¿Te imaginas un mundo sin Pixar?

En 1985, un acuerdo empresarial estuvo a punto de impedir que la Casa del Flexo pudiera dedicarse al cine.

Por
03 de julio de 2014

¿Te imaginas un mundo sin Pixar, cinemaníaco? Sí, lo decimos en serio: un mundo sin Buscando a Nemo, sin Ratatouille, sin Los Increíbles y, por supuesto, sin Toy Story… Eso, que supondría un panorama mucho más gris (y más plano, por aquello del 3D) en el panorama del cine de animación, estuvo mucho más cerca de suceder de lo que todos pensábamos. Si has seguido de cerca la trayectoria de la Casa del Flexo, seguro que conocerás las asechanzas de Jeffrey Katzenberg (por entonces, mandamás de Disney, y futuro fundador de Dreamworks) para darle un tono ‘adulto’ y ‘arriesgado’ a la primera aventura de Buzz Lightyear y el sheriff Woody, algo que habría menguado con mucho el atractivo de la película y que, afortunadamente, no llegó a producirse. Pero hoy no vamos a hablarte de eso: nos referimos, más bien, a las revelaciones de Ed Catmull, uno de los fundadores del estudio junto a John Lasseter. En su libro Creativity Inc., recién publicado en EE UU, Catmull explica que Pixar estuvo a punto de morir antes de nacer, debido a una mezcla de manejos empresariales y problemas económicos.

Según recuerda Ed Catmull, Pixar no nació como una productora de cine, sino como The Graphics Group, una división de Lucasfilm que producía ordenadores orientados al diseño 3D. Es más: aunque Lasseter y su pandilla soñaban con realizar un largometraje, sus primeros cortos fueron creados para demostrar las posiblidades de su hardware a los posibles compradores… Que casi nunca aparecían. De este modo, llegado 1985 con el balance en números rojos, George Lucas (quien, para colmo, arrastraba dificultades económicas tras su divorcio de Marcia Lucas) trató de deshacerse de The Graphics Group, pero ni en eso tuvo suerte. Según cuenta Catmull: “Lucasfilm quería cerrar el trato en 23,4 millones de euros [ajustados], pero había un problema: el plan de negocios de nuestra división informática requería otros 23 millones para que pudiésemos pasar de prototipo a producto [Catmull se refiere al Pixar Image Computer, que acabaría dando su nombre a la empresa] y ser autosuficientes”. Según prosigue el autor, ese requisito no cayó nada bien entre los inversores de capital riesgo, acostumbrados a ir sobre seguro y ahorrarse ese tipo de desembolsos. “Al menos veinte posibles compradores”, indica Catmull, dijeron “no” a la oferta.

Pero entonces surgió algo que, en aquel momento, parecía una esperanza, pero que ahora sabemos que hubiese supuesto lo contrario: un consorcio encabezado por General Motors y Phillips se mostró interesado por el Pixar Image Computer, al que veían como una herramienta valiosa para realizar escáneres y resonancias en hospitales, así como para el diseño de vehículos. ¿Qué ocurrió finalmente? Pues que “el acuerdo se fue al traste una semana antes de la fecha acordada para la firma”. Según Autoblog (vía Slashfilm), dicha negativa de última hora se debió a una guerra interna entre la vieja guardia de General Motors y EDS, la empresa del magnate ultraderechista Ross Perot, que en aquel momento participaba en la compañía automovilística. Razones rebuscadas aparte, Catmull y Lasseter acogieron la noticia “con una mezcla de desesperación y alivio”. Los ex alumnos del CalTech sabían que la adquisición “habría supuesto el fin de nuestro sueño de rodar el primer largometraje de animación por ordenador”, pero también, admite el texto, “sabíamos que aquel era el precio de nuestra supervivencia”.

Catmull añade que este batacazo empresarial tuvo buenas consecuencias a largo plazo, ya que “le abrió el camino a Steve Jobs”. Gracias al mecenazgo del fundador de Apple, Pixar pudo constituirse como el estudio que todos conocemos y amamos en 1986. Por otra parte, los expertos señalan al Pixar Image Computer como una pieza de tecnología muy adelantada a su época, y es cierto que diez ejemplares del mismo fueron donados a hospitales, donde demostraron ser muy eficientes al aplicarse a la medicina. Pero volvamos al principio: ¿te imaginas un mundo sin las películas de Pixar? Nosotros, a estas alturas, la verdad es que no.

Todos los días, a todas horas, noticias de cine y series de televisión en CINEMANÍA

Estos son los easter eggs que tendrá ‘Toy Story 4’ (y así podrás localizarlos)

El 21 de junio llega una nueva aventura de 'Toy Story'. ¿Te animas a encontrar todas sus referencias ocultas?

Cine infantil y formación medioambiental: cinco películas para educar en verde

Los nuevos títulos apuestan por la ecología, pero también hay clásicos que ya parecían predecir lo que iba a ocurrir en nuestro entorno.

Internet siempre gana: El cartel de ‘Aquaman’ se convierte en la mofa del día

Tras el cachondeo con los carteles de 'Tomb Raider' y 'Ready Player One', Internet elige el de 'Aquaman' como nuevo blanco de sus memes

Pixar, reina destronada de ‘Rotten Tomatoes’

Entre 2000 y 2010, la casa del flexo dominó el 'tomatómetro' con cada estreno. ¿Qué le ha hecho perder su supremacía durante esta década?