300: El origen de un imperio

6

Por - 07 de marzo de 2014

ETIQUETAS:

Hace ocho años –¿tanto tiempo ha pasado?– nos maravillamos con la apabullante adaptación que Zack Snyder hizo del cómic de Frank Miller. Descubrimos que al Leónidas Gerard Butler, a pesar de los efectos especiales, le dibujaron la tableta, y a esa gigantesca locaza llamada Jerjes (Rodrigo Santoro). Entretenida, sangrienta, visualmente arrolladora y excesiva en todo, 300 marcó un antes y un después en el cine testosterónico (un ejemplo deudor: el exitoso Spartacus televisivo). El spin-off recupera otra épica batalla, la del general griego Temístocles frente a la invasión persa liderada por Jerjes y Artemisa, y lo hace también abusando del hiperrealismo, de los anabolizantes y de la salvajada. Pero el director Noam Murro no es Snyder, el líder no es tan líder (te olvidas rápido de Sullivan Stapleton, supuestamente, el nuevo Butler) y, en esta ocasión, es ella, Artemisa (espectacular Eva Green), la que corta miembros a dos manos como si no hubiese mañana. Para la posteridad, el encuentro sexual entre Artemisa y Temístocles –lecciones de Kama Sutra a cámara rápida– y el verdadero origen, no el del imperio del título, sino el de Jerjes, algo que se echó de menos en 300 y que aquí resuelven de un plumazo.

 

VEREDICTO: Brutal como la original y disfrutable por Eva Green.