Series

‘Padre de familia’: la serie de humor sin líneas rojas que sigue sacudiendo la corrección política

Mucho más que una copia de 'Los Simpson': así se creó y prosperó el primer gran éxito animado de Seth MacFarlane en televisión.

Por
27 de diciembre de 2019

ETIQUETAS:

  • Salvaje y sin líneas rojas. Así ha sido siempre el tipo de humor de la serie de animación Padre de familia (Family Guy), que este año celebra el 20º aniversario de su estreno en televisión y que actualmente sigue emitiendo la cadena estadounidense Fox.

    Su creador, Seth MacFarlane, responsable también de Padre Made in USA, andaba obsesionado desde niño con el modo en que se hacían los personajes de esos dibujos animados que tanto le entretenían. Por eso, empezó a dibujar como si no hubiera un mañana y acabó obteniendo una beca para estudiar animación en la prestigiosa Escuela de Diseño de Rhode Island.

    Allí, a modo de proyecto de último curso, presentó un cortometraje animado titulado The Life of Larry —”una versión muy aproximada de Padre de familia”, en sus propias palabras—, que fascinó tanto a sus compañeros de clase como a sus profesores. Uno de estos últimos, de hecho, decidió enseñarle aquel corto a un responsable del estudio de animación estadounidense Hanna-Barbera, que acabaría fichando al muchacho.

    Nada más graduarse, uno de los jefazos de la ya desaparecida compañía llevó a MacFarlane a la oficina de Fox, con la intención de mostrarles también su proyecto animado. Y la cadena, previendo que aquello podía tener futuro —y convencidos por la labia del chico, que les dijo que sería capaz de sacar adelante una serie original con un presupuesto bastante austero—, decidió concederle cincuenta mil dólares para que desarrollara un episodio piloto basado en el cortometraje.

    “Pasé unos seis meses sin dormir y sin tener vida, tan sólo me dedicaba a dibujar como loco en mi cocina y trabajando el piloto”, confesaba en una entrevista el productor, que decidió ponerle él mismo voz a varios de los personajes de su serie por falta de dinero para contratar actores de doblaje y también porque, según él, perseguía “un estilo vocal y de entrega muy específico” .

    Sin pretenderlo, el de Connecticut se convirtió a los 25 años en el productor ejecutivo más joven en la historia de la televisión gracias a su serie, protagonizada por un tipo llamado Peter Griffin que vive en los suburbios de Nueva Inglaterra con su esposa Lois, su lacónico perro Brian y sus hijos Meg —una adolescente con problemas de integración social—, Chris —un chaval con sobrepeso y cerebro de mosquito— y el bebé diabólico Stewie.

    Aunque la premisa de partida prometía, algunas de las críticas cosechadas por la serie al principio no fueron demasiado generosas. “Los Simpson, concebidos por una mente singularmente inmadura que carece de cualquier punto de referencia más allá de otros programas de televisión”, llegó a publicar Entertainment Weekly. Algo a lo que MacFarlane respondería con una escena en su serie en la que Peter se limpia el trasero con una copia de la revista.

    Mucho más positivo fue el recibimiento por parte de The New York Times. “Padre de familia puede convertirse en la mejor sátira sobre la disfunción estadounidense junto con Los Simpson”, vaticinaba el diario cuando la serie fue estrenada en la cadena Fox en enero de 1999, tras la emisión de la Super Bowl.

    No iba muy desencaminado el prestigioso rotativo. De hecho, el propio MacFarlane ha admitido en varias ocasiones que su serie no existiría si no existiera también la creada por Matt Groening. Ambas están repletas de sarcasmo, irreverencia, referencias a la cultura popular y crítica social.

    Al igual que Los Simpson, una de las señas de identidad de la serie de MacFarlane es su gusto por parodiar a todo tipo de personajes famosos. La mayoría de esas parodias son bastante ácidas y tienen un puntito de mala leche. Sin embargo, el productor ha comentado en alguna entrevista que las dos únicas celebridades que se han llegado a molestar a día de hoy con esas caricaturizaciones —o, al menos, las únicas que se lo han hecho saber— han sido la comediante estadounidense Ellen Cleghorne —del programa Saturday Night Live— y el cómico y productor Jon Stewart —conocido por su trabajo en el programa The Daily Show—, que llegó a llamarle por teléfono para echarle una bronca de casi una hora de duración.

    Tanto Padre de familia —estrenada en España en junio de 2001— como su ‘hermana mayor’ han sido premiadas en numerosas ocasiones y están protagonizadas por tipos tremendamente irresponsables, juerguistas y torpes. Sin embargo, el lado más salvaje de la incorrección política de Padre de familia —que en 2009 se convirtió en la primera serie animada en estar nominada a mejor serie de comedia en los Emmy— le ha hecho lidiar durante su periplo televisivo con muchos más problemas de quejas, censura y fidelización de la audiencia.

