Así pudo ser la versión de ‘Brokeback Mountain’ de Lee Daniels (‘Precious’)

El director norteamericano ha confesado que estuvo detrás del reconocido título LGBTI de Ang Lee, protagonizado por Heath Ledger y Jake Gyllenhaall.

Por
22 de junio de 2020

El amor contenido (pero apasionado) entre Heath Ledger y Jake Gyllenhaall convertía Brokeback Mountain en uno de los grandes clásicos del cine LGBTI. El título dirigido por Ang Lee cumple 15 años en 2020, y no deja de regarlarnos titulares. Después de descubrir que Pedro Almodóvar rechazó realizar la película, o que Matt Damon y Joaquin Phoenix podían haber sido los protagonistas, el director Lee Daniels ha confesado para Insider que durante mucho tiempo estuvo detrás de la película.

“No he podido ver Brokeback Mountain desde que salió. Tenía el título entero en mi cabeza, era muy poderoso. Así que cuando Ang pudo sacarlo adelante, no quería verlo. Porque no creía que él pudiera hacerle justicia”, confesaba el director de Precious y El mayordomo. “Cuando [Jack y Ennis] mantienen relaciones sexuales por primera vez en la tienda de campaña, sabía cómo dirigiría esa escena, así que no podía imaginar cómo le haría justicia otro cineasta. Especialmente un realizador heterosexual”.

Sin embargo, este confesaba que acabaría viendo la película años después. “[Ang Lee] hizo un gran trabajo. De hecho, la hizo de la forma más aceptable posible para los heterosexuales alrededor del mundo. Probablemente yo hubiera hecho hecho algo más explícito y él lo hizo desde una perspectiva diferente. Y se lo dije”.

Alto coste y un versión más explícita

Brokeback Mountain fue un proyecto inicialmente que iba a ser dirigido por Gus Van Sant (My Idaho Privado), adaptando la novela de Annie Proulx. La historia estuvo dando muchas vueltas por las productoras y es que, por desgracia, el cine LGBTI a principios de los 2000 seguía siendo totalmente invisibilizado en Hollywood.

“Iba a ser mi segunda película después de Monster’s Ball”, revela Daniels,  quien fue productor de la película que dio el Oscar a Halle Berry. No obstante, muchos actores heterosexuales seguían renegando de papeles de esta índole. Algo que su versión provocativa podría haber dificultado aún más, junto a la alta cantidad de dinero que necesitaba. “Era muy costosa y simplemente no podía hacerla“. Afortunadamente, la película de Lee puedo colaborar en ofrecer un hueco en el cine más comercial a las relaciones homosexuales y abrir así un nuevo camino. De hecho, el filme fue nominado en 2006 a ocho premios Oscar, alzándose con tres de ellos.

Atención, Hollywood: A más diversidad, más taquilla

Si una película da protagonismo a las mujeres y las minorías étnicas, afirma un estudio, generará más beneficios en los cines. ¿Cuándo se dará Hollywood por enterado?