Los 10 mejores ‘fan films’ de videojuegos

Estas películas 'amateur' con alma de videoconsola le sacan los colores a más de una superproducción de Hollywood.

Por
14 de octubre de 2012

Las películas basadas en videojuegos suelen tener mala fama. Y casi que con razón: entre sus filas hallamos verdaderos atentados al buen gusto (Doom), superproducciones ante las que reaccionamos con un “pues bueno, pues vale” (Prince of Persia) y productos como la saga Resident Evil, que sólo sobreviven al escrutinio por su descaro de serie B, y por Milla Jovovich. Mientras tanto, los proyectos con buena pinta como ese Shadow of the Colossus que quería dirigir Josh Trank (Chronicle) parecen extinguirse antes de nacer. ¿A dónde recurrir, pues, si te apetece ver cómo queda tu aventura favorita en forma de película? Si los carteles (algunos, curradísimos) que ya te hemos mostrado aquí te saben a poco, la respuesta es sencillísima: al mundo de los fan films. Las películas amateurs que te mostramos aquí no sólo están libres de la presión de los estudios, sino que también demuestran una dedicación a prueba de bombas y, en estos tiempos de CGI, se las apañan (en algunos casos) para sacarle los colores a más de una producción de Hollywood. ¿No te lo crees? Pues échales un vistazo.

Portal: No Escape 


¿Por qué nos gusta? Tan dura, y tan silenciosa, como siempre, Chell hace uso de su pistola de portales para llenar de agujeros el complejo de Aperture Science en un corto tan breve como intenso, en el que sólo echamos de menos las agudezas de la computadora GlaDOS, esa hermana que nunca tuvo HAL 9000. Atención, fans: no os perdáis el cameo final del Cubo de Compañía.

Silent Hill: The Confined


¿Por qué nos gusta? Atmósfera obsesiva, misterios tan espeluznantes como inexplicables, tonos sepia, sexo chungo… Con la película de 2006 quedando en la memoria como una pequeña decepción, y con Silent Hill: Revelation 3D despertando expectativas más bien a la baja, este corto no apto para cardíacos resulta la mejor plasmación de los juegos originales.

Fallout: Nuka Break


¿Por qué nos gusta? Corre una leyenda (nunca confirmada) entre los amantes de esta serie, según la cual estaríamos ante la secuela videojueguil de Teléfono rojo: ¿Volamos hacia Moscú?. Sea eso cierto o no, eso debería daros una idea de la combinación de nihilismo, cachondeo y estética fifties que encontraréis en esta joyita postnuclear.

Half Life: Beyond Black Mesa

¿Por qué nos gusta? Desde que el pobre Gordon Freeman abriese (sin querer) una brecha dimensional en 1998, sus aventuras han inspirado a millones de fans combinando un universo muy complejo con unos argumentos muy esquemáticos. Con 11 minutos, este fan film es uno de los más largos de este informe, pero se atiene a las normas de la casa explicándonos qué fue de Adrian Shephard, el soldado que protagonizaba la expansión Opposing Force.

Street Fighter: Legacy


 ¿Por qué nos gusta? Dado que Street Fighter: La película fue un truño (muy a pesar de Raúl Juliá, Van Damme y Kylie Minogue) y que Street Fighter: La leyenda resultaba todavía peor (muy a pesar de… bueno, mejor lo dejamos), esta pelea entre los eternos rivales Ryu y Ken nos sienta como un vaso de píxeles frescos con sus hadouken y sus shoryuken.

Jim Henson’s Resident Evil 5


¿Por qué nos gusta? Todos sabemos que la Corporación Umbrella no tiene nada que hacer contra la furia de Milla Jovovich. Pero, ¿y si reemplazamos a la ucraniana matazombies por los personajes de Barrio Sésamo y Los Teleñecos? Estad atentos, y conoceréis los tristes destinos de Epi, Triki, Beaker y el resto de nuestras criaturas de gomaespuma favoritas.

Stalker: KRYM

Stalker Fan movie “KRYM” from Christoph Heimer on Vimeo.

¿Por qué nos gusta? Realizado en Rusia, Stalker es seguramente el único videojuego del mundo inspirado en un filme de Andrei Tarkovsky. De ahí que resulte natural ver cómo su futurismo sucio y sus problemas existenciales vuelven a la imagen real en una historia tirando a deprimente. Seguro que el cineasta, quien era (muy a pesar suyo) fan confeso de Terminator, lo hubiese apreciado.

Paperboy: The Movie


¿Por qué nos gusta? Abandonamos por un momento la actualidad, y la seriedad, para ofreceros esta adaptación del hit que Atari lanzó en 1984. Si pensabas que la historia de un chaval que reparte periódicos en un vecindario tirando a conflictivo no da para mucho, échale un vistazo a este falso tráiler y cambiarás de opinión. Si fuese un largo iba para los Oscar, fijo.

Metal Gear Solid: Philanthropy

¿Por qué nos gusta? Con casi 8.000 euros de presupuesto, más de una hora de metraje y una calidad en su producción digna de Hollywood, Philanthropy resulta tan espectacular que se ha ganado los elogios de Hideo Kojima, el creador de la saga Metal Gear. Total, pensará el artista nipón, los videojuegos originales están tan llenos de escenas cinemáticas que casi no se nota la diferencia…

The Hero of Time


¿Por qué nos gusta? Renunciar a llevar las palabras The Legend of Zelda en su título no salvó a este fan film de caer bajo las garras de Nintendo y de su departamento legal. Y es una lástima: tras 26 años de historia, las aventuras de Link, de la princesa de marras y de los demás habitantes de Hyrule se merecen un largometraje por derecho propio. Afortunadamente, nos queda este tráiler para soñar con lo que podía haber sido.

Josh Trank: “Los cinco primeros minutos de ‘El irlandés’ tienen más verdad que todo Marvel”

El director de 'Cuatro Fantásticos aprovecha el estreno en Netflix del filme de Scorsese para poner a parir a la Casa de las Ideas… y enzarzarse con sus fans.

El director de ‘Cuatro Fantásticos’ publica una crítica de la propia ‘Cuatro Fantásticos’

Josh Trank no vivió la mejor de las experiencias dirigiendo la película, y ha escrito sus más sinceras impresiones vía Letterboxd.

Josh Trank, director de ‘Cuatro Fantásticos’, no quiere volver a oír hablar de Marvel o DC

El realizador de 'Chronicle' acabó tan quemado con el rodaje (y posterior fracaso) de este film que ya no quiere saber nada de superhéroes

¿Por qué no se rodó el ‘Gambito’ de Channing Tatum? Échale la culpa a ‘Cuatro Fantásticos’

Según el director Rupert Wyatt, la película de Josh Trank es la responsable de que el mutante buenorro no haya llegado a la pantalla.