perdido la fe en esta franquicia. Tras las malas cifras en taquilla, no llegó a los 89 millones de dólares, Paramount dejó en suspenso las secuelas por tiempo indefinido. Después informaron sobre un reajuste en las películas. La expresión reajuste, que suena a código rojo, les ha llevado a tirar la toalla.

Terminator: Génesis tenía la presencia de Arnold Schwarzenegger, y además hacía un recorrido por sus tres edades, una bomba de relojería para nostálgicos. Pero ni eso ha podido evitar que los fans compren este reinicio de la saga que probablemente haya sido una de las película más decepcionantes del pasado año.

Arnold Schwarzenegger debuta como rapero

¿Cómo anda de flow el actor de 'Terminator'? Ahora podemos descubrirlo gracias a este tema del cantante Andreas Gabalier, en el que se marca un 'featuring'.

‘Terminator: Destino Oscuro’ – Primer tráiler y póster

Sarah Connor (Linda Hamilton) arrasa en el regreso de la franquicia más cíborg. ¿Se habrá acabado la mala racha del serial?

Arnold Schwarzenegger no presentará cargos contra su agresor

El actor de origen austríaco sufrió un ataque durante un evento deportivo en Sudáfrica, pero parece que no quiere tomar represalias

Arnold Schwarzenegger sufre una agresión en Sudáfrica

El actor de origen austríaco ya ha revelado vía Twitter, con gran sentido del humor, que está ileso y no hay de qué preocuparse