Creed

7

Por - 27 de julio de 2015

Cuando el dinosaurio cinéfilo se nos despertó, Rocky ya estaba allí. Y en las más gozosas reencarnaciones: el furtivo Betamax de la infancia, con los escarceos con Adrian censurados paternalmente, los combates psicodélicos contra Mr. T e Ivan Drago con olor a bocata de tortilla en cine de verano y, ya en el ring profesional, ese fetén partido-homenaje de su sexta entrega. Demasiadas veladas con épica de extrarradio, demasiados recuerdos y golpes bajos entre asalto y asalto. Y ahora, inesperadamente, el epílogo, el truco final con un Stallone emergiendo de las tinieblas como el tercer hombre para guiñarnos el ojo tuerto a lo Falstaff y rememorar “las tortas que hemos visto”. Pero aquí nostalgia la justa, ¿afortunadamente?, y como mucho haciendo sombra vía YouTube cual desafío transgeneracional a un Balboa quijotesco y analógico (entrañable el gag de la “nube”), que se calza la gorrilla de Burgess Meredith para adoctrinar al hijo “bastardo” y cinderella de Apollo.

Respetuoso a la hora de imprimir la leyenda y su iconografía –gallinas, tortugas, gimnasio, calzón, escalinatas casi mecánicas…–, eludir charcos indignos (el pupilaje modelo Rocky V) y añadir algunas gotas nuevas –motos, quads y romance levemente Empire–, Ryan Coogler (Fruitvale Station) es consciente de que, más que una presentación en sociedad de Creed, de lo que se trata es de darle una apoteosis final al potro italiano y, sobre todo, a un Stallone imponente, crepuscular, magullado y brandoniano. Y a eso se entrega feliz y contagiosamente. Incluso aceptamos el chantaje emocional por debajo de la cintura de la trama cancerígena (más entrenamiento hospitalario), y hasta nos resignamos al enésimo highlight de ciencia-ficción pugilística quebrantahuesos y gore. Porque lo importante es certificar que Rocky es como la aspirina o las pirámides de Egipto: patrimonio de la humanidad. Te queremos, campeón.

Vigorosa, dramática, hogareña y melancólica. Un regalo para la legión rockynómana.

‘Rambo: Last Blood’: Stallone publica un anuncio riéndose de los críticos

Tras la paliza de los expertos al regreso de su personaje, 'Sly' reacciona con mucho humor en este vídeo de Instagram.

El creador de Rambo se avergüenza de ‘Last Blood’

David Morrell escribió el libro en la que se basó 'Acorralado', y coincide con las críticas a la última entrega protagonizada por Sylvester Stallone.

Schwarzenegger se burla del tamaño del cuchillo de Stallone

Trolleo testosterónico: el austríaco aprovecha el estreno de 'Rambo: Last Blood' para meterse con su amigo... Y Stallone le responde.

¿Están preparando Sylvester Stallone y Robert Rodríguez un reboot de ‘Cobra’?

No es el único proyecto que podría estar de vuelta, con la posibilidad de una secuela de 'Tango y Cash'.