No puede caber aquí: historias demasiado grandes para una sola película

Ya sea por morro, necesidades comerciales o narrativas, estas son algunas películas que, mucho antes que 'Vengadores: Endgame', estiraron sus tramas más allá de una sola entrega

Por - 27 de abril de 2019

La última historia de Los Vengadores está resultando tan épica que ni siquiera ha cabido en una sola película. ¿O acaso será por motivos comerciales? Eso vamos a explorar hoy. Otros casos de películas tan grandes que no caben en una sola película. Y no necesariamente sólo porque las historias sean muy largas.

El señor de los anillos

Si existe un autor que escribe historias excesivas para cualquier medio ese es J.R.R. Tolkien. Su opera prima necesitó tres libros para ser contada entera y en cine, por consecuencia, tuvo que extenderse en otras tantas películas. Por eso El Señor de los Anillos es la película que no podía faltar en esta lista. Porque la historia de la comunidad del anillo, su lucha contra Sauron y todo lo que ocurrió a su alrededor no podría haber sido resumida ni aunque lo hubieran intentado. Y no será porque no lo intentaran, como demostró la posterior publicación de las versiones extendidas.

El Hobbit

Dado el éxito de El Señor de los Anillos, es lógico que los productores se lanzaran a seguir adaptando la obra de J.R.R. Tolkien. De ahí que saltaran como perros a por los derechos de El Hobbit. ¿Cuál fue el problema? Que, a diferencia de El Señor de los Anillos, El Hobbit es una historia sencilla que puede contarse perfectamente en una sola película, igual que está contada en un sólo libro. ¿Y cuál fue el resultado? Una tremenda decepción, repleta de subtramas sin sentido, que aún hoy intentamos olvidar.

Kill Bill

A Quentin Tarantino el cine se le hace pequeño. Siendo sus películas extensas y absolutas, prácticamente todo lo que ha filmado podría haber sido más de una única película. Pero la única que lo ha sido es Kill Bill. Dividida en dos volúmenes, bajo la promesa de que algún día haría una versión en una única película que jamás ha llegado a existir, esta historia de venganza, katanas y más referencias por segundos de las que un ser humano normal puede asimilar, es un ejemplo perfecto de para qué sirve dividir en varias películas una misma historia: para hacer más complejo, no menos, una historia interesante.

El Padrino

En literatura son bastante común las novelas río, novelas que se extienden por extensas subtramas siguiendo normalmente la historia de muchos personajes o de una saga familiar de cualquier clase. Por desgracia, en el cine no son tan comunes. A fin de cuentas, ¿quién se arriesgaría a planificar una saga antes de saber si funcionará la primera película? Y ahí radica la cuestión. En parte por accidente, en parte por un efecto buscado, Francis Ford Coppola firmó en El padrino una de las más famosas historias río del cine. Una trilogía, que debió haber sido tetralogía, donde exploramos la extensa influencia de los Corleone, una familia mafiosa que desentrañaría no sólo las vergüenzas de la mafia y la familia que busca controlarla, sino también de la sociedad que permitió su existencia. Una demostración de que, el cine, también está sediento de historias interminables.

Los juegos del hambre – Sinsajo

Los juegos del hambre es una aclamada trilogía de libros que, sorprendentemente, dio forma a cuatro películas, dividiéndose el último libro, Sinsajo, en dos películas diferente. Ahora bien, ¿cómo se explica eso?  ¿Acaso era extraordinariamente más largo que los otros? ¿Era mucho más denso, cargado de más momentos emotivos? ¿O es simplemente que las dos primeras películas funcionaron tan extraordinariamente bien que no querían matar a la gallina sin que diera antes un par de huevos? Pues siendo que el libro sólo tiene unas cincuenta páginas más y su densidad narrativa es más o menos la misma, no apostaremos por nada en concreto, pero esperamos que nuestro silencio hable por sí mismo.

Harry Potter y las reliquias de la muerte

Harry Potter no necesita de presentación. Siendo una saga tanto o más aclamada que El Señor de los Anillos, con un seguimiento absolutamente desproporcionado, es lógico que sus adaptaciones al cine tuvieran gran éxito. Y tanto éxito tuvieron, que decidieron comenzar la, tal vez no demasiada sana costumbre, de tirar la casa por la ventana y partir la última entrega de la saga en dos volúmenes. A fin de cuentas, como los productores de Los juegos del hambre, debieron pensar, ¿qué tienen que perder si ya han acabado con la franquicia? Porque, Animales fantásticos y dónde encontrarlos, pentalogía de un único libro que no llega a las 150 páginas preferimos seguir fingiendo que sólo existe en nuestra imaginación.

