‘Romeo y Julieta’: Cuando Zeffirelli revolucionó a Shakespeare

Sexo adolescente y rodaje en exteriores: la adaptación firmada por el director italiano en 1968 fue tan rompedora como la de Baz Luhrmann (o puede que más).

Por
17 de junio de 2019

Romeo y Julieta (1968) sigue siendo la película más valorada de Franco ZeffirelliGanadora de dos Oscar (fotografía y diseño de vestuario) y nominada a otros dos (Mejor director y Mejor película), esta adaptación de la obra de William Shakespeare triunfó a lo grande en todo el mundo, lanzando internacionalmente la carrera de su autor. Y, paradójicamente, eso hace que resulte muy fácil de infravalorar. A estas alturas, ¿a santo de qué nos puede interesar otra película más sobre los amantes de Verona? Para eso, puede pensar un espectador, nos quedamos con la de Baz Luhrmann, que sale Leonardo DiCaprio y además se arriesga con la ambientación como ninguna otra.

Pues ahí está la clave: la Romeo y Julieta de Zeffirelli fue, en su momento, una revolución para las películas basadas en Shakespeare, además de un éxito de taquilla que arrasó entre el público adolescente. Algo que tiene más mérito aún si pensamos que su original es la obra teatral más adaptada de todos los tiempos. ¿Cómo puede ser así, con lo blandita y cursi que parece? Vamos a explicarlo.

La edad de los protagonistas

En la obra de teatro, recordemos, Romeo está acercándose al final de la adolescencia y Julieta tiene 14 años. Algo por lo que las adaptaciones filmadas antes de 1968 pasaban de puntillas y mirando hacia otro lado. Sin ir más lejos, Norma Shearer tenía 34 primaveras cuando rodó la adaptación de George Cukor en 1936.

Aunque Zeffirelli no se atrevió a poner a una actriz de esa edad en el rol principal, sí que se acercó tanto como pudo. Tras haber tentado a Anjelica Huston, que se negó, su elegida fue Olivia Hussey, una adolescente británica de 16 años a la que atormentó lo suyo en el plató (obsesionado con evitar que engordara, le tenía prohibidísimo comer pasta). En cuanto a Romeo, el cineasta se decantó por el inglés Leonard Whiting (17 añitos).

Señalemos, eso sí, que la primera opción de Zeffirelli para su Romeo había sido Paul McCartney. Algo debía ver el director italiano en el bajista de The Beatles, puesto que volvió a tantearle para interpretar a San Francisco de Asís en Hermano sol, hermana luna (1972).

El rodaje en lugares históricos

Salvo excepciones como el Enrique V de Laurence Olivier (y eso, porque en ella había que mostrar una batalla), las adaptaciones de Shakespeare rodadas hasta entonces habían sido trabajos de estudio que hacían a sus personajes deambular por decorados llenos de cartón piedra. Pero Zeffirelli estaba empeñado en llevar al cine la atmósfera de la Italia renacentista, y para lograrlo solo tenía una opción: sacar la cámara a las calles. 

Aunque el casco histórico de Verona no estaba muy presentable por entonces, al director no le faltaron lugares donde situar sus escenas: la película transcurre en palazzi y plazas monumentales de Roma, Siena, Perugia y otros lugares con encanto del Lazio y la Toscana. Este empeño, no obstante, tuvo su precio, porque si bien las Arriflex (las cámaras por excelencia de la Nouvelle Vague) facilitaban esa libertad de movimientos, también eran muy ruidosas, lo que obligaba a doblar los diálogos en postproducción.

La música 

Antes del Romeo y Julieta de Luhrmann, ¿cuántas adaptaciones de Shakespeare al cine contaban con un hit en su banda sonora? Pues solo una: la de Zeffirelli. Para la BSO de su película, el director recurrió a un Nino Rota en plenitud de facultades, que ya había firmado muchas de sus BSOs clásicas para Fellini. El tema principal del filme, conocido como What Is A Youth?, A Time for Us o, sencillamente, Love Theme from Romeo and Juliet, se hizo un hueco en las listas de éxitos gracias a un arreglo (bastante cursi por lo demás) firmado por Henry Mancini

La pieza resultó tan inolvidable, de hecho, que dejó huella en la carrera de un tal Thom Yorke. El futuro líder de Radiohead vio la película de Zeffirelli cuando tenía trece años, hinchándose a llorar con el final, y cuando compuso Exit Music (For A Film) para la adaptación de Baz Luhrmann, se empeñó en que su canción evocara la misma tristeza que la melodía de Rota. “Nunca entendí por qué no se escapaban juntos después de acostarse”, declaró Yorke.

El sexo

En su momento, el detalle más chocante de Romeo y Julieta fue reconocer que, durante sus momentos de intimidad, los protagonistas hacían más cosas aparte de intercambiar exquisitos parlamentos en pentámetro yámbico. Vamos, que se acuestan juntos. Y no solo eso, sino que aparecen como Shakespeare les trajo al mundo en una escena post coitum. ¿De qué pensabas que iba todo eso del ruiseñor y la alondra?

Dada la edad de sus actores principales, este aspecto de la película sería hoy carne de polémica, pero en su momento nadie le dio una importancia fuera de lo común: “En Hollywood todo aquello era un tabú, pero en Europa había un montón de películas con desnudos, así que no le dimos importancia”, recordó Hussey en 2018. El hecho de que Leonard Whiting y ella tuvieran un escarceo amoroso durante el rodaje de la cinta, confiesa, también ayudo.

El cineasta italiano Franco Zeffirelli muere a los 96 años

Este prestigioso realizador fue nominado al Oscar en 1968 por hacerse cargo de una personal versión del 'Romeo y Julieta' de Shakespeare.

Vídeo del día: ¿Se bailaba mejor en el cine de los 90?

Desempolva el reproductor de VHS, elige tu película favorita de los 90, sube el volumen a tope y sal a bailar como si el siglo XX estuviera a punto de acabarse.

Naomi Watts y Daisy Ridley darán la vuelta a ‘Hamlet’

La más famosa de las tragedias de William Shakespeare será contada desde el punto de vista de Ofelia en una nueva película dirigida por la australiana Claire McCarthy.

Nueva versión de ‘Romeo y Julieta’ en camino

Esta vez, con un toque épico al estilo de '300' y con el título de 'Verona'.