¿La Lara Croft de Alicia Vikander es mejor que Indiana Jones?

Llega un nuevo reboot, el de Tomb Raider, la aventurera que un día interpretó Angelina Jolie hoy tiene el rostro de Alicia Vikander y mira, nos ha encantado

Por
17 de marzo de 2018

Dejemos las cosas claras desde el principio, Indiana Jones es un personaje mitiquísimo por el que sentimos un enorme respeto. De hecho hace unos meses este personaje creado por George Lucas y Steven Spielberg que dio vida (y seguirá dando) Harrison Ford consiguió el primer puesto de entre todos los personajes de la historia del cine. El ranking lo realizó la revista Total Filme y votaron más de 8 mil cinéfilos… Demasiados para estar equivocados.

Indiana Jones es un personaje querido por muchísimos motivos.

-Por su sentido del humor.

-Por su carisma.

-Por la forma en la que nos enseñaba arqueología.

-Por cómo manejaba el látigo.

-Por Harrison Ford.

Y además sus aventuras supusieron un antes y un después en el cine de aventuras. El arca perdida, El templo maldito, La última cruzada y El reino de la calavera de cristal son todas películas espectaculares que tuvieron la suerte de tener una gran aceptación en el público y también en la crítica.

Las películas de Indiana Jones están protagonizadas por un Tintín cinematográfico con muchísimo ritmo, con muchísima mala baba y ambientadas en el mejor momento posible.

Y sin embargo esto va demasiado rápido y hoy el arqueólogo no forma parte de los héroes de esta generación. Ya no es un referente en el cine de aventuras. De hecho hoy la las personas nacidas en el nuevo milenio son más de Nathan Drake, protagonista de la saga de videojuegos Uncharted, que del Indiana Jones de Harrison Ford. El cine de aventuras tenía desde hace tiempo un espacio vacío, aspiraba a un nuevo icono y por fin ha llegado…. Se llama Lara Croft y la interpreta Alicia Vikander en el nuevo reboot de Tomb Raider.

Estos son algunos de los motivos por los que pensamos que esta Lara Croft es el personaje heroíco que el mundo necesita hoy.

SE TOMA MÁS EN SERIO A SÍ MISMA

La comedia en el cine de aventuras ha sido un ingrediente obligatorio prácticamente en los últimos 20 años. Con Indiana Jones se sentaron las bases del héroe irónico, del héroe payaso, del tipo canalla y divertido. Y desde entonces se ha explotado ¿No estáis un pelín hartos de que absolutamente todos los personajes de las películas de acción y aventuras de los últimos años sean unas absolutas caricaturas?

Spiderman, Ironman, Hulk, Los Guardianes de la Galaxia y Hasta Thor, que comenzó con un perfil bajo en cuanto a la comedia, en su última película Thor Ragnarok se convierte en un bufón.

Y ahora llega Tomb Raider con una nueva Lara Croft que casi nunca está de guasa y que tiene problemas reales, que tiene un objetivo que se toma muy en serio, que no vacila, que no maneja las situaciones de riesgo con chistes, sino cómo debe ser: con seriedad e inteligencia.

HA ROTO CON LA GENERACIÓN ANTERIOR

Si Star Wars Episodio VIII Los últimos Jedi nos enseñó algo en su estudio de personajes y en la construcción de una nueva generación de héroes para el universo galácticos fue que es vital matar al padre para poder seguir adelante, para llegar a otro público distinto (el que no se enfurruñó tras ver la que quizá sea la mejor película de la saga), para seguir planteando nuevos caminos y nuevos retos a los espectadores que hoy llenan los cines.

La Lara Croft de Alicia Vikander no mata a su padre, al menos literalmente. De hecho el argumento de la película se centra en la búsqueda que ella emprende hasta el último paradero de su progenitor para ver si tiene suerte y le encuentra. No, lo que ocurre aquí es que Lara Croft se independica totalmente de los intereses de su padre, obvia sus triunfos y fracasos y decide no quedarse enganchada en el trauma de ser hija de quién es.

