‘Klaus’: El tierno origen de Papá Noel tiene sabor español

La ópera prima de animación de Sergio Pablos, producida por Atresmedia y distribuida por Netflix, está consiguiendo las alabanzas del público y la crítica internacional.

Por
13 de enero de 2020

En España se hace buen cine de animación. Es una realidad. Hace tan solo unos días nos enterábamos de que Klaus se convertía en una de las películas con mayores nominaciones en los Annie Awards y, hoy mismo, nos enteramos de que el film se ha colado entre las nominadas a mejor película de animación en los Oscar 2020. Toda una sorpresa. Los prejuicios hacia el cine español han impedido que en los últimos años muchos espectadores hayan podido disfrutar de joyas cinéfilas patrias del calibre de Nocturna, una aventura mágica, Chico y Rita o Arrugas, a pesar de lo cual, algunos films como Tadeo Jones y Atrapa la bandera conseguían situar en órbita a este género entre el gran público. Hechos aislados por desgracia.

La popularización de las plataformas de video on demand en España están creando una apertura por la que que los productos audiovisuales españoles (en este caso Atresmedia) pueden tener una mejor distribución y una mayor exportación en el extranjero. Un aspecto innovador en la industria (pese a algunas voces discordantes) que hace que proyectos como el de Sergio Pablos esté cosechando las buenas palabras de los críticos y los espectadores de todo el mundo.

El origen de Santa Claus

Con un tono inicial similar al goticismo de films como el de Pesadilla antes de Navidad de Henry Selick o La novia cadáver de Tim Burton, la película deriva progresivamente en el estilo característico de obras que durante años han enamorado a los espectadores, como el Polar Express de Robert Zemeckis (Forrest Gump, Regreso al futuro). Una película por y para la Navidad, para enamorados de esta festividad.

En ella, Jesper es un joven malcriado que posterga el legado familiar como heredero del Imperio de los carteros, mientra estudia en la Real Academia Postal. El joven huye constantemente de sus responsabilidades, lo que hace que su padre decida castigarle con el desempeño de la profesión en una isla remota: Smeerensburg. Cuando llega allí descubre que su plácida vida cambia por la de un lugar oscuro, frío y repleto de enemistades entre dos familias. La eterna historia de los Capuleto y los Montesco revisitada.

Esta animadversión entre bandos hará que vea imposible cumplir el reto de su padre para regresar a su casa: entregar 6.000 cartas. Además, no solo los pueblerinos se lo pondrán difícil, sino que la profesora del pueblo- reconvertida en carnicera- y el barquero graciosete harán que su instalación en el lugar se complique. Aunque del amor al odio, y viceversa, solo hay un paso. Cuando en su camino se cruza el atormentado Klaus, y sus juguetes,  la puerta hacia la libertad a través de las cartas de los niños estará muy cercana. Jesper no dudará en sacar a relucir todo su arsenal de artimañas. Aunque la aparición de la niña lapona Margu y su familia harán que su corazón se reblandezca. Sin embargo, la relativa paz provocada en el lugar no gustará a muchos y todo se complicará.

Arriba la amistad, abajo el amor

Seamos sinceros, el libreto no cuenta nada nuevo pero, sin embargo, atrapa de inicio a fin. Una historia para grandes y pequeños que consigue enamorar con su alegato sobre la amistad, la superación personal y la capacidad de las personas de perdonar. Porque como bien reza una de las citas más utilizadas en el guion del título: “un sincero acto de bondad siempre provoca otro”.

No es la única película que ha puesto en primera línea el tema de la amistad. Este mismo año, otra de las cintas de animación españolas más laureadas, como ha sido Buñuel en el laberinto de las tortugas (Salvador Simó), se introducía en la relación amistosa entre Luis Buñuel y Ramón Acín como eje central de la narración, que pasaría a la historia. Algo que vuelve a repetirse con Jesper y Klaus, y el origen de uno de las figuras míticas de la Navidad, llamémosle San Nicolás, Santa Claus, Papá Noel o viejo gordinflón. Aunque la historia sí que acaba cayendo en los vicios del amor reiterativo, es de agradecer que la historia no gire en torno a ello. Quizás debamos de agradecer este hecho a la valentía de películas recientes como Frozen, con Elsa y su alegato por la soltería.

El extenso trayecto de Pablos

A pesar de ser pensado como un proyecto español y tener la colaboración en la producción de Atresmedia, la nueva película no ha dudado en lanzarse al mercado internacional vendiendo un extraordinario elenco de lujo. Jason Schwartzman (Academia Rushmore, Moorinse Kingdom) pone voz a Jesper y J.K. Simmons a Klaus (Whipash, Juno). Completan el elenco, Rashida Jones como Alva, Joan Cusack como Mr. Krum o Will Sasso como Mr. Ellingboe, entre otros. No por ello el doblaje en el español ha sido menos espectacular, con Quim Gutiérrez (Jesper), Luis Tosar (Klaus) y Belén Cuesta (Alva).

El propio Pablos tiene su propia aparición a través de varios personajes secundarios. La aportación del cineasta al género de animación ya tiene un larga trayectoria. Animador y guionista español, su carrera empezó a despuntar en 1993 con su desempeño como animador oficial en El bosque de colores (Charles Grosvenor y David Michener). Después de este importante trabajo vendría su momento de gloria colaborando en los diseños de personajes de películas de Disney como A Goofy Movie, El jorobado de Notre Dame, Tarzán  o el Planeta del Tesoro. De la mano de esta última, vendría su primera nominación a los Premios Annie.

Tras la salida de Disney, las oportunidades de Pablos continuarían de la mano de Columbia y su parte activa como creador de la franquicia Gru. Mi villano favorito, basada en su propia historia Evil Me. Esto haría que en 2010 recibiera una candidatura al Globo de Oro y siguiera trabajando en películas como Río o Samallfoot. El resto ya es historia.

Klaus ya está disponible en Netflix.

16 películas para niños que puedes ver en casa

La mejor solución ante el cierre de los colegios: aprovechar el VOD para darle a tus peques un cursillo avanzado de cinefilia.

Los Oscar 2020 no quieren a Netflix

Tras el triunfo de 'Roma' en 2019, los fracasos de 'El irlandés' y 'Klaus' suponen un sonado batacazo en los premios para la plataforma de VOD.

Oscar 2020: ‘Toy Story 4’ arrebata la victoria a la española ‘Klaus’

Pese a su gran trayectoria en galardones como los Annie Awards o los BAFTA, la película de Sergio Pablos no ha podido contra los juguetes de Pixar.

‘Klaus’: todos los premios en los que ha triunfado la película de animación

El film español de Sergio Pablos continúa sumando éxitos en los eventos cinematográficos más importantes del mundo, por delante de lo último de Disney.