El club del cine español ‘teen’

Ha tardado en irrumpir, pero el cine patrio para adolescentes ya es un fenómeno en nuestras carteleras (y fuera de ellas). ‘El club de los incomprendidos’ es la última apuesta.

Por
23 de diciembre de 2014

¿Qué ha de tener el cine español para adolescentes para convertirse en un fenómeno dentro y fuera de las salas de cine? En El club de los incomprendidos la fórmula es clara: una protagonista guapa y un punto rebelde, un grupo de amigos formado por distintos arquetipos teen (el guapo pero algo atormentado, el tímido romántico, la chica de mala fama pero quebradiza, la deportista exigente y la rara sensible); un romance prohibido y un Madrid de caramelo que ya le gustaría a su alcaldesa. Pero para llegar a dar con la ecuación perfecta , el cine español ha experimentando con distintas recetas y elementos para convencer a un público más exigente de lo que los mayores de 18 años creemos.

Si hace tan sólo un par de años nos preguntábamos desde estas mismas líneas si existía un cine español para menores de 18 años, hoy podemos asegurar que todo aquel que sufra la edad del pavo ya puede echar mano del (todavía) pequeño canon de películas que abrazan el angst adolescente ibérico: comedias de instituto, personajes acnéicos, romances primerizos que ruborizan a sus protagonistas pero también a los espectadores, y películas de tono salvaje. Bienvenidos al club del cine español teen.

El club de los incomprendidos (2014)

¿Qué cuenta? Valeria odia haberse mudado con su madre a Madrid y tiene miedo de no volver a tener amigos, pero no tarda en descubrir que otros cuatro chavales se sienten tan incomprendidos como ella. Para creerse tan marginados lo cierto es que se lo pasan de miedo, pero claro, así es la adolescencia. Más que rebeldes, sin embargo, estos jóvenes milénicos son adictos al Whatsapp y a los blogs de cotilleos.

¿Quién hay detrás? El origen de todo se encuentra tras el pseudónimo Blue Jeans,  escritor sevillano cuyo verdadero nombre es Francisco de Paula, y tras una trilogía de novela juvenil que ha vendido más de 250.000 libros en nuestro país.

¿Y delante? A una nueva generación de actores dispuestos a comerse la pantalla: Charlotte Vega, Alex Maruny, Ivana Baquero, Michelle Calvó, Andrea Trepat y Jorge Clemente, una suerte de club de los cinco más uno (Patrick Criado) y un detallado abanico arquetípico del adolescente actual. También Raúl Arévalo, que parece que le cogió afición a lo de hacer de profesor después de Promoción fantasma.

Repercusión en las aulas: Muy alta. Si al fenómeno editorial que han supuesto las novelas de Blue Jeans le sumas una maquinaria promocional perfectamente engrasada e intensa, tenemos la película adolescente de la Navidad. Seguramente del año. Y todo esto sólo acaba de comenzar…

Promoción fantasma (2011)

¿Qué cuenta? Promoción fantasma casi podría ser el spin-off macarra de El club de los incomprendidos. No sólo encontramos a Raúl Arévalo como profesor de una pandilla de estudiantes inadaptados, sino también a Alex Maruny entrenando en su papel de ligón de chaqueta cruzada. Claro que aquí los alumnos no son unos marginados, el problema es que están muertos y para poder pasar al otro barrio como Dios manda han de aprobar sus asignaturas pendientes. Suena sobrenatural decir que estamos ante un John Hughes a la española, pero ver es creer.

 ¿Quién está detrás? Javier Ruiz Caldera, el artífice de la descacharrante Spanish Movie, junto a los guionistas Cristobal Garrido, conocido por la webserie Con pelos en la lengua, y Adolfo Valor, de El intermedio y Homo Zapping. Una mezcla explosiva, como la mujer ídem de la comedia de John Hughes, su faro guía.

¿Y delante? Los ases de la nueva comedia española, de Alexandra Jiménez a Joaquín Reyes y Carlos Areces, junto a sangre fresca como Andrea Duro, Jaime Olías, Alex Maruny, Anna Castillo, Javier Bódalo y Aura Garrido.

