SparkShorts: Pixar se renueva para el futuro

Ya puedes ver 'Purl', 'Smash and Grab' y 'Kitbull', los cortos del programa donde Pixar da libertad a sus animadores para que muestren su talento.

Por - 19 de febrero de 2019

ETIQUETAS:

  • Desde el estreno en cines de Toy Story allá por 1995, Pixar decidió recuperar una de las grandes tradiciones del estudio que tenía como modelo, Disney, acompañando cada uno de sus largometrajes de una pequeña pieza animada que en varios minutos podía contar una historia tan interesante, emocionante o divertida como el film al que acompañaban. En estas piezas experimentaban, probaban nuevas técnicas y daban vida a pequeñas historias que de no ser así habrían quedado sin contar. Esa tradición, que se mantiene hasta nuestros días, ha sido una de las grandes virtudes de Pixar como estudio y de su respeto hacia el público al que va dirigida su producción.

    Y por supuesto, más allá de todo esto, les ha otorgado reconocimiento en la industria no solo animando a otros estudios a imitarles durante años (caso de DreamWorks, que sacó adelante piezas bastante interesantes antes de abandonar la táctica) o la propia Disney, que ni corta ni perezosa resucitó en el cine al ratón Mickey con el corto Get A Horse, un sobresaliente telonero de una película no menos estimable, ya convertida en un clásico popular moderno: Frozen.

    Pero incluso con esta filosofía, el caso es que Pixar, en su condición de gran estudio repleto de trabajadores con talento, estaba perdiendo gente muy válida por no tener suficiente libertad creativa. En los últimos diez años no es extraño encontrar cortos creados por animadores del estudio o gente que ha decidido abandonarlo en la busca de libertad creativa. Casos como el de Alma (2009) de Rodrigo Blaas; director ahora convertido en el principal encargado de Trollhunters de Guillermo del Toro; la dupla formada por Dice Tsutsumi y Robert Kondo, responsables del nominado al Oscar The Dam Keeper (2014); o Borrowed Time (2015), un homenaje al western, que también optó a la estatuilla, y animado por gente de Pixar.

    Ante esta fuga de talentos y la cada vez más dura competencia, pues escuelas como Gobelins o The Animation Workshop están formando a gente de un talento espectacular, Pixar ha optado por fundar su propia rama de creación independiente de cortos. Según palabras de su presidente, Jim Morris, “el programa SparkShorts está diseñado para descubrir a nuevos contadores de historias, explorar nuevas técnicas y experimentar con nuevos métodos de producción. Estas películas son diferentes a todo lo que hemos hecho ahora y dan oportunidad a mostrar el potencial individual de los artistas y su acercamiento e inventiva en la realización de piezas de menor escala”.

    Para redondear una idea de por sí muy buena, habría que añadir un matiz: los SparkShorts no acompañan a las películas en el cine, sino que desde el primer día están disponibles para verse y compartirse en el canal de YouTube de Pixar, acercándolos más si cabe a la audiencia, y acompañando las piezas de un making of. De los seis producidos de momento, han sido tres los que ya están disponibles y los restantes se reservan su estreno para el lanzamiento de Disney+, el Netflix que prepara la compañía para llegar a todo el mundo a finales de 2019. Pero, ¿cuáles podéis ver ya? ¿Y merece la pena verlos?

     

    Purl

    Dirigido por Kristen Lester, fue el primero en lanzarse y su premisa y mensaje encajan perfectamente en este nuevo enfoque de visibilizar la individualidad de los artistas. La historia sigue a un ovillo llamado Purl, que acaba de fichar por una gran empresa. Es una chica, está rodeada de hombres vestidos de traje, de idéntica apariencia, que la hacen de menos por no ser como ellos, y en esta tesitura Purl tendrá que decidir si ser fiel a sí misma o adaptarse para ‘encajar’. Si bien su mensaje es positivo, la obviedad con la que se aborda y algunas contradicciones en su ejecución evitan que el corto alcance el rigor artístico que se le exige a una producción de la compañía. No es que esté mal, pero no se siente como algo que haría Pixar más allá de su magnífico acabado técnico.

     

    Smash and Grab

    Está dirigido por Brian Larsen, del que no se podría hablar como “nuevo talento”, pues lleva más de veinte años en la industria y ha trabajado en obras como El gigante de hierro, Samurai Jack y Brave de la propia Pixar e, incluso, fue impulsor de la historia de Piper, el maravilloso corto que acompañó a Buscando a Dory en cines. La historia de Smash and Grab es sencilla: dos robots que trabajan alimentando una locomotora con carbón, atrapados y encadenados, ven por una ventana una ciudad donde hay otros robots que son libres. Y deciden rebelarse contra el sistema. Es un corto agradable, con buenas ideas, un acabado que remite a WALLE y un final que no por tierno renuncia al gag, algo que forma parte del ADN de Pixar. Una mejora sustancial con respecto al anterior SparkShort, Purl.

     

    Kitbull

    Dirigido por Rosanna Sullivan, Kitbull es tan bueno que da pena que no se estrene en cines, un corto con un acabado visual precioso, pero que no os lleve a engaño: la historia que cuenta es cruda, arriesgada y valiente. Básicamente, la inesperada amistad que surge entre un gatito callejero y un perro de presa cuyo dueño emplea en peleas clandestinas. El proceso de acercamiento entre ambos animales, el uso de los colores, la música, la sensibilidad de Sullivan y en definitiva, el trabajo realizado por todo el equipo de artistas consiguen dibujar una sonrisa al terminarlo. Es un corto que sí, nace de un programa alternativo pero que habría merecido iniciarse con el logo de la compañía, porque en definitiva encajaría como uno de sus mejores trabajos. Si sólo tenéis ocho minutos libres y tenéis que decidiros por uno de estos SparkShorts, ved este.

    ‘Toy Story 4’ rompe la tradición de Pixar y se proyectará en los cines sin corto previo

    El público ya ha asimilado que antes de cualquier película salida del estudio de la lupa hay una pequeña pieza animada, pero esta vez no va a ser así.

    Así evita Disney los spoilers de ‘Toy Story 4’

    Tom Hanks, que pone voz a Woody en la versión original, ha quedado bastante sorprendido con las artimañas de la Casa del Ratón.

    Las primeras reacciones aseguran que ‘Toy Story 4’ es la película más divertida de la saga

    Además, la cuarta entrega de los juguetes es "la única que parece un film de aventuras" y trata "las despedidas difíciles"

    ‘Onward’: Primeras imágenes de lo próximo de Pixar

    Tom Holland y Chris Pratt ponen voz en VO a los elfos suburbanos que protagonizan el filme de Andrew Scanlon ('Monstruos University').