La Lara de Alicia quiere forjar su propio destino, ella pertenece a la generación que tras ver como las autoridades han fracasado estrepitosamente poniendo en entredicho la superprotección decide caminar sola y hacer, sencillamente, lo que le dé la gana.

NO ES PEDANTE

Había una cosa en Indiana Jones que podía sacar de quicio al espectador y es que lo sabía todo, absolutamente todo: desde no mirar el Arca cuando los malos lo abren hasta elegir la copa correcta en La última cruzada. Un poquito de su sabiduría es divertido pero ciertamente un espectador ávido de cine de aventuras o entretenimiento puede acabar bastante harto de los protagonistas sabelotodo como Indiana Jones.

Lara Croft, sin embargo, aunque es lista y astuta y se desenvuelve en la vida maravillosamente, destaca por su inmensa curiosidad por todo lo que la rodea. El personaje de Vikander no deja de preguntarse por todo lo que ve, lee o escucha. Está abriendo los ojos a un universo completamente nuevo y le encanta. Y ese proceso lo vive al ritmo del espectador.

SUFRE, SE HACE HERIDAS, NO ES INMORTAL

El día que George Lucas y Steven Spielberg decidieron meter a Indiana Jones en una nevera de en una casa de en un vecindario donde impactaba una bomba nuclear y el legendario arqueólogo, ya con sus 50 largos, sobrevivía sin ningún rasguño está claro que estamos hablando de una especie de ser mitológico. Una divinidad indestructible que no debe temer a nada.

No estamos en contra de la verosimilitud a todas horas ya que exponerla constantemente le quitaría mucha gracia al asunto. Pero que un héroe sobreviva a todo sin apenas dañarse, como mucho llenándose la ropa de barro, quita un poco de emoción a la película.

Afortunadamente ya que se han puesto a rediseñar un personaje como Lara Croft han decidido hacerla humana. Una chica que se cae, que se hace muchísimas heridas, que sobrevive a duras penas en las escenas de acción más peliagudas… Lo justo para que los espectadores veamos la película con cierta tensión.

Y NO, NO SE ENAMORA TODO EL RATO

(SPOILER) En Tomb Raider, Lara Croft no se enamora. ¡Y qué alivio!

Un día uno puede ver Call me by your name y caer rendido ante la preciosidad de una historia de amor bañada por el sol de la toscana, con dos tipos que se llaman por el nombre del otro, que se susurran cosas guarras y que mordisquean albaricoques con sorpresa . Y al día siguiente uno puede ver una película de aventuras con ritmo endiablado en la que el protagonista puede enamorarse o no, pero mira, si no se enamora mejor porque para contarlo mal y rápido lo mejor es que nos centremos en la aventura.

Tomb Raider va a lo que va, a provocar una aceleración cardiaca en el espectador. Desde que empieza hasta que acaba vemos a Lara Croft de un lado para otro, cruzar el mundo, ser apresada, luchar, escapar, saltar… Y, como es lógico, en su ajetreada vida no hay espacio para el amor.

Y hasta aquí los motivos para considerar Tomb Raider una película de aventuras digna de esta generación con una actriz principal que es, a todas luces, mucho más grande que la propia franquicia que protagoniza.

Mark Hamill recuerda su primer screen test con Harrison Ford para ‘Star Wars’

'Ninguno había leído el guion en aquel momento, solo esa escena'. El actor se pone nostálgico con el vídeo de su primer screen test para la saga galáctica.

La secuela de ‘Tomb Raider’ ya tiene guionista

La guionista Amy Jump firmará el guion de la nueva entrega de 'Tomb Raider', de la que hasta ahora se desconocen más datos

Sí, ‘Tomb Raider’ también fue objeto de parodias porno

¿Podían Lara Croft y 'Tomb Raider' escapar a la moda de las parodias pornográficas? Obviamente, no. Esta es la historia de las OTRAS Lara Croft

Alicia Vikander sobre ‘Tomb Raider’: “Meterme en la piel de Lara Croft ha sido abrumador”

'Las nuevas generaciones verán 'Los juegos del hambre', 'Wonder Woman' o 'Atómica' como su realidad'. Hablamos con la actriz que da vida a la Lara Croft más joven e inexperta.