Series

‘Merlí: Sapere Aude’: Es la hora de Pol Rubio

Carlos Cuevas recupera su personaje del fenómeno ‘Merlí’ en ‘Sapere aude’, un spin-off que Movistar+ estrena el 5 de diciembre.

Por
02 de diciembre de 2019

ETIQUETAS:

  • Han pasado casi dos años desde que el carismático y misántropo profesor de Filosofía de un instituto de Barcelona dejara al borde de la lágrima a los fans de Merlí. Creada por Héctor Lozano y emitida con enorme éxito en TV3 desde 2015, la serie tuvo una segunda vida en Netflix, convirtiéndose en un fenómeno en Latinoamérica. “Viajamos a Buenos Aires con el libro de la serie y la recepción fue brutal”, recordaba el guionista en pleno rodaje de uno de los ocho episodios de Merlí: Sapere Aude, spin-off que estrena Movistar +. “Creo que se ha visto más que aquí. Hasta la policía argentina se hacía fotos con Carlos Cuevas en la calle… ¡La policía! Una locura”.

    Cuevas recoge el testigo en esta continuación que mantiene el espíritu de la ficción madre, pero avanza por otros derroteros. “Se sigue hablando de la juventud y sus ganas de vivir, de su capacidad de pensar por sí mismos, de su necesidad de ser interpelados como ciudadanos adultos y libres, de su reivindicación de la libertad sexual y de pensamiento”, afirma el actor protagonista. “No es Merlí 4, para nada”, añade contundente Héctor Lozano: “Arrastra la marca, claro, pero entramos en un mundo nuevo, más maduro”. Y advierte entre risas: “Sí, habrá sexo. Quizás las escenas son algo más tórridas. Quizás se muestra algún culo más…”. Para amantes de las estadísticas erótico-festivas, el trasero de Pol abre y cierra el primer episodio; y la joie de vivre se traduce en tres polvos para empezar por todo lo alto.

    Así las cosas, en su arranque encontramos a un Pol Rubio perdido sin la protección y consejos de su profesor, aunque su voz siga presente y le conduzca de cabeza a la facultad de Filosofía para continuar sus pasos. “Habrá una aparición bonita de Merlí (Francesc Orella); un homenaje nostálgico, emotivo, que no os contaré, quiero que sorprenda”, prometía Lozano; y no mentía. Los seguidores del original ya conocen, flashforward mediante, los destinos de aquellos chavales que compartieron aula, así que el margen para la sorpresa está en el camino de Pol, no tanto en una marcada línea de meta.

    “La temporada muestra la transición del personaje, su evolución, contradicciones e inseguridades. Deja la adolescencia y entra en la etapa adulta para enfrentarse a asuntos en torno a la identidad sexual, a labrarse un futuro, a caminar sin su maestro, y a afrontar el duelo, otro de los grandes temas de la serie”, apunta Cuevas. Pol llega a la universidad, hace nuevos amigos (en su pandilla brillan los personajes de Pablo Capuz, Claudia Vega, Pere Vallribera y la argentina Azul Fernández, en un guiño a los fans del otro lado del charco), sigue con un testosterónico tira y afloja con su padre, y trata de recolocar a Bruno (David Solans) en su vida. Y choca de bruces con la Bolaño (María Pujalte), su profesora de Ética, quizás destinada a suceder a Merlí como referente.

    Carlos Cuevas (que, tras aparecer en Cuéntame y 45 revoluciones, acaba de rodar El verano que vivimos junto a Blanca Suárez y Javier Rey) no es el único que recupera su rol, aunque esa voluntad de desmarcarse del original abandone las tentaciones de trufar de cameos a Sapere Aude (“si vas recuperando personajes no te desprendes de algo ya finiquitado”, dice Héctor Lozano): Solans vuelve a ser Bruno, hijo de Merlí y futura pareja de Pol; Boris Ruiz repite como el padre del protagonista, Assun Planas como Glòria, y Anna Maria Barbany como la Calduch. Completan el reparto Gloria Ramos (la Collantes de Campeones), Sílvia Marsó y Carme Conesa.

    Estreno Movistar+ 5 de diciembre.