10 motivos para seguir riéndose con ‘Aterriza como puedas’ (aunque hayan pasado 40 años)

Una de las comedias más divertidas de todos los tiempos es una impagable colección de gags, ocurrencias, frases, réplicas y detalles visuales.

Por
02 de julio de 2020

La historia era la de los pilotos y buena parte del pasaje indispuestos a causa una intoxicación alimentaria. La única oportunidad de lograr aterrizar el avión sanos y salvos era un ex piloto de guerra traumatizado. Así que el trío conocido como ZAZ (David Zucker, Jim Abrahams y Jerry Zucker) quisieron evitar conflictos judiciales por plagio haciéndose con los derechos del remake de Suspense… hora cero (Zero Hour, 1957). Solo que ellos tenían en mente realizar una versión muy, pero que muy distinta, a la de la película que había dirigido Hall Bartlett.

Y lo que tenían planeado se convertiría en una hilarante y antológica colección de gags, frases, réplicas e interpretaciones a costa de las películas del subgénero de catástrofes, con la saga de Aeropuerto a la cabeza, que tan taquilleras habían sido durante los años 70. Además de homenajes y guiños a otras populares películas.

La lista que elaboró el American Film Institute (AFI) aún la sitúa como la décima comedia más divertida de toda la historia. Y para conmemorar el estreno de su estreno, el 2 de julio de 1980 en los cines norteamericanos (aquí llegaría el 18 de diciembre) podemos celebrarlo recordando una decena de los muchos gags (habrá unos doscientos) por los que seguir riéndonos con Aterriza como puedas (Airplane!). Aunque se presenten ordenados, del uno al diez, el orden de los factores no altera el producto y cada uno puede ordenarlos o añadir el que prefiera.

1# Gracias por hacer que Steve McCroskey eligiera un mal día para dejar de oler pegamento…

… Y para dejar de fumar, beber alcohol o tomar tranquilizantes. El jefe de controladores (un memorable Lloyd Bridges) las pasaba canutas ante la tensa situación y el giro cada vez más ¿dramático? que iban tomando los acontecimientos en el vuelo. Sus frases (tipo “elegí un mal día para…”) son sin duda de las ocurrencias más recordadas y, formando ya parte del lenguaje popular, a esas frases hemos recurrido más de una vez en jornadas de esas que son realmente malas.

2# Tiburón entre las nubes

¿Cómo lanzar un guiño a Tiburón, a la película de Spielberg y a los compases más archiconocidos de la música de John Williams en una historia que no tenía lugar en el mar sino en el aire? Pues los ZAZ lo clavaron, y fue nada más empezar. Entre las nubes y con la aleta del avión pululando por allí, algo “funesto” se acerca. Es la secuencia de apertura, así que lo pondremos también entre las primeras de este ranking.

3# Método contra la histeria

Entre los remedios más rudimentarios y directos para lograr calmar a otra persona, descontrolada emocionalmente, parece que no hay nada mejor que un buen tortazo para devolver al sujeto a la normalidad. Y es lo que aplicarán los pasajeros (buenos samaritanos todos ellos) a una mujer en shock, presa de un ataque de pánico. Habrá cola para colaborar, aunque en la fila haya gente dispuesta a pasarse de la raya, armada con bates, llaves inglesas, sierras y otros utensilios para atizarla a gusto (incluso una pistola).

4# El Doctor Rumack

En el cuarto lugar, pero podría estar perfectamente en el número uno. Leslie Nielsen estuvo inconmensurable en su rol de médico. Cada vez que aparece en escena es una sonrisa o carcajada asegurada. Además se ajustó perfectamente al tipo de interpretación que buscaban Jim Abrahams y los Zucker, con rostros serios e impasibles, capaces de soltar la frase más dramática o la mayor chorrada sin inmutarse. Destaquemos, por ejemplo, el siguiente diálogo entre la azafata Elaine (Julie Hagerty) y él: “Dígale al comandante que hemos de aterrizar lo antes posible. Hay que llevar a esa mujer a un hospital” (Dr. Rumak) / “¿A un hospital? ¡Qué es, doctor!” (Elaine) / “Un gran edificio lleno de enfermos, y a veces no hay camas” (Dr. Rumak).

5# ¿Te gustan las pelis de gladiadores?