    IRREVERENCIA Y CANCELACIONES

    En sus dos décadas de vida, el programa de Fox ha llegado a cancelarse dos veces en tres años. La primera vez que eso ocurrió, coincidiendo con el final de la segunda temporada, Fox estuvo un año sin emitir nuevos episodios porque no terminaba de ver claro su futuro. El segundo parón, en la primavera del 2002, se produjo después de que la cadena cometiese el error de moverla a la noche del jueves, donde la alocada comedia tuvo que competir con un caballo ganador como es Friends y la audiencia les dio la espalda.

    Cartoon Network se hizo entonces con los derechos de emisión de la serie y triunfó reponiéndola. Eso, unido a la presión de muchos de los fans de la serie y al enorme éxito de ventas que tuvo el producto cuando se editó en dvd, llevó a los ejecutivos de 20th Century Fox a darle una nueva oportunidad al proyecto de MacFarlane en 2005.

    Ahora bien, los chistes y bromas de la serie en torno a asuntos como la religión, discapacidad, enfermedades, homosexualidad o inmigración han levantado ampollas en más de una ocasión. Sin ir más lejos, los analistas de la Parents Television Council (PTC) —asociación encargada de vigilar en EE UU los contenidos que se emiten en la televisión en abierto— solicitaron en varias ocasiones la retirada de la serie a la Comisión Federal de Comunicaciones, por sus continuos chistes en torno a las agresiones sexuales a niños.

    De forma casi aleatoria, Fox ha recurrido también a la autocensura en varias ocasiones, al considerar que así evitarían recibir demasiadas quejas. En uno de los episodios censurados, Peter decide convertir al judaísmo a su hijo Chris, al considerar que el muchacho tendrá así una vida mucho más exitosa, y hace varias bromas sobre esa religión. En otro, Lois se ofrece como vientre de alquiler para ayudar a una amiga incapaz de concebir hijos, pero se acaba arrepintiendo de ello después de quedarse embarazada y decide abortar. Aunque la cadena se negó en un principio a emitir ambos episodios, los seguidores de la serie pudieron disfrutar de ellos cuando la serie salió a la venta en dvd.

    A principios de 2019, los guionistas anunciaron que a partir de ahora no incluirían más chistes sobre gays. En un episodio emitido en EE UU el pasado mes de enero, el presidente Donald Trump ficha a Peter Griffin para su gabinete de prensa, creyendo que el hombre encarna a la perfección los valores republicanos. “Muchos niños han aprendido sus chistes favoritos sobre judíos, negros y gays viendo tu serie durante años”, le comenta. “Para ser justos, hemos intentado eliminar gradualmente todos los chistes sobre homosexuales”, se defiende Peter.

    “Algunas de las cosas con las que nos sentimos cómodos bromeando al inicio de la serie ahora entendemos que no son aceptables”, explicaba en una entrevista el guionista Rich Appel. Una medida aplaudida por muchos que llegaron a tachar a MacFarlane de homófobo, a pesar de que el tipo llegó a hacer campaña en su día a favor del matrimonio igualitario; y criticada por otros tantos que tildan la nueva decisión de los guionistas de autocensura y limitación en la libertad de expresión de los creadores. Nunca llueve a gusto de todos.

    Sea como fuere, Padre de familia estrenaba en Fox el pasado mes de septiembre su 18º temporada y, aunque la serie no rompe los audímetros de ninguna cadena, todo apunta a que aún podría haber chistes salvajes y controversia para rato.

    Galería: Actores de voz vestidos como sus personajes

    Steve Carell calvo como Gru, Seth MacFarlane hecho un Peter Griffin... La identificación entre estos artistas y sus personajes animados es total. Por CINEMANÍA

    Horribles, pero adorables: 10 monstruos de cine que se hacen querer

    No son guapos, y casi nunca son buenos, pero estos engendros se han ganado el amor de los 'fans'. A su lado, el osito de 'Ted' es un aficionado. Por YAGO GARCÍA

    Galería: ¡Los dibujos animados cobran vida!

    Dicen que todos tenemos un doble. En el caso de estos personajes de animación, eso es rigurosamente cierto. Por CINEMANÍA

    Adam West quiere su estrella en el Paseo de la Fama

    El primer intérprete de Batman en TV (y actual alcalde de Quahog, Rhode Island) quiere figurar en la avenida más famosa de Hollywood. Un documental podría ayudarle a lograrlo. Por CINEMANÍA