Películas ‘roleras’: 15 títulos con caballeros, bestias y princesas (en tanga)

¿Has jugado alguna vez a 'Dragones y Mazmorras'? ¿Escuchas a Blind Guardian? Te recordamos 15 'pelis' llenas de espadas y bikinis de metal

Por
28 de junio de 2016

Si eres un friki, rolero, probablemente hetero y (no necesariamente) soltero, como diría nuestro Crítico de Mierda, no te puedes perder las 15 películas que CINEMANÍA ha seleccionado en lo más hondo de los archivos de Minas Tirith. Da igual que nunca hayas escuchado a Blind Guardian o Hammerfall, que uses los dados de 20 caras para jugar al parchís, o que te quedes dormido viendo Juego de tronos: ningún cinéfilo de pro puede permanecer indiferente ante un dragón escupiendo llamas, un guerrero con una espada tamaño maxi o una aventurera intrépida con bikini de metal.

El Señor de los anillos (1978)

“Con buenas nos vienen ahora estos de CINEMANÍA”, pensará el fanfatal que se ha visto seguidas (con los extras en inglés, y en la versión extendida) las tres películas de Peter Jackson. Pero no es de ellas de las que hablamos: antes de que el neozelandés tomase la Tierra Media por asalto, los seguidores de J. R. R. Tolkien probaban su dedicación haciéndose (en VHS, of course) con este conato de adaptación. Firmada por el talentoso Ralph Bakshi, la película se ve lastrada por un metraje demasiado breve que ‘sólo’ resume una novela y media de la trilogía en menos de dos horas. Una secuela titulada El retorno del rey apareció en 1980, directa a vídeo.

Tirada de salvación: John Hurt pone su voz a Aragorn, mientras que Anthony Daniels (la voz en inglés de C3PO) otorga sus cuerdas vocales al elfo Legolas.

Heavy Metal (1981)

 

Aunque pudiera parecerlo, este filme no homenajea al género musical favorito de casi todos los roleros, sino a la homónima revista de cómics (Métal Hurlant, en sus ediciones francesa y española). La película pudo contar con diseños de Richard Corben, Berni Wrightson y otros ilustres del tebeo underground, aunque el genial Moebius y el español José María Beá se quedaron fuera del cotarro por problemas de derechos y tiempo. Tuvo secuela en 2000.

Tirada de salvación: La banda sonora, ‘metalera’ como corresponde, contó con bandas como Blue Öyster Cult, así como con una aportación de los tecnopoppies Devo.

Excalibur (1981)

 

Tras un intento frustrado (otro más) de adaptar El Señor de los anillos en imagen real, el majara británico John Boorman aprovechó para dar vida a una de las raíces de la fantasía heróica: el mito del rey Arturo (Nigel Terry). Llena de mitología y simbología, la película ofrece un duelo mágico de altura entre Nicol Williamson y una Helen Mirren mala malísima, además de una BSO con piezas clásicas de Orff y Wagner: todo master que se precie la ha usado alguna vez para ambientar una partida. 

Tirada de salvación: Tanto la esposa del director como sus hijos se implicaron en el filme de tal forma que este fue conocido como The Boorman Family Project antes de su estreno.

El dragón del lago de fuego (1981)

 

¿Qué hace falta para que un filme fantástico enganche a chicos y grandes? ¿Un buen guión? Esta película lo tenía. ¿Buenos efectos especiales? Chachi que sí, y firmados por el gran Brian Johnson (Alien). Pero en Hollywood no hay nada seguro, y esta coproducción entre Paramount y Disney resultó demasiado adulta para el público infantil, mientras que la cinefilia seria se la tomó a pitorreo. Una pena, porque es una pequeña joya.

Tirada de salvación: El dragón de marras cuenta con el nombre más elegante jamás ostentado por un reptil caníbal: Vermithrax Pejorative, nada menos.