Nymphomaniac

Si decimos que Lars von Trier tiene mucho morro no sorprenderemos a nadie. Ha cimentado buena parte de su carrera en la provocación, haciendo de sus barbaridades, generalmente dialécticas, su principal punto de venta. Sólo que en Nymphomaniac decidió capitalizar todo eso. Narrando la vida sexual de una mujer de vida convulsa, aprovechó el shock value para filmar dos películas que, para más inri, estrenó con un mes de diferencia. Sólo para después sacar una versión sin recortar de las mismas. Y después una versión con ambas juntas. Algo que, si bien no dice nada de su calidad como artista, si habla bien sobre su capacidad como trilero.

Los nibelungos

Los nibelungos de Fritz Lang, además de ser una película injustamente olvidada, es un caso muy raro. Dividida en dos partes, Los nibelungos – 1ª parte: La muerte de Sigfredo y Los nibelungos – 2ª parte: La venganza de Krimilda, adapta la ópera de Richard Wagner, El anillo del nibelungo, formada por cuatro óperas, El oro del Rin, La valquiria, Sigfrido y El ocaso de los dioses, que a su vez están fuertemente inspiradas en el poema épico medieval conocido como Cantar de los nibelungos. Es decir, que, en este caso particular, no sabemos si es que se dividieron en más o menos partes porque, de hecho, resulta que llevamos toda la historia haciendo esta clase de cosas.

Twilight: Amanecer

Ya lo hemos dicho dos veces. Y no nos cansaremos de repetirlo. Lo de dividir la última entrega de una saga en dos partes no es algo nuevo. Es algo que lleva haciendo el mainstream cinéfilo desde hace ya casi una década. Y otro buen ejemplo es Crepúsculo la saga: Amanecer Parte 1 y 2. Con un presupuesto obsceno, recaudando siete veces más de lo invertido y demostrando que cualquier producto enfocado a adolescentes siempre puedes partirlo por la mitad al llegar al final para capitalizar sus sentimientos, en lo que corresponde a Crepúsculo, al menos, no han pretendido hacer spin-ofs después.

Batman: El regreso del caballero oscuro

DC hace bastantes adaptaciones al cine de sus cómics. Casi todas animadas, generalmente sin darles apenas publicidad y haciéndolas directas a vídeo, pero igualmente son cine. Pero uno de los casos más fragrantes de explotación de su propia marca fue lo que hicieron con Batman: El regreso del caballero oscuro. Partiendo del cómic de 184 páginas de Frank Miller lo dividieron en dos películas de 76 minutos sólo para sacar después una edición de lujo de la misma que tenía cuatro minutos menos que la versión por separado. Si además sumamos a eso que el guion no es precisamente respetuoso con el original y que habría que ser extraordinariamente amable para decir que el dibujo se parece en algo, si algo nos queda claro de todo esto es que, cuando se trata de superhéroes, la pasta manda.

Para los usuarios de la IMDb, ‘Vengadores: Endgame’ es mejor que ‘El padrino II’ y ‘El caballero oscuro’

Con un 9.1, 'Vengadores: Endgame' se cuela en el TOP 3 de los gustos del público, según la IMDb

Donald Trump usa ‘El caballero oscuro’ sin permiso en su campaña electoral

Warner Bros. no había autorizado que Donald Trump usara la música de Hans Zimmer ni la tipografía de 'El caballero oscuro' y ha pedido la retirada del vídeo propagandístico.

¿Conoces todas las películas de superhéroes que han ganado Oscars?

Desde 'Superman' a 'Escuadrón Suicida', repasamos (vídeos incluidos) todas las películas de superhéroes que han ganado un Oscar

Foto del día: Reencuentro entre los actores de ‘El señor de los anillos’ y ‘El Hobbit’

'Un enano, un mago y un elfo entran en un bar...'. Orlando Bloom se reencuentra con dos viejos amigos de la Tierra Media.