Ellas vs. Ellos: Las otras batallas del sexo en el cine

Con la excusa del estreno de ‘La batalla de los sexos’ hemos querido recordar otros títulos donde las chicas se enfrentan a los machirulos de turno.

Por
04 de noviembre de 2017

La batalla de los sexos podría tener como subtítulo: “La película que emocionó a Obama” Aunque bueno, lo que le emocionó realmente al ex presidente de los estados unidos fue el hecho real en el que está basada la película: “Tenía 12 años cuando vi el torneo… Cambió mi vida e influyó directamente en cómo Michelle y yo hemos criado a nuestras hijas”. Toma ya. Claro, las expectativas con esta cinta protagonizada por la siempre encantadora Emma Stone y el siempre desternillante Steve Carrell eran muy altas.

¿El problema? Que es muy complicado querer hacer al mismo tiempo una comedia, un drama romántico y una denuncia de algo tremendamente injusto como es el sexismo… Que ha sido, es y lamentablemente seguirá siendo un lastre para nuestra sociedad.

Lo que sí han conseguido Jonathan Dayton y Valerie Faris, los tipos que hace tiempo inauguraron la cuota indie en los Oscar con Pequeña Miss Shunsine, es mostrar al espectador de hoy que lo que ahora se debe tomar irremediablemente como humor cuñado (los chistes aberrantes y machistas del personaje de Steve Carrell) hace no mucho eran políticamente correctos. También nos empujan a amar al personaje de Emma Stone, Billie Jean King, que luchó toda su vida por los derechos de las mujeres. Y consiguió avanzar a pesar de que hoy aún queda mucho camino por recorrer.

Esto es una película, graciosa, mona y con mensaje sobre la desigualdad de sexos que de paso nos aclara que Hollywood no es el único sitio donde ellas ganan menos que ellos y son tratadas mucho peor que ellos.

Y para darle un poquito de vida a este peliagudo asunto vamos a recordar varios títulos donde la batalla de sexos es el eje central aunque no lo parezca o aunque sus directores o directoras no lo pretendieran…

KILL BILL vol.1 y KILL BILL vol. 2

En Kill Bill vol.1 la historia es la de una joven que despierta del coma y necesita vengarse de un tipo que la ha destrozado la vida y de todos los secuaces que le han ayudado. Es ella contra un montón de asesinos a los que va matando uno a uno mientras Bill, el mismo diablo, observa con paciencia el avance inexorable de la protagonista. Una heroína dulce y brutal interpretada por Uma Thurman.

Vale, hasta aquí no hay nada.

Pero en el comienzo de Kill Bill Vol. 2, en una secuencia en blanco y negro que ha pasado a la historia por la belleza de su fotografía y la enorme tensión que sostiene Quentin Tarantino con la aparición (PRIMERA APARICIÓN) de Bill, todo queda bastante claro. El detonador de esta historia de violencia viene por el intento de independencia de una mujer con respecto a un hombre. Una independencia sentimental y también laboral porque Bill es el jefe y la pareja de ‘La novia’.

Ella le deja cuando se queda embarazada. Abandona el trabajo de asesina y a él. Criar un niño en esas condiciones no es, en absoluto, el mejor de los planes. Y quiere ser ella quien lo haga y tiene todo el derecho. Pero Bill se cabrea. Se cabrea tanto que decide ir el día de su boda, matar a todos los invitados y también a ella (con el bebé que tiene dentro).  Un castigo demasiado severo pero que el ve justo ya que es un machirulo asesino. Dos cosas muy feas.

Finalmente ella se enfrenta a él en un cara a cara y le vence, sentada… Porque es más lista, porque es más buena y porque aunque le quiere sabe que es malo. El empoderamiento llega en ese momento, y no antes cuando su obsesión es su venganza.

LA COSTILLA DE ADAN

George Cukor se adelantó a su tiempo en muchos aspectos. Sin entrar a un análisis profundo de su estilo, su forma de rodar, su intención lo que aquí prentendemos adorar es el hecho de hacer cine moderno, cine que no pasa de moda nunca y La costilla de Adán es una de esas películas que a pesar de cumplir casi 70 años no ha perdido un ápice de su gracia, de su impostura, de su importancia.

La base de su película es la lucha de las mujeres por la igualdad ante los hombres en un mundo enteramente machista. Y la pareja de guionistas Garson Kanin y Ruth Gordon (la vieja de La semilla del diablo) hace un trabajo excelente con una premisa sencilla y maravillosa: Adam y Amanda Bonner son un feliz matrimonio de abogados enfrentados entre sí a partir del momento que son designados en el caso donde una mujer intenta asesinar a su infiel marido.

