Las 10 mejores películas musicales de la década de los 70 según Rian Johnson

¡Música, baile y acción! La década de los setenta está repleta de grandes films, y el director de 'Puñales por la espalda' lo sabe.

Por
26 de marzo de 2020

Hace unos días, Edgar Wright publicaba la lista de sus 100 comedias preferidas a través de la plataforma Letterboxd, la cual era abrazada con gran entusiasmo por los seguidores en estos tiempos difíciles. El cineasta seguía la cadena etiquetando a Rian Johnson,  lo que ha hecho que el director de Puñales por la espalda o Star Wars: Los últimos Jedi se haya atrevido a realizar un listado algo diferente.

El estadounidense ha compartido su lista de las 10 mejores películas musicales de la década de los 70, y etiquetaba a su vez a la directora de Russian Doll, Natasha Lyonne, para que haga la suya propia. Bienvenidos al mundo de los musicales.

Donkey Skin (1970)

Basada en el cuento Piel de Asno (1695) de Charles Perrault, padre de La Cenicienta, Donkey Skin cuenta la historia incestuosa de un rey que desea casarse con su propia hija. Jacques Demy se enfrentaba de esta forma a una película musical, que se convertía en una de los grandes títulos de la filmografía del cineasta francés, perteneciente al movimiento de la Nouvelle Vague. Protagonizada por Catherine Deneuve y Jean Marais, la película sería la primera incursión del realizador galo en los cuentos de hadas, tras lo cual vendrían El flautista (1972)y Lady Óscar (1979).

El novio (1971)

El director británico Ken Russell hacía un viaje al pasado para reflejar los inicios del cine sonoro. Un musical que le valió dos Globos de Oro a mejor actriz de comedia o musical y a actriz revelación, ambos para la hasta entonces modelo Twiggy. Además, consiguió una nominación al Oscar a mejor canción original. De esta forma, sigue la historia de Rita Monroe, la intérprete principal de la obra teatral The Boy Friend (el título original del film) , que se lesiona horas antes de comenzar la representación, por lo que tendrán que ir en la búsqueda de nuevos talentos de forma apresurada.

Cabaret (1972)

Han pasado casi cincuenta años desde que el film de Bob Fosse fuera estrenado internacionalmente, y Liza Minnelli y su silla siguen más presentes que nunca. Y no es para menos después de los ocho Oscar que se llevó la película, centrada en la vida nocturna del Kit Kat Club, en el Berlín de los años 30. La joven Sally Bowles (Minnelli) y un divertido maestro de ceremonia (Joel Grey) siempre serán eternos.

Jesucristo superstar (1973)

Basado en el icónico musical homónimo de Andrew Lloyd Webber y Tim Rice, que tanto juego ha dado estas décadas, la versión de Norman Jewison (El violinista en el tejado, ¡Que vienen los rusos!) se centra en el conflicto entre Jesús de Nazaret y Judas Iscariote. Música y relatos bíblicos rodadas en los escenarios reales de Israel, y que hicieron que la canción No sé cómo amarle de María Magdalena se convirtiera en súper ventas.

El fantasma del paraíso (1974)

Cogemos una batidora, echamos un poquito de El fantasma de la ópera, otro poco de Fausto y también algo de El retrato de Dorian Grey, y voilá… ya tenemos El fantasma del paraíso. El título dirigido por el incombustible Brian de Palma maltrata a Winslow Leach (William Finley), un compositor cuya obra ha sido robada por el magnate Swan (Paul Williams), con una desfiguración de cara incluida, para que el personaje vaya en la búsqueda de venganza. El Paraíso pronto se convertirá en un infierno.

At Long Last Love (1975)

Escrita, dirigida y producida por Peter Bogdanovich, la historia está protagonizada por Burt Reynolds, Cybill Shepherd, Madeline Kahn y Duilio Del Prete. Un intercambio de parejas y varias canciones de por medio protagonizan el título, con música del compositor Cole Porter y melodías interpretadas en directo. Una joya musical.

Bugsy Malone, nieto de Al Capone (1976)

La ópera prima del londinense Alan Parker (El expreso de medianoche, Evita) fue sin duda arriesgada, desde el momento en que el cineasta decidió contar una película para adultos a través de un elenco formado solo de actores infantiles, con una jovencísima Jodie Foster de por medio, y mucha música. La ley seca, gánsters y boxeo, una delicia.

Pedro y el dragón Elliot (1977)

Disney sorprendía en los 70 con la mezcla de la animación y la acción real en Pedro y el dragón Elliot. Diez canciones inéditas hasta el momento (con una de ellas nominadas al Oscar incluso) y que fue dirigida por Don Chaffey. La historia del huérfano Pedro y su mejor amigo, el dragón Elliot, sigue siendo tantos años después un gran clásico de la Casa del Ratón, y aún así uno de los menos reconocidos.

Sargento Pepper (1978)

Haciendo uso del octavo álbum de The Beatles, Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, la película sigue la historia ficticia de una banda, que a través de las canciones de la banda británica muestra los abusos de los grandes magnates en las compañías musicales. El título fue dirigido por Michael Schultz (El último dragón).

All That Jazz (Empieza el espectáculo) (1979)

Adelantándose a Fama o Footlose, Empieza el espectáculo conseguía mezclar baile y música, y así llevarse cuatro Oscar para casa. La historia del implacable coreógrafo Joe Gideon (Roy Scheider) dejaba al descubierto la vida entre el esplendor y el sacrificio de los bailarines. Bob Fosse conseguía un nuevo éxito tras el cosechado por Cabaret

BIS: Popeye (1980)

Las tiras cómicas de Popeye, Olvia y las espinicas, creadas por E.C. Segar, tomaban un nuevo matiz en 1980 con la película musical de Robert Altman (Vidas cruzadas, El juego de Hollywood). Un gran éxito de taquilla que contó con Robin Williams como Popeye y con Shelley Duvall como Olivia.

¿Es en serio? ‘Cats’ y otros seis musicales muy, muy locos

¿Gatos con forma humana cantando y bailando alegremente? ¿Por qué no? También ha habido alienígenas transexuales, musicales nudistas o coreografías en las tramas más disparatadas.

Al Este del Edén: pósters de Hollywood en los países comunistas

Los blockbusters 'made in USA' no sólo se estrenaban (a veces) más allá del Muro de Berlín, sino que contaban con carteles alucinantes. Míralos aquí

Emma Stone debutará en Broadway con ‘Cabaret’

La actriz de 25 años interpretará a Sally Bowles en la versión del musical de John Kander y Fred Ebb que representa la compañía Roundabout en el Studio 54 de Nueva York.

Jóvenes y nazis: 10 niños de cine con esvástica

Los protagonistas de 'Green Room' no son los únicos que han pasado su juventud bajo la influencia de Hitler y sus esbirros.