The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro

8

Por - 17 de abril de 2014

La decepción se ha convertido en prólogo. No es la mejor manera de arrancar una historia, pero consolémonos pensando que si The Amazing Spider-Man fue rutinaria, aburrida y hasta contingente, ahora entendemos que era necesaria. Volviendo a la crítica de aquella película: ”Lo que tiene de nuevo no es tan bueno, y lo que tiene de bueno no parece tan nuevo” [CM 203]. Fin de la autocita.

A Marc Webb le pidieron, más que hacer una película, que construyera una saga en paralelo a otra de tremendo éxito, la dirigida por Sam Raimi. Decidió hacerlo sobre unos cimientos sólidos, sacrificando la originalidad y la audacia, presentando a un Spider-Man/Peter Parker que prefería no caer mal a nadie antes que gustar a todos. Andrew Garfield puso mucho de su parte y aprobó con nota el examen. Los fans le dijeron que se podía quedar el traje y que se podía traer a Emma Stone a la próxima Comic-Con. Faltaba algún villano que les pusiera realmente a prueba, pero había tiempo y catálogo suficiente para encontrarlos.

Liberado ya de esa responsabilidad del reinicio, Webb ha mirado a los cómics –más a la línea Ultimate que a los clásicos, es evidente– para acometer la construcción de, más que una franquicia, un universo con planes expansivos. The Amazing Spider-Man 2 es el verdadero comienzo de algo modelado con la Fase 1 de Los Vengadores en mente. A falta de supergrupo, buenas serán las alianzas de villanos que se anuncian.

Por ahora, Webb despeja el fantasma de Spider-Man 3 –sobrepoblación de malosos– haciendo que aparezcan de uno en uno, casi guardando turno. Los hay histriónicos y sobreexcitados –Jamie Foxx de Electro recuerda al Enigma de Jim Carrey en Batman Forever–, ajustadísimos al canon como Dane DeHaan, que se apodera por momentos de la película, y divertidos e incidentales –habrá que esperar para ver más al Rhino de Paul Giamatti–.

En su fidelidad al espíritu del cómic, recoge incluso la fórmula de tres cuartos de lo viejo, un cuarto de lo nuevo con la que muchos disfrutamos del personaje. La película completa lo relacionado con la orfandad de Peter y deja un aperitivo de lo que tiene que venir ahora que sabe que un gran poder conlleva una gran responsabilidad soledad.

La continuación esta vez es un nuevo comienzo. En la pantalla grande nunca ha estado tan cerca de las viñetas. Es el mejor Spider-Man posible en un mundo saturado por las películas de superhéroes. Ya no tiene que seguir el patrón de Nolan ni temer que Kick-Ass destape sus vergüenzas. Contra muchos pronósticos y a pesar de algunos excesos –lo de la base secreta en el andén abandonado lo comentamos otro día–, la saga rebooteada adquiere personalidad propia, huye de cualquier alargada sombra y, sin engancharse a Electro, ha encontrado una fuente de energía alternativa.

 

Una secuela que da sentido al reboot. Lo bueno empieza ahora.

Marc Webb podría dirigir el remake de acción real de ‘Blancanieves’

El director de 'The Amazing Spider-Man' y '(500) Días juntos' estaría en negociaciones con los Estudios Disney para ponerse al frente de la cinta. 

El remake de ‘Your Name’ ya tiene sinopsis y director

J. J. Abrams elige a Marc Webb, el autor de '(500) días juntos' y 'The Amazing Spider-Man', para que lleve a Hollywood el éxito anime de Makoto Shinkai.

Marc Webb desvela cómo hubiera sido ‘The Amazing Spider-Man 3’

El director se había guardado varios ases en la manga (que nunca veremos) para las películas 'Seis Siniestros' y 'The Amazing Spider-Man 3'.

Trailer de ‘Gifted’: el Capitán América se pasa al cine indie

Se estrena el trailer de 'Gifted', el proyecto que une a Chris Evans con el director de 'The Amazing Spider-Man'