Vídeo del día: Hollywood se cambia de sexo

¿Qué ocurre si tomamos los papeles femeninos de una 'Pretty Woman' o 'Instinto básico' y se los damos a varones? Pues un clip divertido... Y también inquietante. Por CINEMANÍA

10 de mayo de 2014

Sobre el encasillamiento de las mujeres en el cine de Hollywood se ha dicho mucho, y la mayoría verdadero: que si las opciones de una actriz están condicionadas por el atractivo y la edad en lugar de por el talento, que si los roles que puede interpretar una fémina no se alejan de tres o cuatro arquetipos muy determinados… Pero, claro, una cosa es quedarse en lo teórico o ir por ahí aplicando el test de Bechdel compulsivamente (lo cual puede llevar a errores) y otra demostrar las cosas por la práctica, como este vídeo de Buzzfeed. ¿Cuál es su método? Pues muy sencillo: tomar escenas cumbre de Titanic, Instinto básico, Juegos salvajes y Pretty Woman cambiando el sexo de los personajes. Ahora, los roles de Kate Winslet, Julia Roberts y compañía los interpretan hombres, mientras que son otras tantas señoras las que toman el lugar de Richard Gere, Leonardo DiCaprio y Kevin Bacon. La pregunta del millón, al final del clip: ¿Te hace sentir incómodo lo que has visto?



Todos los días, a todas horas, noticias de cine y series de televisión en CINEMANÍA

¿Y si Jack nunca existió? Esta loca teoría sobre ‘Titanic’ ha revolucionado las redes

Lo de si Jack (Leonardo DiCaprio) cabía o no en la tabla ha dejado de tener importancia. Según una teoría viral, el personaje sería una fantasía de Rose (Kate Winslet).

Primer vistazo a Kate Winslet en las secuelas de ‘Avatar’

Como ya hiciera en 'Titanic', James Cameron vuelve a meter a Kate Winslet en la piscina en esta foto del rodaje de las secuelas de 'Avatar'.

Kate Winslet, Daniel Craig y el cine británico dan las gracias a su sanidad pública

Ricky Gervais, Claire Foy, Ralph Fiennes y otras estrellas de la pantalla envían mensajes de apoyo al NHS, el servicio de salud de Reino Unido.

‘Titanic’: La mano de Rose sigue marcada más de 20 años después

La huella de éxtasis sexual del personaje de Kate Winslet sigue siendo visible en la ventanilla del coche empleado en el rodaje de la película de James Cameron.