Las secuelas originales de ‘Los 7 Magníficos’

Antes de de Chris Pratt y Denzel Washington, otros muchos actores se pusieron las espuelas de Yul Brynner y Steve McQueen. Alguno, incluso, llegó a coger una pistola láser

Por
23 de septiembre de 2016

El 23 de octubre de 1960 se estrenaba uno de los westerns más famosos de todos los tiempos, Los siete magníficos, una película de John Sturges producida por Walter Mirisch que hoy nadie se atreve a criticar, pero que su día, en contra de lo que podamos pensar, fue un sonoro fracaso en su estreno en Estados Unidos.

Reparto original

Lo curioso es que la cinta empezó a ser rentable y a tener notoriedad cuando saltó a Europa, lo que hizo que a partir de ese momento se iniciara esta fama que hace que ahora se estrene un remake dirigido por Antoine Fuqua (la película ya era un remake de Los siete samurais) y a que haya tenido toda una serie de secuelas (además de una serie de televisión) que hoy aprovechamos para recordar.

El Regreso de los Siete Magníficos

El regreso de los Siete Magníficos

Años después de la cinta original, Burt Kennedy recogía el testigo de Sturges y realizaba una película en la que Yul Brynner era el único actor que repetía. Las malas lenguas aseguraban que también estaba previsto que Steve McQueen (la revelación de la película de 1960l) volviera a dar vida a su personaje, pero que fue vetado por Brynner tras las chispas que entre ambos habían surgido en el primer rodaje (McQueen había hecho de todo para distraer, robar planos y sacar de sus casillas al intérprete de El rey y yo).

La secuela se rodó entre Madrid y la localidad alicantina de Agost, en la que se centró casi toda la producción y en la que todavía hoy, muchos vecinos recuerdan historias del equipo, como que gracias a los donativos de Brynner se construyó un colegio que sigue en pie y en el que pueden estudiar algunos niños de la localidad. Por esa razón,ver la película supone reconocer a un gran número de actores españoles como Fernando Rey, Elisa Montés, Julián Mateos o Ricardo Palacios.

La Furia de los Siete Magníficos

La Furia de los Siete Magníficos

En 1969 se estrenó una nueva entrega de la saga, La Furia de los Siete Magníficos. En este caso, rodada (como obligaba el género) en Almería y en Hoyo de Manzanares, donde se construyó la prisión que aparece en la cinta.

Brynner había decidido colgar el sombrero del personaje principal, alejándose de la saga, y quien lo retomaba era un curtido en el género como George Kennedy. Junto a él volvían a aflorar nombres de intérpretes españoles, como Sancho Gracia o Fernando Rey, quien pasaba ahora a dar vida al líder revolucionario al que Kennedy y los otros seis pistoleros debían rescatar.

Lo más curioso de todo era ver cómo en la saga poco a poco se iba introduciendo el elemento del Spaghetti Western, dominador absoluto del género en Europa desde hacía ya unos cuantos años.

El Desafío de los Siete Magníficos

El Desafío de los Siete Magníficos

Tres años después, en 1972, los sets de rodaje de la saga dejaban España y regresaban a Estados Unidos, siendo además la primera de todas las películas de la franquicia que se rodaba allí de forma íntegra. Y esto no era lo único diferente, puesto que el papel de Chris volvía a cambiar de actor, pasando a Lee Van Cleef, con lo que la semilla del Eurowestern germinaba por completo.

Como casi todo el género ‘del Oeste’ durante esos años, la película adquiría un cierto tono crepuscular y autoconsciente, tras el que parecía adivinarse el punto y final a esta franquicia de aventuras. Incluso aparecía un personaje que quería escribir la biografía de Chris (ahora convertido en agente de la ley) y resumir las aventuras que este había corrido a lo largo de su vida.

La película la dirigió George McCowan, autor de Frogs, una cinta de culto para los aficionados al terror y en la que ranas, cocodrilos, tortugas y demás animales mutaban por culpa de un pesticida.

Los Siete Magníficos: La serie de televisión

Los Siete Magníficos - La Serie de TV

Cualquier atisbo de resucitar la saga desaparecería hasta llegar a 1998, cuando la cadena CBS estrenó una serie de televisión en la que se recuperaba el punto de partida original.

La serie duró dos años y a lo largo de sus 22 capítulos pudo verse a Michael Biehn en un personaje protagonista construido sobre el recuerdo del de Yul Brynner y al que acompañaban otros actores como Ron Perlman o Eric Close, cuyo personaje también recordaba al de McQueen. Robert Vaughn, que en la película original interpretó al misterioso Lee, volvía a la serie para dar vida al juez que reunía a los pistoleros protagonistas.

La serie se aprovechó de los últimos coletazos de aquel (triste y efímero) revival que sufrió el western en la década de los 90, pero no consiguió aguantar mucho y por eso, en julio del año 2000 se emitía el último capítulo, en el que Biehn parecía encontrar, por fin, al responsable del asesinato de su familia.

Y un regalo: Los Siete Magníficos del Espacio

Los Siete Magníficos del espacio

Si Robert Vaughn servía de puente entre la resurrección televisiva y la película original de 1960, también conviene recordar que sirvió para conectar la cinta de Sturges con una de las muchas veces en las que el eterno Roger Corman batió su propio récord de echarle morro a la producción cinematográfica.

Tras el estreno (y éxito mundial) de La Guerra de las Galaxias, el cerebro de New World Pictures deseaba con locura encontrar su propia saga galáctica. Para logarlo, Corman puso a uno de sus guionistas favoritos, John Sayles, a inventar una suerte de remake no confeso de Los Siete Samurais y Los Siete Magníficos, en el que los granjeros del planeta Akir, llamados ‘akiras’ (el homenaje más loco jamás hecho a Kurosawa) tienen que contratar a unos mercenarios estelares para que les ayuden a liberarse del yugo de un tirano espacial. Uno de los pistoleros contratados para poner su láser al servicio de los akiras no era otro que el citado Robert Vaughn.

La película la acabó dirigiendo Jimmy T. Murakami, un animador reconvertido a director que ya había trabajado con el productor dirigiendo los retakes (con desnudos femeninos) de Humanoides del abismo y oficialmente, la cinta se estrenó con el título de Battle Beyond The Stars. Lo que sucede es que ante el parecido de argumento y casting, más de un distribuidor internacional (como el español) optó por ir todavía más lejos de lo que Corman se había atrevido y la llamó Los Siete Magníficos del Espacio.

‘Training Day’ va a tener una precuela ambientada en los años 90

Warner Bros. prepara una expansión de la historia que Antoine Fuqua llevó al cine en 2001 junto a Denzel Washington y Ethan Hawke.

‘The Equalizer 2’: Denzel Washington cree en la justicia silenciosa

Denzel Washington y el director Antoine Fuqua nos hablan de su cuarta colaboración en cine, una película que supone la primera secuela en la carrera del actor estadounidense.

Primer tráiler de ‘The Equalizer 2’: Denzel Washington vuelve a la acción

Peleas en trenes, desapariciones, viejos conocidos y mucha acción. Antoine Fuqua regresa al frente de esta secuela con Washington en la piel de Robert McCall.

¿Quién le pagó a Black Panther sus clases de arte dramático?

Hasta los reyes de Wakanda necesitan ayuda: el actor de 'Malcolm X' sufragó un curso en Oxford para la futura estrella de Marvel