¿Por qué no está el cartel de Hollywood en Google Maps?

Es destino obligado para turistas y amantes del cine que se dan cita a diario para fotografiarlo. Pero hay quien no recibe con mucha felicidad a tanto forastero...

Por
19 de enero de 2015

ETIQUETAS:

  • Dicen que se ve al sobrevolar el aeropuerto de Los Angeles. Se trata de uno de los símbolos más reconocibles de todo el planeta: todo un monumento a la industria del cine al que, sin embargo, es difícil acceder. Hablamos del famoso cartel de Hollywood, al que Google no quiere que llegues orientándote por medios virtuales.

    Situadas en el Monte Lee, los nueve caracteres que dominan la Meca del cine son motivo de orgullo y preocupación, a partes iguales, para los vecinos que viven bajo el legendario letrero instalado a comienzos de los años 20.

    El cartel es todo un imán para ejércitos de turistas que convirtieron hace años la zona en una constante romería. ¿El objetivo? Conseguir las mejores fotos de las letras blancas de más de 13 metros de altura que coronan la ciudad y acercarse lo máximo posible al letrero.

    Para evitar la llegada de las hordas que ocupan las plazas de aparcamiento de las calles más cercanas a la colina y convierten las empinadas y tranquilas cuestas de la zona en un ir y venir constante, los vecinos siempre han llevado a cabo tretas que lograban despistar y alejar a los turistas.

    Así, pintar los bordillos para que los visitantes pensaran que el aparcamiento está prohibido en la zona, instalar señales falsas para marear a los turistas o instalar directamente amenazantes carteles como este “Tourists Go Away” eran hasta hace no muchos años las prácticas habituales llevadas a cabo por los residentes de la zona para evitar la aglomeración que el dichoso cartel llevaba hasta sus tranquilas calles.

    Sin embargo, la tecnología acabó con la efectividad de estas trampas artesanales para turistas. Los GPS y las consultas a Google Maps podían llevar a los turistas hasta la zona del cartel de Hollywood, llenando el área de incómodos visitantes. Sin embargo, utilizar el popular “Cómo llegar” de Google con el cartel ‘hollywoodense’ no sirve absolutamente de nada (a menos que sepas volar):

    holly2

    Antes de continuar con el misterio de Google, es necesario explicar cuál es la situación exacta del dichoso cartel. El acceso no es sencillo, y en realidad hacerse un ‘selfie’ bajo sus blancas letras es imposible. Esta suerte de monumento se encuentra vallada y vigilada con cámaras. A sus pies está la ladera de la colina y no hay forma de acceder: para hacerse una foto con el cartel hay que seleccionar alguno de los puntos de la ciudad desde los que mejor se ve este objeto de deseo para los turistas más cinéfilos.

    Sin embargo, haciendo una pequeña excursión a pie sí que se puede llegar hasta un pequeño mirador que hay justo encima del cartel y que ofrece una visión totalmente distinta del letrero tantas veces fotografiado:

    holly3

    Ahora bien, ¿por qué Google juega al despiste ocultando los senderos que llevan hasta este mirador? La respuesta no la da la compañía, sino que la tiene Hollywood Sign Trust, una asociación sin ánimo de lucro cuyo único objetivo es proteger y defender el símbolo. Desde esta asociación se organizan excursiones a diversos puntos elevados de la ciudad desde los que los turistas pueden disfrutar de las mejores vistas del cartel, pero en ningún caso algo que implique acercarse al letrero.

    En su propia web lo explican: no se puede ir hasta el letrero porque es ilegal (es cierto que estar al pie del cartel está prohibido, pero no así en el mirador superior) y es peligroso para el medio ambiente y para la propia seguridad del turista.

    Según Betsy Isroelit, representante de la asociación, durante un tiempo el objetivo no era otro que “ocultar” el letrero por completo en internet, para lo que llegaron a tener éxito “consiguiendo que Google cambiara la dirección”, tal y como reconoce en una entrevista.

    Sin embargo, tapar algo en internet es prácticamente imposible. En otros rincones de la Red (algo más recónditos que Google Maps, eso sí) explican cómo llegar a las zonas desde las que mejor se ve el letrero de Hollywood y cómo llegar hasta el propio cartel.

    Así, el siguiente movimiento de Hollywood Sign Trust fue convencer a Google, con la ayuda del concejal angelino Tom LaBonge, de que cambiara las indicaciones que deberían llevar hasta las letras blancas más famosas del mundo del cine: desde el pasado mes de noviembre, el “Cómo llegar” con el letrero ‘hollywoodense’ como destino lleva a los turistas hasta el Observatorio Griffith, uno de esos puntos a los que recomiendan ir desde Hollywood Sign Trust para disfrutar de las vistas cinéfilas, eso sí, desde lejos.