Series

Vídeo del día: La evolución de Walter White (‘Breaking Bad’)

SPOILERS De profesor de química a mafioso despiadado: la carrera del señor Heisenberg resumida en este clip de ocho minutos. Por CINEMANÍA

09 de septiembre de 2012

ETIQUETAS:

  • Hace cuatro años, un profesor de química con mucha mala leche, pero también algo ingenuo, descubrió que tenía cáncer. Walter White, que así se llamaba, decidió asegurar el futuro de su familia por la vía rápida: aprovechando sus conocimientos para fabricar la mejor metanfetamina del mercado. Con la ayuda de Jesse, un secuaz bastante incalificable, el profesor adoptó el alias de Heisenberg y se lanzó a una vida criminal… Y, como te suponemos tan enganchado a Breaking Bad como los clientes de Walter a su producto, no te contaremos más. Más que nada, porque la serie de Vince Gilligan va camino de su final, cuando por fin sabremos cuál es el destino del personaje de Bryan Cranston. Para celebrar el largo (y sangriento) camino recorrido, la web Ultrabrawl ha reunido los mejores momentos del personaje en el vídeo The Journey Of Walter White: tan bien realizado como lleno de SPOILERS, el clip nos muestra la evolución de un antihéroe cada vez más calvo, y más despiadado.

    ‘El camino’: Aaron Paul presentará la película de ‘Breaking Bad’ en el Festival de Sitges

    Nikolaj Coster-Waldau ('Juego de tronos') y Asia Argento ('El corazón es mentiroso') también estarán presentes en la nueva edición.

    ‘El camino’: Jesse Pinkman regresa en el nuevo adelanto de la película de ‘Breaking Bad’

    La secuela de Netflix llegará a las pantallas el próximo 11 de octubre.

    ‘El Camino’: Netflix lanza el tráiler de la película de ‘Breaking Bad’

    El film pasará a formar parte del catálogo de la plataforma mucho antes de lo que creíamos, y se centrará en la historia de Jesse Pinkman.

    ‘Breaking Bad’: Aaron Paul y Bryan Cranston se mojan los pies ¿en el rodaje de la película?

    Los intérpretes de Walter y Jesse postean una nueva foto ¿misteriosa? en sus redes sociales. Esta vez, eso sí, sin burros.