Por qué Al Pacino es un dios en Tailandia

O, más exactamente, una deidad budista: la imagen del actor en 'Serpico' sirve de talismán contra los policías corruptos a los camioneros del país asiático.

Por
29 de julio de 2015

Pese a que él mismo ha hecho ciertos esfuerzos para que lo olvidemos, Al Pacino sigue estando rodeado por el aura de una leyenda. El actor que fue Michael Corleone en El Padrino El Padrino II, que se puso a la altura del mismísimo Vittorio Gassman en Esencia de mujer, que se volvió Tony Montana en El precio del poder para esnifarse hasta el polvo de los muebles y que incluso logró que Jack y su gemela valiese la quinta parte (siendo generosos) del precio de la entrada parece ostentar, a pesar de los bodrios ocasionales, una reputación mucho más digna que la de su colega y rival Robert De Niro. Algo que, si tenemos en cuenta su participación en bodrios como Una relación peligrosa y Asesinato justo, hace pensar en una cierta protección sobrenatural. ¿Se congraciaría el neoyorquino con las potencias celestes cuando rodó Ángeles en América? ¿O le vendrá dicho favor de ciertos lugares que huelen a azufre, en premio por su interpretación en Pactar con el Diablo?  Pues, por lo que parece, ni una cosa ni otra: esa habilidad para caer de pie podría deberse a que Pacino es una deidad budista. Al menos, eso es lo que piensan en Tailandia.

La primera noticia sobre esta canonización nos llega vía Mental Floss: según una costumbre descrita por dicha web (y documentada por fotos que podéis ver abajo), los camioneros tailandeses gustan de llevar el rostro de Pacino pintado en las solapas de las ruedas, o bien en forma de pegatina adherida al capó o el parabrisas. ¿Por qué? Pues porque, de la misma manera que muchos profesionales españoles del transporte van acompañados por una medalla de San Cristóbal y se santiguan antes de emprender un viaje, sus colegas de Tailandia también tienen sus pequeñas supersticiones. Entre éstas figuran hacerse bendecir el vehículo por un monje budista, llevar amuletos protectores en el salpicadero… o ilustrar sus solapas para el barro con las imágenes de devas, figuras religiosas del budismo a las que podría calificarse como dioses menores, ángeles o santos. Según el budismo Theravada, el practicado mayoritariamente en Tailandia, los devas son entidades benévolas que ofrecen protección a los fieles. Con el tiempo, el repertorio de estas imágenes sagradas se ha enriquecido con efigies procedentes de la cultura popular, entre las cuales el rostro de Al Pacino tiene un puesto de excepción.

Ojo, no obstante, porque adornar tu furgona con el rostro del hijo pequeño de Vito Corleone, o con el de Carlito Brigante, no te servirá de nada. Para gozar de los favores del deva Al Pacino deberás llevar su efigie tal y como apareció en Serpico, la película de Sidney Lumet estrenada en 1973 que le granjeó su segunda nominación al Oscar. Y esto también merece una explicación: dicho filme está basado en las memorias de Frank Serpico, un policía de Nueva York cuyas investigaciones sobre la corrupción institucional en la Gran Manzana le llevaron a ser tiroteado por sus propios compañeros. Y decir que la policía de Tailandia es poco fiable resulta un tímido eufemismo: los bajos sueldos y la laxitud de las costumbres hacen que los agentes de la ley complementen allí sus ingresos aceptando sobornos, cobrando chantajes, extorsionando y también recaudando multas fraudulentas, especialmente a los camioneros. Así pues, la presencia de Al se considera como una forma de disuadir a ese oficial que te ha puesto las largas de que te cobre una mordida de unos cuantos millares de bath.

Así pues, llevar a Al Pacino contigo es algo más que una muestra de admiración si eres camionero en Tailandia. En realidad, el actor ha sido canonizado (o deificado) en vida como respuesta a una injusticia endémica que, no lo dudamos, les amargará la vida a muchos. Por otra parte, cabe tener en cuenta que los policías tailandeses también obtienen ingresos extra acosando a los turistas: si piensas hacer un viaje a Bangkok o Chiang Mai en un futuro próximo, tal vez te convendría imprimir un fotograma de Serpico y llevarlo contigo, ya que no de una forma tan espectacular, sí en la forma de una clásica estampita. En el caso de que lo intentes, por favor cuéntanos si te ha funcionado o no.

pacino-in-vientiane

Thailand-2011-June-30-Dirt-Truck-with-Awesome-Mudflaps

47082956_19d5879895_z

9142270764_564d441534_b