Primeras críticas de ‘Warcraft: El origen’

'Como 'Campo de batalla: la Tierra' pero sin energía ni humor no intencionado'. Los primeros críticos de la fantasía épica de Duncan Jones no han tenido ni un ápice de piedad.

Por
25 de mayo de 2016

Después de varios años de trabajo y una postproducción especialmente dilatada de más de doce meses de duración, la semana que viene llegará a los cines españoles Warcraft: El origen, la ambiciosa adaptación al cine del videojuego de rol más popular del planeta: World of Warcraft. Al mando de esta superproducción de Universal, Legendary y Blizzard, de presupuesto en torno a los 160 millones de dólares, se encuentra Duncan Jones. El hijo de David Bowie, director de gemas de la ciencia-ficción como Moon (2009) y Código fuente (2011), ha entrado así en la liga de los grandes blockbusters de Hollywood.

¿Pero cumplirá Warcraft: El origen las expectativas depositadas en ella como capítulo inicial de una gran saga de fantasía? ILM ha aportado sus últimos avances en técnica de captura de movimiento para crear a los orcos, liderados por Durotan (Tobby Kebbell) en su llegada al reino humano de Azeroth huyendo de la destrucción de su propio universo. Allí lucharán contra las tropas dirigidas por Sir Anduin Lothar (Travis Fimmel). Completan el reparto Paula Patton, Ben Foster y Dominic Cooper. 

Por lo general, los primeros críticos anglosajones que han expresado su opinión sobre Warcraft: El origen no han tenido piedad con la propuesta de Duncan Jones. Aun así, las críticas más templadas, indican signos de cierta esperanza en lo referente al cariño y sinceridad con los que se ha tratado el mundo de fantasía. Un tratamiento que, está claro, seguramente alineará a gran parte del público, pero que puede ser muy bienvenido en algunos casos.

Geoff Berkshire (Variety): “Con poco que decir a aquellos ya perplejos ante la simple mención de orcos y brujos, Warcraft: El origen se tira de cabeza a un universo de fantasía con criaturas mitológicas, conjuros mágicos y personajes con nombres tan exóticos como las localizaciones. Es un planteamiento en plan ‘o lo tomas o lo dejas’ que corre el riesgo de que la mayor parte del público opte por lo segundo, aunque los más devotos del material original quizás tengan una experiencia completamente distinta. En ese caso, Universal debe confiar en que ellos apoyarán la película en taquilla, si no podríamos estar ante uno de los mayores fracasos del verano. (…) La raíz de los problemas de Warcraft es su firme sinceridad, que nunca aborda exactamente lo exagerados que son cada uno de sus personajes y sus conflictos (…) Medivh debería de ser divertido, pero la interpretación inexpresiva de [Ben] Foster lo convierte, como a toda la película que lo rodea, en un aburrimiento”.

William Bibbiani (Crave Online). “La película de Duncan Jones no te hará olvidar El señor de los anillos, pero te recordará a Willow. (…) Hay un innegable entusiasmo en la película, una sinceridad refrescante que recuerda conceptos del género de fantasía de la vieja escuela. La película de Duncan Jones desafía el distanciamiento irónico. Aquellos que busquen emociones baratas saldrán severamente decepcionados, pero quienes prefieran un drama decente que se toma a los orcos en serio lo encontrarán si están dispuestos a escarbar un poco.Warcraft le cuesta empezar y, cuando todo el mundo ha recibido su presentación de rigor, ya es hora de cerrar”.

John Hazelton (Screen Daily): “Tomando como modelo los comienzos de la saga Warcraft, la película replica la estructura del juego contando la historia desde el punto de vista de los humanos y de los orcos. (…) La historia se toma tiempo para construir sus momentos dramáticos mientras se ve interrumpida por lo que parecen situaciones innecesarias, algunas de ellas quizás orientadas hacia posibles secuelas. (…) Termina resultan poco convincente y genérica, con nada a la altura del peso dramático de la trilogía de El señor de los anillos de Peter Jackson o la crudeza explícita de Juego de tronos”.

Sheri Linden (The Hollywood Reporter): “Para los no aficionados [al videojuego], la experiencia de dos horas podría haber sido más concisa, pero no es un calvario. Tampoco demasiado convincente. Si no estás familiarizado de antemano con una mitología que se toma tan en serio a sí misma, puede parecerte en el límite de lo bobo, sino directamente aburrida; o las dos cosas (…). Sin embargo, la película avanza en todo momento gracias a los personajes. Es por eso que, a pesar de que el mundo creado por [Duncan] Jones y sus talentosos diseñadores, donde se combinan al mismo tiempo fisicidad de la vieja escuela y entornos digitales a la última, no es tanto creíble como asombrosamente trabajado. Consigue hechizarte”.

Alfonso Duralde (The Wrap): “Los críticos de cine usan mucho la expresión ‘películas de gestión corporativa sin alma’, pero son títulos como Warcraft los que consiguen redefinir el concepto: he aquí la adaptación de un videojuego inmensamente popular que toca el fondo de uno género ya mortal. Imagina Campo de batalla: la Tierra sin su energía y humor no intencionado y tendrás rometen secuelas (o se amenaza con ellas), pero también lo hizo Super Mario Bros. Y, pensándolo bien, si me obligaran a ver alguna de las dos de nuevo, probablemente optaría por los fontaneros”.

Warcraft: El origen se estrena el 3 de junio.

Las mejores inocentadas del ‘April Fool’s Day’ en Hollywood

Tranquilos: lo del remake de 'Dirty Dancing' con Jared Leto y Anne Hathaway fue una broma de Mark Millar.

Duncan Jones prepara una secuela de ‘Moon’ en formato cómic

Como no tiene mucho presupuesto, Jones utilizará este medio para poner fin a la saga, que contando 'Mute' en realidad es una trilogía.

Duncan Jones quiere hacer un biopic sobre su padre David Bowie junto a Neil Gaiman

Y Peter Ramsey, director de 'Spider-Man: Un nuevo universo', también se ha metido por medio. Porque Twitter es un lugar maravilloso.

¿Debería Meryl Streep ser David Bowie en el cine?

Tras el éxito de 'Bohemian Rhapsody', las majors se plantean una película sobre el rey del glam. El hijo de Bowie (y sus amigos, como Edgar Wright) ya han empezado a trollearla.