El actor francés Philippe Nahon (‘Irreversible’) fallece a causa del coronavirus

El intérprete, que fue el protagonista más inmoral de Gaspar Noé y el asesino imparable de 'Alta tensión', ha muerto a los 81 años.

Por
20 de abril de 2020

ETIQUETAS:

  • El cine galo pierde a una de sus grandes estrellas. Con más de 200 títulos en su filmografía, el actor francés Philippe Nahon ha fallecido a los 81 años a causa de complicaciones derivadas por el COVID-19, después de una larga enfermedad, como informan medios como Le Monde.

    Nahon era conocido en Francia por sus papeles como secundario en títulos emblemáticos de directores como Gaspar Noé, con el que trabajo en varias ocasiones en el papel del Carnicero, el inmoral protagonista de Carne (1991) y Solo contra todos (1998), el debut en el largometraje del cineasta argentino.

    El francés comenzó su carrera en 1962 con la película El confidente de Jean-Pierre Melville, tras lo cual vendrían trabajos en series de televisión y telefilms como Les cinq dernières minutes o Les Enquêtes du commissaire Maigret. A la vez, este combinaba su labor con la del teatro, participando en obras como Le Pull-Over rouge.

    Su gran salto internacional llegaría con su colaboración en Carne de Gaspar Noé, cortometraje premiado en el Festival de Cannes. Ambos continuarían una extensa relación laboral, que se traduciría en las películas Solo contra todos e Irreversible (2002).

    El intérprete también será muy recordado por sus trabajos en títulos populares como El pacto de los lobos de Christophe Gans (2001) o en War Horse (Caballo de batalla) de Steven Spielberg (2011). Ante todo, queda en el recuerdo de los aficionados al terror su implacable presencia en la aterradora Alta tensión (2003), de Alexandre Aja.

    Además, Philippe Nahon participó en multitud de proyectos de reconocidos realizadores como Jacques Audiard (Un héroe muy discreto, 1996), Mathieu Kassovitz(era el comisario de policía de El odio, 1995), Vincent Ravalec, Jacques Doillon, Fabrice Du Welz (Calvaire, 2004), Luc Besson (Adèle y el misterio de la momia, 2010).