Conan el bárbaro (1982)

 

Rodando esta película, John Millius y su coguionista Oliver Stone se fijaron tanto en las novelas originales de Robert E. Howard como en los tebeos de Marvel que hicieron famoso a su protagonista. El casi debutante Arnold Schwarzenegger unifica en su persona al caballero y a la bestia, mientras que Sandahl Bergman consagra para siempre la ropa interior de malla metálica.

Tirada de salvación: La presencia de James Earl Jones (la voz en inglés de Darth Vader) como un villano reptiliano y hechicero.

El último unicornio (1982)

 

La productora de animación Rankin/Bass creó uno de los filmes más inclasificables de los 80 con este trabajo. Adaptando la novela homónima de Peter Beagle y con un voice casting de campanillas (puedes oír a Mia Farrow y Jeff Bridges en el vídeo), El último unicornio desconcertó al público por ofrecer una historia rematadamente triste sobre la muerte de las ilusiones y el fin de la magia. El resultado: un fracaso comercial histórico.

Tirada de salvación: Tras el fin de Rankin/Bass, el equipo de animadores japoneses que trabajaba en sus producciones fue recultado por Hayao Miyazaki para fundar su Studio Ghibli.

El señor de las bestias (1982)

 

Inefable animadora de mediodías de sábado, esta modesta y ochentera producción es fácil de menospreciar. Pero no te equivoques, joven aprendiz, porque a fuerza de reciclar topicazos (el mundo mágico, el villano hechicero, el héroe con pelo decolorado a lejía…) el ilustrísimo de la serie B Don Coscarelli consigue una cinta de aventuras y acción tan modesta como inolvidable. Y con el protagonista de V, Marc Singer, como guerrero titular.

Tirada de salvación: La secuela, El señor de las bestias: La puerta del tiempo, ahorró presupuesto enviando al protagonista, a sus animales y a su chica de camino a nuestro mundo.

Tygra: Hielo y fuego (1983)

Tras el relativo batacazo de El señor de los anillos, el incansable Ralph Bakshi volvió a probar con otra fantasía animada. Y lo hizo a lo grande, encargando los diseños de la película al dibujante Frank Frazetta (creador por excelencia de la iconografía heavy) y entregando una historia muy sangrienta, muy violenta y muy sexy: puro pulp del bueno.

Tirada de salvación: Gerry Conway y Roy Thomas, los padres de la versión comiquera de Conan el bárbaro, se hicieron cargo del guión.

El guerrero rojo (1985)

¿Creías que Conan el destructor, la secuela oficial del bárbaro cimmerio, era cutre? Eso es porque no has visto esta derivación chunga, que emparejaba a ‘Arnie’ con la diva culturista de los 80 Brigitte Nielsen como la guerrera virgen Red Sonja. Como, por problemas de derechos, el nombre de Conan no podía usarse en el filme, el personaje del austríaco cachas pasó a llamarse Kalidor.

Tirada de salvación: ¿Veremos alguna vez esa nueva aventura de Sonja, con guión de Robert Rodriguez y Rose McGowan de protagonista?

Los señores del acero (1985)

 

Si no acabas de pillarle el punto a la magia, pero las espadas y los castillos (y las doncellas indefensas) son lo tuyo, no te pierdas las andanzas del mercenario Rutger Hauer en esta película. Saltándose a la torera la historia de Europa, el siempre cachondo Paul Verhoeven (Showgirls, Robocop) se marca una épica sangrienta y sexual, con un toque de religión para dar sabor. ¿Te gusta Juego de tronos? Ya estás tardando en verla.

Tirada de salvación: El título original de la película, Flesh + Blood, es un homenaje al disco homónimo de los Roxy Music, el grupo favorito de Verhoeven.

Lady Halcón (1985)

Confirmándose como el replicante más medieval de la historia del cine, Rutger Hauer repite aquí como prota tras Los señores del acero, pero con un enfoque algo diferente. Si Paul Verhoeven le convirtió en un amoral mercenario, Richard Donner pone al actor holandés en el papel de un caballero licántropo y maldito, con Matthew Broderick como escudero ladrón y Michelle Pfeiffer como amada emplumada e inalcanzable.

