Hijos de estrellas, actores sin suerte

Tener un padre o una madre ilustre no garantiza nada en el mundo del cine: estos intérpretes cuentan con apellidos famosos, y carreras tirando a mustias.

Por
24 de abril de 2014

Cuando los cabezas de una familia se dedican a esto del cine, pueden pasar tres cosas. La primera, que los vástagos del clan hereden el talento y la fama, y se establezca uno de esos clanes que están en memoria de todos: los Coppola, los Fonda, los Bardem… También está la posibilidad de que la descendencia suelte eso de “papá, no quiero ser cineasta” y decida conducir su vida por otros derroteros, destacando también en ellos. En último lugar, hay una tercera posibilidad de la cual no suele hablarse (por razones obvias), pero que resulta muy plausible: sucede cuando los chavales y las chavalas deciden poner un pie en el plató, bien por vocación, bien por presiones paternas… Pero la cosa sale rana, por falta de vocación o de aptitudes.

¿Ejemplos?

Sasha Spielberg

sasha_spielberg

Es hija de… Steven Spielberg

Su carrera: La vástaga del hombre de la gorra y Cate Capshaw debutó con nueve años escasos en Carta de amor (1999, protagonizada ‘casualmente’ por su progenitora), y desde entonces su filmografía se nutre de títulos estimables, bien dirigidos por papá (La terminal, Munich), bien debidos a otras manos (Los chicos están bien). ¿Dónde está el problema? Pues que con papeles tales que “Joven israelí viendo la TV” (en Munich) no hay quien consiga una mísera nominación. Al menos el año pasado, en Before I Sleep, Sasha interpretó a un personaje con nombre propio, para variar.

Pat Hitchcock

alfred_hitchcock_hija_patricia

Es hija de… Alfred Hitchcock

Su carrera: Nacida en Gran Bretaña, y emigrada a EE UU junto a sus padres (el ‘Mago del Suspense’ y la guionista Alma Reville), Patricia se preparó a fondo para la carrera de actriz, llegando a tomar clases en esa cantera de talentos que es la RADA (Royal Academy of Dramatic Arts). Lo cual no evitó que sus trabajos se desarrollasen en su mayoría a la abultada sombra de Alfred, tanto en cine (Pánico en la escena, Psicosis) como en TV (varios capítulos de Alfred Hitchcock presenta…). Ahora bien, no lloremos por ella: al morir, ‘Hitch’ le dejó a su vástaga una herencia muy sustanciosa en forma de acciones de Universal Pictures, lo cual ha permitido que Patricia viva con el riñón forrado y trabajando sólo lo estrictamente necesario.

Chad McQueen

steve_mcqueen_hijo_chad

Es hijo de… Steve McQueen

Su carrera: Cuando tu trayectoria profesional transcurre (de grado, o por fuerza) a la sombra de un icono de la virilidad hollywoodiense, es normal que hacerte con un buen lugar bajo los focos resulte duro. Ahora bien, lo de Chad McQueen es especialmente trágico porque, contando con los genes del héroe de La gran evasión, el punto álgido de su carrera ha sido dar vida a uno de los karatecas malos de Karate Kid. Por lo demás, Chad figuró sobre todo en filmes de acción directos a vídeo, en los que al menos pudo darle salida a su afición por las artes marciales antes de retirarse en 2001.

Alison Eastwood

clint_eastwood_hija_alison

Es hija de… Clint Eastwood

Su carrera: Antes de que su hermano Scott sonase para protagonizar 50 sombras de Grey, Alison era el miembro del clan Eastwood que más esperanzas despertaba como promesa de Hollywood. Esperanzas compartidas por el propio Clint, quien (tras proporcionarle papelitos en Bronco Billy, En la cuerda floja y Poder absoluto) la enchufó de coprotagonista en Medianoche en el jardín del bien y del mal. Por desgracia, la interpretación de Alison en dicho filme no se ganó muy buenas críticas, que digamos, y la chica sólo ha intervenido desde entonces en producciones de bajo presupuesto, la mayoría inéditas en España.

Drena De Niro

robert_de_niro_hija_drena

Es hija de… Robert De Niro

Su carrera: Efectivamente, Drena ha intervenido en pocas películas (muchas de ellas protagonizadas, dirigidas o producidas por su padre adoptivo) y en alguna serie que otra, siempre en papeles secundarios y sin llamar la atención por su talento. Pero ojo, porque esta debutante tardía (se estrenó a los 23 años con un cameo en Grace of my Heart) había trabajado antes como modelo y llegó a ser la directora musical de los desfiles de Armani. En general, sus intereses parecen más cercanos a la música, a la moda y a los negocios inmobiliarios de Robert que al cine.

Christina Crawford

joan_crawford_hija_christina

Es hija de… Joan Crawford

Su carrera: Enemigas hasta más allá de la tumba, la Crawford y Bette Davis compartieron, sin embargo, una misma desgracia: ambas tuvieron hijas que les odiaban a muerte y que, para colmo, lavaron sus trapos sucios en sendos libros de memorias carroñeras. Ahora bien, mientras que la carrera como actriz de Barbara Merrill (la hija de Bette) se limitó a un rol minúsculo en ¿Qué fue de Baby Jane?, la mayor de los cinco vástagos adoptivos de Joan se prodigó más en los platós, apareciendo como secundaria no sólo en series de TV y filmes de bajo presupuesto, sino también en un título capital de la historia del cine (Faces, de John Cassavetes). Aun así, resulta difícil acordarse de todo esto si se ha visto Queridísima mamá, el filme basado en su autobiografía.

Scott Caan

james_caan_hijo_scott_caan

Es hijo de… James Caan

Su carrera: La mayoría de los actores de este informe han tenido carreras tirando a breves, y a veces dan la impresión de haberse introducido en el cine un poco a regañadientes o por mero capricho. El caso de Scott Caan no es ese ni de lejos: su filmografía como actor cuenta con 43 títulos, incluyendo momentos destacables en cine (la saga Ocean’s de Clooney, Pitt y Soderbergh) y en TV (El séquito), amén de con varios trabajos como director y guionista. ¿Dónde está el problema? Pues en que, a sus 38 años, sigue teniendo el perfil de un actor de serie B que debe trabajar a destajo para cuadrar las cuentas.

Liberto Rabal

paco_rabal_liberto_rabal

Es nieto de… Francisco Rabal

Su carrera: Sí, esta vez nos hemos saltado una generación. Pero cualquier lector que conozca el percal admitirá que teníamos buenas razones: el nieto del ilustre murciano y sobrino de Teresa Rabal (la artista de circo) debutó con nueve añitos escasos en Los santos inocentes, para más adelante ejercer en filmes de tinte más bien coyuntural (Más que amor, frenesí) y llegar al cúlmen de su carrera en 1997, cuando Carne trémula le otorgó los galones de ‘chico Almodóvar’. Y entonces, cuando el respaldo del manchego universal parecía convertirle en el mejor descubrimiento después del pan de molde, el joven Rabal comenzó una cuesta abajo que no atenuó la polémica (con incidente en la vía pública incluído) despertada en torno a Síndrome, su único largometraje como director. Para colmo, su último papel destacable en la gran pantalla tuvo lugar en Soy un pelele, aquel filme de Hernán Migoya realizado y estrenado en circunstancias muy fraudulentas.

Todos los días, a todas horas, noticias de cine y series de televisión en CINEMANÍA