Cine en las aulas: la propuesta que no oyes en ninguna campaña electoral

La Academia de Cine elabora el documento marco que se debería aplicar para implantar el cine en el sistema educativo… y que parece no tener hueco entre las promesas electorales

Por
24 de abril de 2019

©Fotografías cortesía de la Academia de Cine

“Se debe salir del instituto con una mínima cultura cinematográfica, porque el cine forma parte de nuestra vida”. Así de clara y así de contundente es Marta Tarín al responder sobre por qué nuestro sistema educativo necesita tener en cuenta el séptimo arte, y por qué los cinéfilos del futuro deberían tener la oportunidad de acercarse, entender y disfrutar de él como se merece. La Doctora en Comunicación Audiovisual es una de las tres personas que han coordinado el libro Cine y Educación, elaborado por la Academia de Cine, junto a Fernando Lara y Mercedes Ruiz.

El texto, que está disponible de forma gratuita en la página web de la institución, es una herramienta en la que se recogen los aspectos a tener en cuenta para la implantación de un Plan de Alfabetización Audiovisual en nuestro país. El proyecto nació en 2017, cuando todavía Yvonne Blake ejercía de presidenta. “Ella llevaba comprometida con el cine y educación desde hacía años”, explica Tarín. El primer paso que dieron fue dedicar uno de los números de la revista de la institución al tema. En mayo de ese mismo año, organizaron una jornada al respecto cuyo poder de convocatoria les llevó a tomar la decisión de desarrollar un “proyecto para conseguir que las autoridades educativas actúen”. Como la coordinadora concreta, “ellos son quienes tienen las herramientas, nosotros damos las claves”.

Una vez elegidos los coordinadores, convocaron reuniones con todos los sectores implicados. “Queríamos comprobar si había consenso y sí, todos pensábamos que el cine tenía que estar en las aulas”, recuerda Tarín, por lo que el siguiente punto fue crear una comisión “para darle continuidad. Trazamos líneas de trabajo e investigación, aportando cada uno desde su terreno, y hemos ido elaborando el contenido del libro”.

Objetivos, propuestas, aspectos legales y formación de profesorado
¿Por qué no se había  implantado el séptimo arte en los colegios antes? “A todo el mundo le preocupaba pero funcionaban de manera disgregada –describe la coordinadora– hacía falta la unión porque el consenso es la única forma de tener peso y fuerza”. En el documento se recogen las más de cien iniciativas que llevan años ocupando este vacío en los centros de nuestro país. El texto trata de abarcar todas las áreas implicadas, explica los puntos de consenso, los objetivos fundamentales y ofrece unas propuestas básicas que podrían aplicarse de forma progresiva. Ofrece itinerarios teniendo en cuenta las particularidades de cada comunidad autónoma. Contempla igualmente cuestiones legales sobre los derechos de autor y la conservación patrimonial. “Las películas no se pueden ver de cualquier manera, ni descargándolas ilegalmente, ni en un DVD que se vea fatal”, comenta Tarín al respecto.

El profesorado cuenta con su espacio propio dentro del documento, al considerar fundamental su formación y que puedan acceder a los recursos necesarios para incorporar el cine en sus clases. En esta línea, se les proporciona un listado de largometrajes y cortometrajes españoles adecuados a los diversos tramos educativos. Gracias a él, cada docente puede consultar qué películas son las más indicadas para proyectar y con las que trabajar, dependiendo del curso y la edad del alumnado. De forma más general, han elaborado otro listado orientativo de cien películas de referencia del cine español, en la que comparten espacio títulos como El verdugo, El crimen de cuenta, Esquilache o Viridiana. “Igual que se estudia literatura y los niños saben quién es Picasso, es necesario que sepan quién es Buñuel”, señala Tarín.

La pelota en el tejado de las instituciones
“Todos los días recibo llamadas hasta de librerías preguntando si el libro está a la venta, porque los clientes lo quieren”, comenta la Doctora. Al acto de presentación acudieron representantes del mundo educativo y político (representantes del PP, PSOE y Ciudadanos), además de cineastas como Josefina Molina, Manuel Gutiérrez Aragón o Cecilia Bartolomé. Los Ministros en activo cuentan con ejemplares y, a la espera de ver cómo se revuelven las elecciones generales que se celebrarán el próximo 28 de abril, aquellos que se mantengan o tomen el relevo accederán al volumen del mismo modo, igual que lo han hecho las conserjerías de cultura y educación de las diferentes comunidades autónomas.

Precisamente una de las propuestas básicas que recoge el documento es que “se pongan en marcha acciones necesarias con el fin de llegar a un Pacto de Estado con los diversos grupos políticos para la definitiva introducción de la enseñanza audiovisual en la regulación educativa”. Así, se conseguiría proteger y no dejar a la suerte de los vaivenes derivados de los procesos electorales, la continuidad y perpetuación del plan que proponen desde la Academia. “El ICAA, igual que en Francia lo es el CNC, podría ser el núcleo central que elaborara unas líneas de trabajo, presupuestara las partidas para estos programas y que diera las directrices para después ir actuando en red”, concreta Tarín. La herramienta ya existe, el posible plan está trazado por lo que, como la coordinadora señala, quedaría que “se aplique”.

El primer apartado del libro recoge la Real Orden de 1912 que el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes promulgó habiendo nacido el cinematógrafo en 1985. Explicaba que era “una tendencia cada vez más acentuada en los modernos métodos pedagógicos facilitar la enseñanza por medio de proyecciones luminosas y de películas cinematográficas. Estas eran de innegable utilidad, puesto que tales procedimientos, de carácter plenamente intuitivo y realista, hieren vivamente la imaginación y dejan en ella una semilla gráfica, base firme de la educación intelectual”. Si desde la llegada del cine a nuestro país, las autoridades fueron conscientes y apoyaron la introducción del séptimo arte en las aulas, estaría bien que más de un siglo después, consiguiéramos que finalmente se implantase.

Mario Casas: de estrella adolescente a exitoso (y codiciado) actor

El intérprete, que ha participado en películas de gran éxito, se ha convertido en uno de los habituales en el cine de Fernando González Molina y Álex de la Iglesia.

Los políticos quieren el cine en las aulas pero sin un Pacto de Estado

La Academia del Cine reunió a representantes de PSOE, PP, Unidas Podemos y Ciudadanos en una mesa redonda sobre la alfabetización audiovisual en el sistema educativo

Fallece Yvonne Blake, presidenta de honor de la Academia de Cine

La presidenta de honor de la Academia de Cine, Yvonne Blake ('Nicolás y Alejandra', 'Superman') fallece en Madrid a la edad de 78 años

[Goya 2018]: El triunfo de lo freak

Isabel Coixet y 'La librería' conquistan los galardones a mejor dirección y película en una gala en la que ganó lo auténtico