Infierno de cobardes: el cine de S. Craig Zahler

S. Craig Zahler aplica tan pocos paños calientes como sus personajes. ‘Dragged Across Concrete’ prolonga una filmografía seca y firme cual bofetada de padre.

Por
08 de mayo de 2020

Samuel Fuller, Sam Peckinpah, Clint Eastwood… y, ahora, S. Craig Zahler. El mundo es un salvaje estercolero donde solo sobreviven quienes se mantienen fieles a sí mismos. Aunque eso, a veces, no resulte bonito ni gratificante; y, por lo habitual, implique mancharse las manos de sangre. Pero, como dirían los policías agraviados de Mel Gibson y Vince Vaughn en su última película –un thriller tan negro que puedes masticar la ceniza ética en tu garganta–, es lo que hay. Cuando estás entre la espada y la pared, hagas lo que hagas dolerá.

Estas son las señas de identidad que guía una filmografía compuesta por películas tan contundentes como Bone Tomahawk (2015), Brawl in Cell Block 99 (2017) y Dragged Across Concrete (2018).

Violencia bestia
A Zahler le gusta tomarse su tiempo para contar las cosas. De ahí los metrajes de sus películas, que nunca bajan de los 130 minutos. La cocción lenta del argumento suele verse salpicada por implacables estallidos de violencia: directa, explícita y sin remilgos con el gore ni trucajes de sangre digital; aquí todo empapa y deja costra (si sobrevives). 

 

Voluntad de piedra
El sistema está podrido por dentro y no se puede confiar en las instituciones. Lo único que queda en un páramo de asfixia randiana es la determinación propia para resolver un problema, como Patrick Wilson cuando debe rescatar a su novia de una tribu de caníbales. No son valores apropiados para la realidad social, pero en la ficción funcionan como un tiro.

 

Moral de arcilla
Zahler escribe novela negra, ciencia-ficción y western. De este último género es su primer libro traducido en España, Espectros de una tierra trizada, del que Ridley Scott posee los derechos para una adaptación cinematográfica y donde se demuestra que por muy nobles que sean los propósitos de sus personajes siempre acabarán cometiendo acciones terribles.

 

Testosterona ‘old school’
Kurt Russell, Vince Vaughn, Don Johnson, Mel Gibson, Udo Kier, Michael Jai White… Son algunos de los actores que han trabajado con el director en películas donde los personajes femeninos, si existen, basculan entre el trofeo, la víctima y el pibón. Si el test de Bechdel pudiera dar valores negativos, rompería la escala.

 

Metal pesado
El escritor y cineasta también firma la banda sonora de sus películas, elemento fundamental para conseguir una atmósfera única y muy cuidada. Además, bajo el nombre Czar, canta y toca la batería en el dúo Realmbuilder. ¿Su género? El doom metal de aliento épico, claro.

Las 10 películas más violentas de 2016

Aquí va una buena ración de sangre, de golpes, de taparnos los ojos, mirar para otro lado, tener pesadillas…

12 ‘horror western’ para auténticos vaqueros

Con el estreno de ‘Bone Tomahawk’ resucita uno de los subgéneros que más ha nutrido la serie b, el western de terror. Recopilamos algunos de los que más miedo (o risas) dan.

Lili Simmons: devota obsesión

La actriz más irresistiblemente tentadora de la televisión actual llega al cine junto a Kurt Russell en el western 'Bone Tomahawk'. Tú te harás adicto a su cuenta de instagram.