La película Marvel que James Gunn quiere rodar (pero no podrá)

El director de 'Guardianes de la galaxia' lleva años aspirando a llevarlo al cine, pero le es imposible por problemas de derechos: te presentamos a Rom, el caballero del espacio

Por
24 de abril de 2017

Decir “a James Gunn le gustan los tebeos” es un tímido eufemismo. Digamos que al director de Guardianes de la galaxia Vol. 2 le apasionan las viñetas. Y, además, tiene querencia por los personajes, cuanto más raros y olvidados, mejor. Los buenos resultados de ese amor se han visto ya en las aventuras de Chris Pratt y su pandilla galáctica. Pero, ¡ay! Gunn tiene también un proyecto por el que ha bebido los vientos… y que jamás podrá llevar al cine, según ha declarado recientemente. Se trata de Rom, caballero del espacio.

“El problema es que la historia y muchos personajes son de Marvel, pero los derechos del protagonista los tiene Paramount”, reconoció James Gunn en ScreenRantPara entender la situación (y para saber quién es este aventurero de hojalata) hay que hablar de una época y un guionista. La época son los 70, cuando Marvel estaba dispuesta a hacer tebeos a partir de lo que fuese, mientras hubiera pasta de por medio. El guionista es Bill Mantlo, el creador de Rocket Raccoon (Bradley Cooper) y de Capa y Puñal (próximamente, con su propia serie). Y un señor muy interesante por derecho propio.

Resulta que, allá por 1979, Parker Brothers lanzó un muñeco llamado Rom, caballero del espacio. Se trataba de su primera figura de acción, un muñeco articulado con pinta de robot y ojos luminosos. El producto iba a ser caro de narices, así que, para calentar el mercado, la empresa juguetera decidió llegar a un acuerdo con Marvel y convertirlo en un personaje de cómic. El dibujante Sal Buscema (hermano del gran John Buscema) aceptó el encargo: aquel personaje le gustaba, y, además, “era fácil de dibujar”. Para ponerle letra a las viñetas, Bill Mantlo era el escritor más indicado.

La vida de Mantlo se merecería un artículo entero. Y ese artículo sería triste, además: uno de los talentos más originales de Marvel, el guionista acabó renunciando a los cómics para convertirse en abogado de derechos civiles. Y, en 1992, un atropello (el conductor se dio a la fuga) le provocó daños cerebrales irreversibles, confinándolo a una cama de hospital. Pero, volviendo a lo que nos interesa, a Bill Mantlo le gustaban mucho los juguetes. Tras observar una figurita de plástico durante unos minutos, podía inventar para ella una vida entera. Esa cualidad suya ya se había visto en Micronautas, una colección increíblemente extraña que pasó a ser título de culto. Y de la que James Gunn, mira tú, también es muy fan.

Así pues, Bill Mantlo no tardó en aplicarle su talento a Rom. Según averiguó el guionista, aquel humanoide metalizado era miembro de una orden galáctica cuyos miembros se convertían voluntariamente en cíborgs. Separado del resto de caballeros (como su amada Brillo Estelar) y exiliado en la Tierra, Rom se dedicaba a perseguir a los horrendos fantasmas espaciales. Unos bichos que, no contentos con ser más malos que la quina, podían adoptar la forma de seres humanos. De modo que, aunque estuviera salvando el mundo eliminando a los aliens con su neutralizador (tan parecido, por otra parte, a un secador de pelo), el pobre caballero espacial era visto por los humanos como un robot asesino.

Las artes de Mantlo y Buscema resultaron ser poderosas. Mientras que Rom (el juguete) fracasaba miserablemente en las tiendas, su colección de cómics se convirtió en un pequeño éxito, y sobrevivió a su fuente de inspiración durante siete años largos, hasta 1986. Imaginarse a un James Gunn en pantalón corto, pasmándose de miedo ante los fantasmas espaciales y conteniendo las lágrimas ante la soledad de Rom, es demasiado fácil. Pero, con el tiempo, los derechos de Rom volvieron a Parker Brothers (ahora, una filial de Hasbro). Y, para el alevín de cineasta, todo se fue al garete.

Resulta que los tebeos de Rom se siguen publicando. Sólo que ya no los edita Marvel, sino la editorial IDW (especializada en adaptaciones y franquicias). Pero, como tanto el trasfondo del personaje como sus enemigos, y también los personajes secundarios, fueron creados por Bill Mantlo, sus derechos le corresponden a la Casa de las Ideas. “O te quedas con una cosa, o te quedas con otra”, explica James Gunn. Para colmo, ahora mismo Rom es parte del universo compartido de Hasbro, y se codea con Optimus Prime, los G.I. Joe y compañía como si tal cosa. De modo que, si la multinacional hace realidad su sueño de trasladar ese universo a la pantalla, podría formar parte de él.

“Lo que me ha interesado siempre es la historia de los caballeros del espacio, que renuncian a su humanidad para salvar su planeta”, explica James Gunn. Y concluye: “A lo mejor termino haciendo algo con eso. Pero será sin Rom”. Al menos, el estreno de Guardianes de la galaxia en 2014 hizo que el director organizara un pase privado para Bill Mantlo y su familia, en la residencia donde el guionista reside ahora. Mantlo, que ha visto aliviada su situación económica gracias al filme, se lo pasó bien viendo a su mapache artillero en la pantalla. Algo es algo.

Dave Bautista: de luchador a actor de moda

El exluchador de wrestling es mucho más que Drax el Destructor y está dispuesto a sacar tanto partido a su vis cómica y rango interpretativo como a sus músculos.

Michael Rooker se une al reparto de ‘Fast & Furious 9’

El actor de 'Guardianes de la galaxia' y 'The Walking Dead' completa un elenco de lujo.

Los guionistas de ‘Vengadores: Endgame’ aclaran qué ha pasado con Gamora

La película de Joe y Anthony Russo terminaba de forma bastante ambigua en lo que se refería a este miembro de los Guardianes de la Galaxia.

¿Tendremos secuela de ‘El hijo’?

Al productor James Gunn le gustaría darle continuidad a las andanzas de este Superman diabólico, pero primero ha de organizarse.