Primeras críticas de ‘Cats’: “Una monstruosidad”

Ante la película de Tom Hooper, la crítica anglosajona oscila entre la agresividad y el puro desconcierto.

Por
19 de diciembre de 2019

Estaba claro que, con Catsel director Tom Hooper se la estaba jugando a lo grande. Por mucho que esté basado en los poemas sobre gatos de T. S. Eliot (un premio Nobel de Literatura, nada menos), el musical original de Andrew Lloyd Webber ha tenido siempre una pata (o dos, o cuatro) más allá de las fronteras del kitsch. Y ese primer tráiler que tanto conmocionó a internet hacía pensar que el director de El discurso del rey Los miserables iba a potenciar este factor hasta el infinito adaptándolo junto a un reparto estelar (de Judi Dench, que estrenó el musical en Londres hace décadas, a Idris Elba y Taylor Swift). Con lo cual, en resumen, o el filme era un locurón triunfal, o un cataclismo sin paliativos.

Pues bien: las primeras críticas de Cats ya están aquí… y parece que ha sido lo segundo. Los expertos anglosajones han sacado las garras ante la cinta de Hooper, y en lugar de amorosos ronroneos han proferido gruñidos de esos que solo se escuchan en la consulta del veterinario. Pero ojo, eso sí, porque algunas de estas reseñas expresan, más que desagrado, desconcierto ante un filme que parece desafiar toda lógica. ¿Estamos ante una futura cinta de culto?

“Determinar si Cats es buena o es mala supone observarla desde una perspectiva incorrecta. Dicho con todo el cariño, es una monstruosidad. (…) Hay algo mágico en el simple hecho de que esta película exista en toda su gloria obscena y absurda, sus terribles decisiones cinematográficas y sus erupciones de pasmoso talento”. (Alison Willmore, Vulture)

“Si ni siquiera una fan ardiente de los gatos de la vida real y del Cats de Lloyd Webber puede disfrutar de la versión de Hopper, parece poco probable que los recién llegados a este mundo puedan disfrutarla demasiado. Esta triste locura es un monumento a no saber cuándo parar, y la prueba de que el teatro y el cine pueden (y deben) coexistir felizmente. (…) [Veredicto] Sentí cómo mi luz interior se desvanecía poco a poco”. (Hannah Woodhead, Little White Lies)

“Cats es un ejercicio de 110 minutos en el arte de no creerte lo que estás viendo, de sentirte desligada poco a poco de conceptos básicos como ‘tiempo’, ‘espacio’ y ‘realidad’. ¿Te has preguntado alguna vez cómo sería hacerte luz de gas a ti misma? Ve a ver Cats, y tal vez lo experimentes”. (Angie Han, Mashable)

“Podría escribirse una tesis doctoral acerca de cómo este despropósito fue arrojado a la existencia, aunque no hay nada nuevo en su enérgica adhesión al mal gusto. (…) En términos felinos, esta es una película sin bolas de pelo monumentales, sin olisqueos de culo, sin arañazos profundos e hirientes. En vez de eso, la película se achanta y disimula su innata extrañeza, soltándose el pelo solo en sus momentos más cómicos”. (Manohla Dargis, New York Times)

“Este viaje de 110 minutos por una fantasmagoría de gráficos por ordenador no es en absoluto una buena película, y salí del estreno dispuesto a tirarle una bomba crítica fácil y acabar de una vez por todas con este maldito y viejo 2019. Pero cuanto más me fijé en Cats, o con el recuerdo (ejem) de Cats, más me di cuenta de que no quería odiarla. (…) [La última media hora] podría bastar para que algunas personas considerasen este filme un triunfo, y envidio ese alegre optimismo. Espero que muchos de quienes leáis esto podáis encontrar el mismo placer en la impía locura de Hooper”. (Richard Lawson, Vanity Fair

“Cats es ahora un filme, sus muchos gatitos / con rostros de intérpretes de relumbrón. / Pero sus mamellas parecen mal puestas / y en cada culete una cola brotó. (…) Quizás este Londres es postnuclear. / Aquí no hay personas, así que tal vez / debido a la Bomba u otro cataclismo / lleno de mutantes felinos está”. (Peter Bradshaw, The Guardianla crítica original está escrita en verso, a semejanza de los poemas de Eliot sobre gatos, así que hemos optado por una traducción libre).

Judi Dench describe su vestuario de ‘Cats’ con una frase inolvidable

Aún no ha visto la película de Tom Hopper (y no le sobran las ganas), pero la actriz británica tiene algo que decir sobre esa capa de piel…

Hugh Jackman se libró por los pelos (digitales) de aparecer en ‘Cats’

Tom Hooper ya había trabajado con él en 'Los miserables', y le propuso participar en su nuevo musical cuando este estaba en preproducción.

Aquí hay gato encerrado: así fue el infernal rodaje de ‘Cats’

Según un trabajador de efectos digitales, el director Tom Hooper le dispensó al equipo un trato de lo más irrespetuoso, humillante y... raro.

Los fans de ‘Cats’ quieren que Universal libere el “montaje de los ojetes”

"En algún lugar, existe un montaje de 'Cats' lleno de culos': así es el nuevo movimiento de Internet que nos está haciendo más llevadera la reclusión.