Jauja

9

Por - 09 de diciembre de 2014

¿Qué clase de perro te gustaría tener?”, le pregunta a su hija el explorador danés del siglo XIX interpretado por Viggo Mortensen, sentado de espaldas a cámara sobre unas rocas entre la fina vegetación de la Patagonia mientras ella, de frente pero encogida por el fuerte viento, apoya una pálida mejilla sobre su hombro tras contestar: “Uno que me siga a todas partes”. Algo de eso tenía el cine anterior de Lisandro Alonso. La libertad (2001), Los muertos (2004), Fantasma (2006) y Liverpool (2008), con varios grados de sofisticación narrativa, eran básicamente seguimientos concienzudos e imparciales, quizás animales, de las acciones de sus solitarios protagonistas masculinos. La apabullante y preciosa Jauja marca un punto de inflexión en ese camino, si acaso anticipado por el mediometraje Carta para Serra (2011), donde ya aparecía el poeta Fabián Casas –aquí coguionista–, había perros y se hablaba de un tal Zuluaga cual coronel Kurtz entre indígenas.

La Conquista del Desierto, aquella campaña militar con la que el gobierno argentino se expandió hasta el sur del continente exterminando a miles de aborígenes, es sólo el marco narrativo, verbalmente modelado en el primer tercio del filme, sobre el que Jauja extiende la historia de un padre a la búsqueda infinita de su hija fugada/secuestrada. Pero cuando crees estar ante una Centauros del desierto gaucha, bellamente fotografiada por el kaurismäkiano Timo Salminen y esculpida en la figura perseverante de Mortensen, un quiebro cuántico agazapado en el espacio de misterio que queda entre los cambios de plano –ése que constantemente desperdicia el mal cine– vuelve patas arriba la película. Ya no importan el acecho de los salvajes y la odisea del explorador, sino el cariño de ese perro del principio por su dueña o los reflejos sobre el agua de un estanque en Dinamarca. Borges se pirraba por las ruinas circulares de la existencia, Alonso las filma.

Allí donde confluyen en el mismo plano la leyenda, el cine y los sueños está la jauja.

Viggo Mortensen contesta a Vox por utilizar ‘El señor de los anillos’ en la campaña electoral

El actor estadounidense critica que el 'partido político ultranacionalista y neofascista' empleara durante la campaña electoral una imagen suya caracterizado como Aragorn.

Por qué ‘Green Book’ no debería ganar el Oscar

Nuestro repaso anti-Oscars se detiene a dar cera a una de las favoritas del año: 'Green Book'

‘Green Book’: la extraña pareja de Mahershala Ali y Viggo Mortensen

Mahershala Ali y Viggo Mortensen se embarcan en un viaje contra los prejuicios (y hacia los Oscar) en la primera película en solitario de Peter Farrelly.

Viggo Mortensen explica el “Tió de Nadal” catalán en The Late Late Show

El actor Viggo Mortensen explica en The Late Late Show la tradición catalana del Caga, Tió o del Tió de Nadal