Tirada de salvación: La banda sonora de la película corrió a cargo del profesional de los sintetizadores Alan Parsons. Justo es decir que sus sonidos pegan tanto con el filme como un huevo con una castaña.

La princesa prometida (1987)

Un bromazo literario del guionista William Goldman acabó convirtiéndose en una de las películas más entrañables de la historia del cine, por cortesía del director Rob Reiner (Cuenta conmigo). Modesta y delicada, la película acuñó frases célebres (“Me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. ¡Prepárate a morir!”) y se benefició del trabajo como narrador del recientemente fallecido Peter Falk: te echaremos de menos, abuelo.

Tirada de salvación: William Goldman llegó a escribir unos capítulos de una secuela inédita. Durante unos pocos años, los fans que escribían a una determinada dirección postal (que figura en la novela) podían recibirlos a vuelta de correo.

La princesa Mononoke (1997)

Los frikis de los 80 habían madurado y ya no estaban para rolerismos, pero no importaba: una nueva generación, criada a los pechos del manga y el anime, había llegado para quedarse en los 90. Esta película (el primer filme de Hayao Miyazaki distribuido en salas occidentales) sirvió de inspiración para jugadores de La leyenda de los Cinco Anillos y otros juegos de temática oriental. Ojo: la princesa del título es de las que pegan.

Tirada de salvación: Cuando la distribuidora Dreamworks sugirió remontar el filme para adecuarlo al gusto estadounidense, Miyazaki les envió una katana acompañada de una nota en la que se leía: “Sin cortes”.

El guerrero número 13 (1999)

Esta adaptación de la novela de Michael Crichton (Parque jurásico) ocupa en la historia un lugar muy inferior al que le corresponde. Vale que la idea de un Antonio Banderas arábigo perdido entre vikingos seduce poco (más, eso sí, que el horrible título del filme), pero la falta de complejos de su trama mezclando culturas y revalidando (el de Beowulf, nada menos) se mantiene fresca y lozana.

Tirada de salvación: El título del libro en el que se basa el filme es Los devoradores de cadáveres. Mucho más pegadizo, dónde va a parar…

Dragones y mazmorras (2000)

No hablamos de la serie animada que convirtió a más de uno en irredento friki. Hablamos de la película más rolera de la historia por derecho propio, con la marca del veterano y vendedor juego de mesa. Dicho lo cual, afirmamos que es uno de los títulos con menos fuste que figuran en este informe, gracias a sus efectos especiales de chichinabo y a una Thora Birch tirando por la ventana todo el prestigio acumulado con American Beauty. Ni siquiera la presencia de Jeremy Irons, en modo muy alimenticio, la redime.

Tirada de salvación: La película tuvo una secuela (Dragones y mazmorras 2, 2005) directa a dvd. Vista su calidad, hasta eso es excesivo.

‘El señor de los anillos’, el reencuentro: Peter Jackson revela la historia detrás del meme de Sean Bean

El elenco se ha reunido por videollamada casi dos décadas después del estreno de 'La comunidad del anillo', revelando algunos de los secretos mejor guardados.

15 películas míticas que deberían ser series

¿Qué tienen 'Terminator', 'Los inmortales' o 'M.A.S.H' que no tengan ellas? Estos filmes podrían prolongar sus historias con un traspaso a la TV. Por YAGO GARCÍA

Las 10 películas más decepcionantes de 2011

Todos esperábamos mucho de ellas, se suponía que iban a ser la repanocha... Y terminamos saliendo del cine preguntándonos por qué habíamos pagado la entrada. Por YAGO GARCÍA

Pósters de ‘Caballeros, princesas y otras bestias’: Natalie Portman, más élfica que nunca

La diva de 'Cisne negro' se pone medieval, James Franco se suelta el pelo y Danny McBride nos echa el humo a la cara en estos carteles épicos y fantásticos. Por CINEMANÍA