[Toronto 2018] ‘Widows’ es el thriller de acción del año

Steve McQueen se pasa a la acción con Viola Davis como heroína máxima.

Por
10 de septiembre de 2018

¿Quién lo iba a decir? El venerado Steve McQueen, artista antes que cineasta, gana un Oscar por su durísimo retrato en 12 años de esclavitud y de ahí salta a una historia aparentemente en el otro extremo de sus elevados intereses artísticos. Pero pensando en qué hacer después de la estatuilla, el director se acordó de una serie de la BBC de 1983 que le encantó de joven: Widows, la historia de tres mujeres que tienen que acabar el golpe que sus maridos, asesinados en otro trabajo, dejaron a medias. Una serie, basada en el texto de Lynda La Plante, que, en su momento, tuvo mucho éxito y por el tema y el protagonismo femenino ya fue pionera.

McQueen retoma la premisa –ese golpe como única solución de estas nuevas viudas para seguir adelante–, pero cambia el escenario, de Londres a Chicago. Un cambio que nada tiene que ver (o no del todo) con exenciones fiscales o temas de producción, sino porque a McQueen le sirve como excusa para plantar y dejar caer muchos más temas sociales, políticos y religiosos. Chicago es hoy una de las ciudades más peligrosas de EE UU, un caldo de cultivo hirviendo en tensiones raciales y socioeconómicas y eso lo aprovecha bien el director para no revestir su thriller de acción de una pátina de compromiso. Así que, al final, McQueen no se aleja tanto de su cine.

Cada una de sus tres protagonistas vienen de entornos completamente distintos, de tres Chicados: Veronica (Viola Davis) es la viuda de Harry (Liam Neeson), el líder de la banda y quien decide que hay que acabar con ese golpe porque le vienen a reclamar las deudas de su marido. Vive en un apartamento de lujo, con una vida de comodidades. Contacta a Alice (Elizabeth Debicki), viuda de Florek (Jon Bernthal), hija de inmigrantes polacos, sometida por su madre (Jacki Weaver), primero, por su marido, después. Y a Linda (Michelle Rodriguez), viuda de Carlos (Manuel García-Rulfo), latina, emprendedora, pero víctima de los chanchullos de su marido. Cuando se deciden a dar el golpe, necesitan una cuarta cómplice Belle (Cynthia Erivo), madre soltera, multiempleada.

Para ser un thriller, una película de género, la acción tarda en arrancar, McQueen está explicando cada uno de estos personajes, sus circunstancias, pero va plantando el misterio y el drama para generar el interés que agarra en cuanto empieza el plan. Un golpe quizá no tan brillantemente planeado como la saga Ocean, pero ya les habría gustado a las Ocean’s 8 esta tensión y esta profundidad. 

El resultado es un thriller redondo de esos que los estudios se esfuerzan por hacer constantemente para el gran público y pocas veces consiguen buenos resultados. Al menos no como este, entretenido y con  varias capas de subtemas para ir más allá de la acción, desde el empoderamiento de la mujer, a la violencia racial, la corrupción del poder… Y, por supuesto, unas interpretaciones de Oscar: god save Viola Davis!

La ‘Jojo Rabbit’ de Taika Waititi triunfa en el Festival de Toronto 2019: Palmarés completo

La sátira antinazi del director de 'Thor: Ragnarok' se ha hecho con el Premio del Público y se postula como una firme candidata a los Oscar.

Mia Hansen-Løve: “Intento escapar de la melancolía, pero siempre vuelve a mí”

Entrevista con la directora francesa sobre su sexta película, 'Maya', una historia de amor, reinventarse y, como siempre, mucha melancolía.

Festival de Toronto 2018: Palmarés completo

Desde el primer pase, se corrió la voz: 'Green Book' era la favorita del público canadiense.

[Toronto 2018] Kristen Stewart no convence con ‘Jeremiah Terminator LeRoy’

La actriz y Laura Dern dan una grandiosa interpretación, con un debate interesante, pero poco más.