Series

‘Westworld’: Qué significa cada tema musical del episodio de esta semana

SPOILERS: El capítulo más musical de la serie de ciencia-ficción de Jonathan Nolan y Lisa Joy es un homenaje continuo al cine a través de las bandas sonoras.

Por
14 de abril de 2020

ETIQUETAS:

  • SPOILERS DE ‘WESTWORLD’ T3E05

    En el quinto episodio de la tercera temporada de Westworld, no por nada titulado Genre, el habitual festival de referencias que contiene cada secuencia de la serie de ciencia-ficción de Jonathan Nolan Lisa Joy se elevó más de lo habitual. Y fue gracias a un ingenio de guion que ya nos habían presentado la semana pasada.

    En los primeros minutos del capítulo, Caleb, el personaje humano interpretado por Aaron Paul, es inyectado con una dosis de la droga llamada Género. Como explicaron en el episodio anterior los amigos fiesteros de Liam Dempsey (John Gallagher Jr.), se trata de una droga recreativa que actúa sobre tus conexiones nerviosas y te lleva de vuelta “a la era del mudo”. Solo que lo que creíamos que era una referencia metonímica a los tiempos del cine mudo resulta ser un poco más literal de lo esperado.

    Desde que los efectos de Género empiezan a hacer efecto sobre la percepción de Caleb, los espectadores de Westworld tenemos la oportunidad de ver el mundo igual que él: saltando de los códigos de un género cinematográfico a otro. Lo curioso es cómo Jonathan Nolan, que firma junto a Karrie Crouse el guion de este episodio dirigido por Anna Foerster, ha decidido que el viaje a través de los géneros tenga marcadores más musicales que visuales.

    En Insider han hablado con el coautor de la serie, que ha detallado las pistas detrás de cada elección musical del episodio. También ha señalado que los efectos de la propia droga Géneros están inspirados en los chicles de Willy Wonka en Charlie y la fábrica de chocolate que permitían saborear un almuerzo de tres platos distintos de un solo bocado.

    Estos son los distintos géneros por los que pasan los efectos de la droga:

    Chute de film noir

    El primer efecto que detectamos en la percepción de Caleb es que lo empieza a ver todo en blanco y negro, con callejones sospechosos y una atmósfera turbia de la que parece que en cualquier momento puede aparecer Humphrey Bogart con gabardina.

    En este caso, la música es una partitura original de Ramin Djawadi, el compositor habitual de la serie. Las instrucciones de Nolan para él fueron que quería que sonara “como el hijo entre Retorno al pasado (1947) y Vértigo (1958)”. Así que Djawadi se aplicó para combinar los estilos de dos maestros musicales como Roy Webb Bernard Herrmann para las obras maestras de Jacques Tourneur Alfred Hitchcock, respectivamente.

     

    Chute de acción

    El siguiente género que experimenta Caleb es el cine de acción. Aquí la referencia de Nolan es también explícita, y en concreto optando por la acción bélica.

    Durante la persecución automovilística donde el fugitivo humano experimenta con artillería pesada cortesía de Dolores (Evan Rachel Wood) suena la famosa Cabalgata de las valquirias de la ópera La valquiria, de Richard Wagner. ¿Por qué? Evidentemente, por su asociación con la secuencia más famosa de Apocalypse Now (1979), de Francis Ford Coppola.

     

    Chute de romance

    Después de la sangrienta conclusión de la persecución por las calles de la ciudad, Caleb tiene a bien saltar hasta el cine romántico, lo que le hace ver a Dolores entre las llamas con un aura mucho más seráfica de lo que correspondería al momento de muerte y destrucción.

    Claro que cómo culparle. Todo suena mucho más bonito y romántico con la melodía de Francis Lai para Love Story (1970) sonando por detrás.

     

    Chute de drama

    Después de los efluvios amorosos llega el drama. Mientras el grupo accede al metro, Caleb empieza a escuchar los primeros compases de Nightclubbing, la canción del álbum The Idiot (1977) de Iggy Pop que también suena en Trainspotting (1996). De hecho, según Nolan se trata de un guiño a la película de Danny Boyle que adaptaba la novela de Irvine Welsh.

     

    Chute de terror

    Después de que se desate el caos tras la revelación mundial de los datos de Rehoboam parece que los efectos de la droga se van disipando, pues volvemos a experimentar la realidad habitual acompañados por el piano de Djawadi, que hace una de sus habituales covers al piano; en este caso, de la Space Oddity de David Bowie.

    Pero no, era una falsa alarma. Ya nos habían advertido que la droga Géneros tenía cinco fases, así que en la playa tiene lugar el subidón final. Por llamarlo de alguna manera, ya que se trata de un mal viaje que hunde sus raíces musicales en el género de terror. Lo que se escucha es el Dies Irae de la Sinfonía fantástica de Hector Berlioz, directamente extraída de la colección de piezas clásicas que aglutinó Stanley Kubrick en la escalofriante banda sonora de El resplandor (1980).

    Hasta aquí la experiencia de Caleb con las drogas. Para más dosis de paranoia, nos emplazamos al siguiente episodio de Westworld en HBO.

    Muere Charles Lippincott, el genio tras la promoción de ‘Star Wars’, a los 80 años

    El fenómeno que en 1977 acabó suponiendo 'La guerra de las galaxias' en lo relativo al merchandising le tuvo a él de responsable.

    “Son películas para niños”: Vincent Cassel explica por qué no quiere hacer cine de superhéroes

    El actor francés aparece en la tercera temporada de 'Westworld', y no está en absoluto interesado en los films de Marvel o DC.

    Recomendaciones de lunes para la cuarentena por coronavirus: Netflix, HBO, Amazon Prime, Movistar+, Filmin

    Quédate en casa y aprovecha para quemar el catálogo de las plataformas.

    Los mejores tráilers de la Comic-Con 2019

    La edición de este año ha sido muy prolífica con el lanzamiento de numerosos adelantos de series y películas.