Queja del día: ¿Por qué hay que pagar extra para ver ‘Regresión’?

Hasta el viernes de esta semana, la cadena Cinesa cobra un euro extra por las entradas del filme de Amenábar. ¿Cuál es la razón de esta medida? ¿Tendrá consecuencias?

Por
06 de octubre de 2015

Generalmente no nos hace falta recordarlo, pero una entrada de cine (o un “billete reglamentario”, como dice el BOE) es un documento con mucho intríngulis. Muchas de sus características están reguladas por la ley correspondiente, y, tras pagar su precio, el espectador o la espectadora adquiere el derecho a ver la película que corresponda, puntualmente y en buenas condiciones. Todo ello, además, de forma medianamente democrática, porque, salvo prestaciones especiales de la butaca o de la proyección, es muy raro que el precio del ticket fluctúe de forma arbitraria. “Raro”, decimos, pero no imposible: sin ir más lejos, los espectadores que han ido a ver Regresión a las salas de la compañía Cinesa durante esta semana se han encontrado con que su entrada (o su “billete reglamentario”) les salía por un euro más de lo normal.

¿Por qué este sobreprecio? No tenemos ni idea. En un mensaje dirigido a su página en Facebook (ver tuit abajo), un cliente apunta que esta compañía exhibidora propietaria de 535 salas decidió considerar el filme de Alejandro Amenábar como una “película Premium”. Lo cual apunta a un estreno de especial relevancia, lo bastante destacado como para que cualquier hijo de vecino deba abonar un extra por su visionado. En su respuesta al usuario, Cinesa afirma que se trata de una medida provisional, que las entradas de Regresión volverán a su precio de costumbre cuando haya transcurrido una semana desde su estreno (es decir, este viernes) y que el sobreprecio no se aplica a quienes usen la tarjeta de descuento Cinesacard. Sin embargo, varias quejas recogidas en el mismo facebook afirman que esta exención no siempre ha tenido lugar. “A nosotros nos cobraron el recargo, en taquilla y presentando la Cinesacard”, afirma uno de los usuarios que protestan.

Mientras las se suceden las muestras de disgusto, tanto en Facebook como en Twitter, Cinesa no da explicaciones: en el momento de redactar este artículo, CINEMANÍA no ha recibido respuesta de la exhibidora. “El precio es algo que ha establecido el exhibidor”, comentan desde la distribuidora Universal. Y, a falta de respuestas, uno se hace preguntas. Sin ir más lejos, la expresión “película Premium” mueve un poco al mosqueo: será porque la publicidad nos ha malacostumbrado, pero generalmente la palabra “premium” (que en latín quiere decir “prima”, es decir, “recompensa”) se asocia a servicios más caros de lo normal, que conllevan ventajas extra sobre los adquiridos al precio de costumbre. Sin embargo, a juzgar por los testimonios de los espectadores, las proyecciones de Regresión se efectuaban en las condiciones de siempre.

cinesa

Por otra parte, ¿se convertirán las “películas Premium” en una costumbre? ¿Comenzarán a cobrar añadidos otras empresas por las entradas de grandes estrenos? Pensando en esto, nos guste o no, debemos recordar que el importe de la entrada es algo que establece la empresa propietaria de la sala. Así mismo, cuando nos preguntábamos qué había sido del día del espectador, descubrimos que las distribuidoras pueden exigir que no se apliquen descuentos a los tickets de sus películas (algo que ha atraído quejas sobre algunas majors). En este caso, sin embargo, la situación se complica: habitualmente, los cines grandes han tenido más libertad que los pequeños para establecer descuentos y otras ventajas, ya que compensan la disminución de ganancia por espectador con el mayor número de tickets vendidos. Lo que no resulta nada habitual es que suban ese precio.

¿Tendrá algo que ver la proximidad de la Fiesta del Cine, un evento en el que los exhibidores renuncian voluntariamente a parte de sus beneficios para atraer más público a sus salas? Cualquiera sabe. Aun así, la medida sigue resultando rara. Un incremento de precio, aunque sea pequeño, puede provocar una incomodidad grande en el cliente potencial (y si éste es español, más todavía), con lo que cabe preguntarse cuántos espectadores no dispuestos a pagar el euro de la discordia estará perdiéndose el filme de Amenábar a causa de esta decisión de la exhibidora. Por lo pronto, lo único que sabemos con certeza es que dentro de cuatro días las entradas de Regresión en las salas Cinesa volverán a costar lo de siempre. Hasta entonces, habrá que rascarse el bolsillo…

Alejandro Amenábar y Najwa Nimri, Espigas de Oro de Honor de Seminci 2019

El reconocimiento del cineasta y la actriz será celebrado el 22 de octubre, junto al del director de casting Luis San Narciso.

Así era la Salamanca de Unamuno, Franco y Millán-Astray (según Alejandro Amenábar)

El director y su equipo de arte proponen un viaje en el tiempo hasta la España de 1936.

[San Sebastián 2019] ‘La trinchera infinita’: atrapados en el Franquismo

El festival de cine vive su particular día de la marmota franquista con la segunda película española a competición, 'La trinchera infinita'

Amenábar: “Franco nos dejó con la sensación de que nuestro padre era Darth Vader”

Con 'Mientras dure la guerra' el director compite por la Concha de Oro recreando el mítico enfrentamiento entre Unamuno y Millán Astray en el paraninfo de Salamanca