La cinta está repleta de gags donde la guerra de sexos es la protagonista. Nada de chistes fáciles, más bien un montón de frases ingeniosas en las que Spencer Tracy defiende su hombría de macho y la de todos los de su sexo y Katharine Hepburn decide tomarse como lucha personal una acusación a todas luces injustas y que basta ya de ningunear a las mujeres.

Eso sí, a pesar de todo se quieren mogollón, porque al fin y al cabo no deja de ser una comedia. Una de las mejores de la historia del cine, por cierto.

ROGUE ONE

¿Es o no es feminista Rogue One? Se ha destinado mucha tinta a debatir este asunto ya que a pesar de que esta “Historia de Star Wars” tiene como absoluta protagonsita a una mujer, aparte de ella no hay ni un solo personaje femenino relevante en todo el metraje. Es una contradicción muy fuerte ¿no?

Pues no. Porque aquí lo importante es que el personaje protagonista llamado Jyn Erso es carismático y potentísimo y está ahí por su carácter. El hecho de que sea la hija del arquitecto que diseña la Estrella de la muerte no es circunstancial, ella se rebela ante un imperio machista donde todos los que mandan son hombres y también ante los errores de un padre que apenas pudo educarla. Y ya de paso lidera una de las misiones más importantes de la rebelión que la conectan con la líder de ésta… Una tal princesa Leia.

La batalla de sexos en Rogue One está ilustrada en el pulso que mantiene Erso con Orson Krenninc, un comandante del Imperio que la menosprecia por sus orígenes y por sus ideales. No es solo una batalla de sexos sino también una batalla política en la que ella lucha por cambiar las cosas y el por mantenerlas como están. Si, también hay un duelo generacional.

SR Y SRA SMITH

A ver, está claro que no todas las películas donde haya batalla de sexo han de ser profundísimas, reveladoras o estimulantes… También tiene que haber cine palomitero, sin pretensiones, cosa ligeritas como Sr y Sra Smith donde el espectador babee mientras dos de los actores más guapos de Hollywood, Brad Pitt y Angelina Jolie se intenten matar mientras al mismo tiempo se aman. Una película de acción como esta no funcionaría sin ellos y precisamente ellos son los responsables de abanderar una guerra entre hombres y mujeres. Siempre son ellos los más fuertes, los mejores asesinos, los más fríos, los más letales… Hasta que llega la Sra Smith.

ALIEN

La batalla de sexos en Alien, el octavo pasajero es literal y la más brutal de la historia del cine. Sexual y reveladora. Ellos siempre van a perder contra ellas. Excepto si ellos son Ripley.

El alien o xenomorfo es claramente femenino en todos sus estados.

A parte de la cabeza fálica, el alien tiene un cuerpo grácil, delgado y de aspecto felino. Y seguimos:

Del huevo del Alien sale una criatura llamada facehugger. Este bicho tiene un orificio del cual sabe una especie de tubo con la que inserta el embrión a la boca del huéstped… Una especie de violación oral. Tanto la parte inferior como el orificio se parecen muchísimo a una vagina.

El siguiente paso es el  chestburster que y tiene el aspecto fálico pero que sale del pecho del huésped evocando un parto violento pero no en una mujer, sino en un hombre. Un detalle que no puede pasar desapercibido.

Y ya por fin tenemos al Alien adulto. Cuya boca tiene dos mandíbulas que representan los labios interiores y exteriores de una vagina.

O sea que Alien es una batalla de sexos en toda regla… Hombres humanos contra alienígenas hembras donde ellas son demasiado poderosas. La única que puede vencerlas es, precisamente, una mujer. La teniente Ripley.

[OPINIÓN] Deja de usar a Ripley para justificar tu machismo

Hoy que Sigourney Weaver cumple 71 años, recordamos que su heroína en 'Alien' está siendo usada como emblema por quienes no toleran a las mujeres en el cine de género. ¿Por qué?

Muere Ron Cobb, diseñador del Delorean de ‘Regreso al futuro’ y de la Nostromo de ‘Alien’

El dibujante estadounidense, que influenció a 'E.T.' de Steven Spielberg para su realización, ha fallecido a los 83 años.

Según Ridley Scott hay otro ‘Alien’ en camino, pero no tendrá nada que ver con ‘Prometheus’

El director es productor ejecutivo en la serie de HBO Max 'Raised by Wolves', que estéticamente parece beber de sus incursiones anteriores en el scifi.

Sigourney Weaver explica por qué ha rechazado protagonizar ‘Alien 5’

La teniente Ripley no estará por el momento en el nuevo proyecto de la franquicia.