Steven Spielberg y George Lucas predicen una “implosión” de la industria cinematográfica

Los dos cineastas ven Hollywood próximo a un colapso que llevará a películas más caras y muchos menos estrenos, con entradas a precio variable según el nivel de la producción. Por DANIEL DE PARTEARROYO

13 de junio de 2013

“El camino para llegar a los cines se está haciendo cada vez más pequeño”, “la industria encuentra algunas ideas demasiado radicales”. Estas declaraciones no son de un director alternativo, un productor indie o un cineasta experimental. La primera es de George Lucas, la segunda de Steven Spielberg. Y no proceden de ninguna entrevista de los años 70, cuando ambos formaban parte de la generación de jóvenes melenudos que querían entrar en Hollywood. No. Son parte de una charla que ambos dieron ayer miércoles en la Universidad del Sur de California con motivo de la inauguración de un nuevo edificio de tres plantas para la Facultad de Artes Cinematográficas, que estará dedicado a los medios interactivos. Lo cierto es que los dos titanes del blockbuster moderno (pero, ay, no del actual) ven un futuro de cambio traumático en Hollywood. Y quizás los responsables de Tiburón y Star Wars, las películas que cambiaron la concepción del cine comercial para siempre, sepan de lo que están hablando.

Lo cuenta The Hollywood Reporter, que recoge cómo el llamado Rey Midas de Hollywood considera que las nuevas ideas cada vez lo tienen más difícil para materializarse en forma de películas. “Ese es el gran peligro; al final habrá una gran implosión, o un gran colapso”, afirma Spielberg. “Va a producirse una implosión en la que tres, cuatro o puede que media docena de superproducciones se estrellen contra el suelo y eso cambiará el paradigma”. George Lucas está de acuerdo al sentir la inminencia de grandes cambios en la industria. Cree que Hollywood tomará un modelo de exhibición cercano a Broadway, con muchas menos películas estrenadas cada año, más tiempo de permanencia en cartel y entradas mucho más caras o fluctuantes según el nivel de la producción. “Es probable que vayas a pagar 25 $ por la próxima Iron Man, pero solamente 7 $ por Lincoln”, explica Spielberg.

De hecho, el director también confesó que tuvo serias dificultades para estrenar en cines Lincoln, que se llevó 12 nominaciones a los Oscar y consiguió dos estatuillas. “Creía que al final Lincoln tendría que estrenarse en televisión”, dijo Lucas. Su amigo lo confirmó: “Pues casi. Estuvo así de cerca, pregunta a HBO, así de cerca”. De hecho, fue gracias a que Spielberg es dueño de parte de DreamWorks que la película finalmente pudo estrenarse en cines. “Hablamos de Lincoln y Red Tails… que casi no podemos llevarlas a los cines. De que Steven Spielberg y George Lucas no pueden estrenar sus películas en cine”, continuaba Lucas tras quejarse de la urgencia actual de hacer películas para un público masivo e ignorar los nichos de audiencia. “Bueno, yo conseguí que más gente viera Lincoln que tú Red Tails”, bromeó finalmente Spielberg.

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.