Boi neon (Toro de neón)

7

Por - 04 de septiembre de 2016

En Vientos de agosto (2014) Gabriel Mascaro ya demostró buena mano para plasmar sensaciones a través de poderosas imágenes, y en Toro de neón vuelve a demostrar sus habilidades plásticas, ayudado aquí por el director de fotografía Diego García (Cemetery of Splendour, 2015) en este retrato algo elusivo de las Vaquejadas, las competiciones de rodeo del noreste de Brasil. Para ello sigue a Iremar, Galega, Zé y la pequeña Cacá, familia improvisada que vive en el camión en el que transportan los animales, deteniéndose en sus gestos cotidianos y las aspiraciones del protagonista, que sueña con diseñar moda. Tradición y marginalidad se trenzan en un relato que prefiere fijarse más en la sensualidad de sus personajes que en elaborar una trama sobre las contradicciones de las transformaciones económicas del país.

El brasileño es el nuevo cine al que prestar atención.