La ECAM retoma la actividad presencial con todas las medidas de seguridad

Test rápidos de detección del coronavirus antes de retomar los rodajes, desinfección de espacios o toma de temperatura son algunas de estas medidas

Por
24 de junio de 2020

El pasado mes de marzo nos vimos obligados a aprender a convivir con el coronavirus, y el tiempo, en cierto modo, se paró. Por un momento, parecía que el cine y las historias también correrían la misma suerte, ya que rodajes y estrenos se vieron cancelados a la espera de que se reanudara la actividad. Por otro lado, la necesidad e importancia de la cultura han estado más presentes que nunca. Películas y series han sido fieles compañeras durante la cuarentena, nos han ayudado a transportarnos a lugares más allá de nuestras paredes y a experimentar lo que encerrados, parecía imposible.

El covid-19 sacudió la industria audiovisual, al igual que a las escuelas de cine. El estado de alarma se decretó en marzo, con cursos a medio camino y con aún no sólo teoría que impartir, sino abundante práctica que rodar. Pero no todo iban a ser malas noticias. Han pasado tres meses y podemos celebrar que la ECAM ha reabierto sus puertas para encarar la recta final del curso académico. Aunque los estudiantes han continuado con sus sesiones teóricas por vías telemáticas en este periodo, quedaban pendientes rodajes, que ahora van a poder llevar a cabo. Por supuesto, siguiendo las medidas de seguridad pertinentes.

El esfuerzo del equipo de la escuela buscando las mejores soluciones posibles para que los cineastas en potencia pudieran volver lo antes y lo mejor posible, ha tenido sus frutos. Su regreso es ya una realidad. La industria a la que van a incorporarse los alumnos será distinta a la que había cuando ingresaron en la escuela, por lo que la ya reactivada recta final del curso será su primera toma de contacto con un futuro laboral que se ha visto modificado por la pandemia. Por ello, igual que los rodajes profesionales de películas y series se han reactivado en cuanto lo han permitido las autoridades sanitarias, también lo hacen los llevados a cabo en la etapa formativa.

Así es el día a día en la ECAM post covid-19.
Al igual que todos los centros de estudio y trabajo, la ECAM ha modificado sus aforos, ha establecido distintos protocolos de entrada y salida del edificio; y ha adaptado sus horarios para que coincidan el menor número de estudiantes posible. A las citadas medidas de prevención se suman las que ya llevan tiempo formando parte de nuestro día a día: el uso de mascarillas (que se ofrecen a los estudiantes), la distancia social siempre que sea posible, la desinfección de espacios y la toma de temperatura antes de acceder al centro. Además, la escuela ha realizado test rápidos de detección del coronavirus antes de retomar los rodajes, ha ofrecido sesiones informativas con médicos y ha incorporado a su personal expertos en prevención de riesgos laborales, que supervisan los rodajes y prácticas en grupo.

Jorge Fernández es uno de los encargados de llevar a cabo esta labor, y reconoce que “la ECAM ha hecho un gran esfuerzo para reanudar la actividad de la escuela poniendo en marcha medidas y medios”. Entre ellos, el técnico en prevención de riesgos laborales destaca “la limitación de aforos de todas las estancias facilitando el mantenimiento de las distancias interpersonales y la desinfección diaria de todos los equipos con ozono y luz ultravioleta”. Igualmente, comparte que “personal y alumnado tienen a su disposición cada día mascarillas, guantes y geles hidroalcohólicos, en dispensadores distribuidos por toda la escuela”. Ahora bien, ¿qué pasa con los puestos que no pueden respetar la distancia de seguridad? La ECAM reparte para ellos EPIs y pantallas de protección complementarias.

Una atípica pero real ‘vuelta a la realidad’.
Sin duda, esta particular ‘vuelta a la realidad’, llega acompañada de un esfuerzo que atañe no sólo al equipo de la escuela, sino también a sus alumnos. Gonzalo Salazar-Simpson, director de la ECAM, agradece cómo estos “se han adaptado a las medidas de seguridad y prevención que hemos tomado”. “Nuestro principal compromiso es con el estudiante y su formación –añade–, queremos afrontar este regreso a la escuela con la profesionalidad que sabemos que nuestros alumnos y alumnas tienen”. Fernández, por su parte, alaba la “implicación de todo el personal de la escuela”, teniendo en cuenta “todos los medios humanos que se han movilizado para poner en marcha esta operativa”.

El coronavirus nos convirtió en protagonistas de una realidad tan atípica que parecía salida de una película. Sabemos que aún queda metraje para que leamos ‘Fin’, pero que precisamente las historias estén volviendo a pasar del papel a la pantalla, es una forma de reencontrarnos con el mundo que conocíamos.

Que la ECAM reabra sus puertas da también esperanza para creer en que la tantas veces nombrada ‘nueva normalidad’ ha llegado para quedarse. No ha habido guerra que haya conseguido acabar con el cine, tampoco lo iba a hacer el covid-19. Recordemos, de paso, que nos necesita; y que el último eslabón lo ponemos con el apoyo en las salas y desde casa. Por lo pronto, parece que el futuro, en cuanto a la formación de talento se refiere, sigue asegurado.

Según Steven Soderbergh, las medidas contra el COVID-19 requerirán el 15/20% del presupuesto de las películas

El director que pareció anticipar la pandemia con 'Contagio' pasó recientemente a presidir un comité para desarrollar medidas de prevención contra el virus.

El Festival de Telluride 2020 es cancelado debido al coronavirus

El evento que cada año tiene lugar en Colorado, EE.UU., lleva en activo desde 1974 y ha ido recabando importancia a lo largo de su trayectoria.

Así (de terrorífica) está siendo la reapertura de Disney World

El parque temático más grande de la Casa del Ratón pasó varios meses cerrado a causa del coronavirus, y la inquietud está lejos de remitir.

Michael Bay se queda sin rodaje por incumplir los protocolos contra el coronavirus

Su nueva película como productor, 'Songbird', es un thriller centrado precisamente en la pandemia, con Demi Moore y Craig Robinson en su reparto.