Así se hizo la escena de sexo más realista de Hollywood

Donald Sutherland explica cómo se rodó su escena de cama con Julie Christie en 'Amenaza en la sombra', la mayor cima sexual del cine comercial.

Por
27 de agosto de 2019

Desde el inicio de la historia del cine ha habido un enorme interés por capturar el acto sexual delante de la cámara. (O, al menos, a gente desnudándose; bien lo sabía Eugène Pirou). A medida que el invento del cinematógrafo fue ganando relevancia social, distintas oleadas de puritanismo y censura erradicaron ese tipo de contenido de las producciones mainstream relegándolo a su propio circuito privado sin que el sexo dejara de ser un reclamo evidente en películas que vendían transgresión vinculada al alto voltaje que lograban con sus escenas sexuales.

Amenaza en la sombra, el filme de terror dirigido por Nicolas Roeg en 1973, sigue siendo a día de hoy un ejemplo inigualado en términos de realismo, intimidad y erotismo dentro del cine de Hollywood. Hasta tal punto llamó la atención la escena de sexo entre los personajes de Julie Christie Donald Sutherland que causó una gran controversia por su realismo. A pesar de que se trataba de un coito simulado y no una escena de sexo real, la inusual claridad explícita con la que se muestra el acto sexual entre los dos protagonistas llevó a que la British Board of Film diera a la película calificación X, la reservada al cine pornográfico.

Al plantear el rompedor montaje de la escena, el avispado Nicolas Roeg precisamente lo que pretendía era confundir a los comités censores. La escena de sexo, con un cunnilingus muy comentado en la época, se muestra fragmentada en planos cortos y rápidos, yuxtapuestos con imágenes de la pareja vistiéndose después del acto sexual para salir a cenar. “La revisaron al milímetro y no encontraron nada que pudieran objetar. Al cortar así la escena y poner a la pareja siempre en una posición diferente, el público puede imaginar fácilmente lo que ocurre, pero técnicamente hablando no se ve nada explícito”, explicó su estrategia el cineasta.

“No se hacían escenas así en aquella época”, asegura Julie Christie. “No teníamos ejemplos en los que fijarnos, no había modelos que seguir… Simplemente puse la mente en blanco y Nic [Roeg] nos daba instrucciones”. El resultado en la actuación de Christie y Sutherland es tan íntimo y resulta tan creíble que es famosa la reacción que tuvo Warren Beatty, por entonces pareja de Christie. El actor voló a Londres para pedir al productor Michael Deeley que la escena fuera eliminada del montaje final de la película, según contó el propio Deeley al Daily Express.

Años después de la polémica, después de distintas afirmaciones y desmentidos variados –Peter Bart, ejecutivo de Paramount en la época, afirmó en un libro que había visto a la pareja copulando de verdad, pero el productor Peter Katz asegura que ni siquiera estuvo presente durante el rodaje de la escena–, a día de hoy Donald Sutherland sigue recibiendo preguntas sobre el grado de simulación o no que hubo durante la realización de la escena de sexo.

En una entrevista reciente a cuenta de El viaje de sus vidas para Vulture, Sutherland explicó con detalle cómo se rodó la escena de sexo de Amenaza en la sombra. “Estábamos solos en la habitación, rodeados de cámaras Arriflex”, recuerda el actor. “No puedo hablar por Julie [Christie], pero yo nunca me desnudo delante de nadie. ¡Ni siquiera de mis propios hijos! Solo me desnudo delante de mi mujer. Yo era tímido, ella [Julie Christie] también, pero nos sobrepusimos a nuestra timidez, entramos en la habitación y nos quedamos como Adán y Eva esperando a que alguien nos diera una manzana”.

“En una esquina del cuarto estaba Nic Roeg, junto a Tony Richmond [el director de fotografía] con dos cámaras Arriflex. Y una de esas en marcha suena igual que una máquina de coser puesta de metanfetaminas”, prosigue Sutherland. “Así que no se podía filmar con sonido directo. Eran tomas muy cortas, de 15 a 20 segundos. Fue literalmente en plan: ‘Julie, túmbate de espaldas. Donald, acerca tu cabeza a la suya’. AAAAGHHHH [ruido de la cámara rodando]. ‘Ahora, Julie, mueve la cabeza hacia el otro lado’. AAAAGHHHH. ¡Todo el rato fue así! Quitaba cualquier tipo de visceralidad al momento. Pero luego, lo que hizo Roeg cuando lo montó, fue perfecto. Sin sonido, solo música. Estoy muy orgulloso de aquello. Hasta he llamado a uno de mis hijos como él [Roeg Sutherland]”.

Por supuesto, el actor se refiere a la partitura del italiano Pino Donaggio para la película. Un ingrediente imprescindible para obtener la escena de sexo más realista, pero también tierna y emocionante, de la historia de Hollywood.

Amenaza en la sombra disponible en Vodafone TV

Donald Sutherland recibirá el Premio Donostia en el Festival de San Sebastián 2019

La entrega del premio honorífico en reconocimiento a toda la carrera del actor canadiense tendrá lugar antes de la proyección del thriller ‘The Burnt Orange Heresy'.

Fallece el cineasta Nicolas Roeg a los 90 años

Nicolas Roeg, el realizador de títulos como 'Performance', 'Amenaza en la sombra' o 'Contratiempo' fallece a los 90 años

Si gritas, pierdes: los 25 mejores sustos de película

Silencio seguido de un violento ataque de violines, un cambio repentino de plano, una aparición inesperada... Controla las pulsaciones con los mejores sobresaltos del terror.

#TERRORMANÍA: ¿Por qué nos gusta tanto el terror de los 70?

La década de la música disco también generó los sustos más memorables del cine. Te explicamos por qué fue así.