Repercusión en las aulas: Media. A medio camino del homenaje hughesiano y de los chistes para adolescentes, esta comedia se queda en un purgatorio extraño al que pocos menores de 18 años se atreven a acercarse. Pero como punto de inflexión en el género su papel es indiscutible.

El diario de Carlota (2010)

¿Qué cuenta? Carlota está en plena edad del pavo y anda muy interesada en el sexo y en dos chicos: el perfecto y el deportista guapo pero malote. Y todas sus inquietudes hormonales quedan registradas en su diario, como si fuera una Bridget Jones menor de edad, para narrar en primera persona cómo es tener dieciseis años en el siglo XXI.

¿Quién está detrás? Pues otra novela juvenil de éxito: El diario rojo de Carlota, de Gemma Lienas, compendio de una saga que ha consquistado a un buen número de lectores y lectores que aún cursan la ESO.

¿Y delante? Chavales curtidos en la televisión, que como todo el mundo sabe es la mejor cantera de los jóvenes actores: Andrea Ros, David Castillo (Aída) y Maxi Iglesias (a quien muchos hoy reconoceréis como el galán de Velvet).

Repercusión en las aulas: Baja. Aunque El diario de Carlota tenía en su verosimilitud su mejor baza y en su amable visión de la pubertad una puerta para todos los chavales que no se ven a sí mismos como los fiesteros locos que muchos adultos ven en ellos, su escasa promoción y su poca circulación han provocado que su influencia en los chicos y chicas de hoy en día sea nula. Habrá que darle otra oportunidad.

3 metros sobre el cielo (2010)

¿Qué cuenta? En 3MSC, Babi se enamora hasta las trancas de Hache, un cachas barriobajero al que también le ponen las carreras de motos ilegales. Un Romeo y Julieta interclasista ambientado en Barcelona y tan intensamente teen y tan escurridiza como una canción de Dorian. No en vano el grupo barcelonés forma parte de su banda sonora.

¿Quién está detrás? Federico Moccia y su best-seller homónimo que no sólo le hizo ganar una señora fortuna sino también hacerse dueño de los estantes de las librerías italianas y españolas. 3MSC fue sólo el principio del fenómeno Moccia, que también ha parido Tengo ganas de ti, Perdona quiero casarme contigo y Perdona si te llamo amor.

¿Y delante? María Valverde y Mario Casas, la bella y el bello (musculado) del cine español e ídolos de miles de jovenzuelos atrapados por la fotogenia de sus personajes.

Repercusión en las aulas: Extrema. Taquillazo indiscutible del cine español de este siglo XXI, 3MSC rompió corazones y estadísticas y llevó a una nueva generación atrapada en las sitcoms teens a una sala de cine. Su filosofía rosa aún forma parte del ideario de muchas post-adolescentes románticas.

Mentiras y gordas (2009)

¿Qué cuenta? La historia más morbosa sobre la chavalada patria: amigos y amantes entre el instituto y la facultad se ponen más que a tono a lo largo de un fin de semana en el que no faltan raves, drogas y mucho sexo. Adolescentes de día, petardos de noche. Algo así como el Kids cañí.

¿Quién hay detrás? La ex ministra Ángeles González-Sinde como guionista y la pareja de directores Alfonso Albacete y David Menkes.

¿Y delante? Actores mediáticos y que despiertan la líbido en uno y otro sexo: Hugo Silva, Mario Casas, Yon González, Ana Polvorosa, Ana de Armas, Alejo Sauras y Maxi Iglesias.

Repercusión en las aulas: Lujuriosa. Pese a las malas críticas, arrasó en taquilla y se convirtió en referente en la ficción de la juventud que quemaba sus días y sus noches a finales de los 2000. Tan sólo ha cumplido cinco años, pero aún y así buena parte de sus actores siguen considerándose sex-symbols de nuestro star system. Pasa el tiempo, pero las mentiras gordas siguen presentes en la memoria.