Otra de las interpretaciones más inspiradas es la del personaje del capitán Clarence Oveur (Peter Graves) y que no esconde su homosexualidad (estamos hablando de una película comercial de hace cuarenta años, y el que se decantara por ojear una revista con desnudos gráficos con hombres, y de título tan ilustrativo como Modern Sperm, no dejaba entonces de ser gracioso o por lo menos chocante). Pero lo que no podíamos esperarnos de él era su tendencia pedófila, evidente cuando un niño le visita en la cabina de pilotos y este le lanza, cómo si fuera lo más normal del mundo, preguntas como… “¿Ni has visto nunca a un hombre adulto desnudo?”, “¿Joey, no has ido nunca a un  gimnasio?”, “¿Te gustan las películas de gladiadores?”, “Joey, ¿Has estado alguna vez en una prisión turca?”. En definitiva, una celebración del humor políticamente incorrecto y que en Aterriza como puedas abunda.

6# Dejad vía libre

La entrada y el vestíbulo del aeropuerto convertido en una zona en la que, en nombre de diversas religiones, cultos y asociaciones benéficas para buenas causas, cualquiera se te acerca para pedir donaciones y limosnas. Imposible esquivarlos o avanzar rápido entre ellos, aunque Ted Striker (Robert Hays), el piloto traumatizado y novio de Elaine, tiene su propia táctica (sacándose la chaqueta), mientras que el recurso del capitán Rex Kramer (Robert Stack) es mucho más expeditivo (abriéndose paso a golpes).

7# El vigoroso baile de ‘Fiebre del sábado noche’

A Ted Striker le gusta dar el tostón al resto de los pasajeros (con consecuencias fatídicas) contándole sus batallitas de antaño, la causa de su trauma y los idílicos inicios de su relación con la azafata Elaine. Entre sus historias está la del día en que la conoció, en un antro de mala muerte, seduciéndola al son de Staying Alive de los Bee Gees, música disco típicamente setentera a lo Tony Manero.

8# Poniendo el “piloto automático”

Mucho aparato de avión y mucha tecnología puntera (para la época, claro) para comprobar que el “piloto automático” es… un muñeco hinchable. Además, Otto (su nombre se nos revela en los títulos de crédito finales), es un sobón y un aprovechado. Y si no que se lo pregunten a la azafata Elaine.

9# Por no dejarnos parar de reír ni en los títulos de crédito finales

Mezclados entre los títulos de crédito finales, además de aparecer los nombres del elenco artístico y del equipo técnico, podemos encontrar anotaciones que no tienen nada que ver con la película. Por ejemplo, se puede leer “El autor de ‘Historia de dos ciudades. Charles Dickens”.

10# La escena post-créditos

No las inventó Marvel. Y en Aterriza como puedas es muy breve, rematando la faena y haciéndonos reír hasta en sus últimos instantes. Se corresponde con la situación en la que dejamos a uno de los personajes más secundarios (Howard Jarvis) al inicio de la película, todavía esperando en el interior del taxi de Ted Striker a que este llegue.

Y una curiosidad: La zona roja y la zona blanca

En las escenas iniciales, en la entrada al aeropuerto, escuchamos las voces de una mujer y un hombre dando instrucciones por megafonía a los pasajeros explicando cómo deben seguir la línea blanca (paso de entrada y salida) o la roja (en la que no deben detenerse). La locución termina con un conflicto entre ellos que deriva en una discusión sobre si ella debe abortar.

Las voces pertenecen a Betty y Vernon, matrimonio en la vida real y que también habían sido los encargados de anunciar el mismo aviso en el aeropuerto internacional de Los Angeles. La cuestión del aborto era una referencia directa a la novela original Aeropuerto de Arthur Hailey, y a la película de 1970, con el dilema que se le presenta al seductor, y casado, capitán del vuelo Trans-Global 2 (que interpretó Dean Martin) y su amante, la jefa de azafatas (Jacqueline Bisset).

‘Aterriza como puedas’: Alta comedia con gags cada 2,6 segundos

Tres desconocidos revolucionaron el cine de humor hace 40 años… Y descubrieron que Leslie Nielsen era el tipo más gracioso del mundo

Baloncesto y cine: de Shaq a Lebron, jugadores con más de tres segundos en zona

'Diamantes en bruto' supone el debut en la interpretación del jugador Kevin Garnett. Hagamos un top 10 de nuestros jugones favoritos metidos a actores.

Dispérsense: David Zucker confirma una nueva ‘Agárralo como puedas’

El director de las desventuras policiales de Frank Drebin quiere a Bill Hader ('Barry') para interpretar al hijo del personaje encarnado por Leslie Nielsen.

¿Son estas las 101 comedias más graciosas de la historia?

El Sindicato de Guionistas de EE UU ha publicado su lista con los guiones más descacharrantes jamás rodados. Woody Allen ocupa el primer puesto con 'Annie Hall'.