8 actores despedidos por problemas con las drogas

Los vicios siempre salen caros, y en este caso, carísimos: todos estos intérpretes pagaron sus adicciones perdiendo papeles en cine y TV.

Por
22 de noviembre de 2014

Salvo que trabajes en el departamento de comunicación de un estudio, el hecho de admitir que hay actores y actrices que se drogan resulta bastante inocuo. Aunque, cuando toca ponerse frente a la cámara, las sustancias fumadas o esnifadas suelen ser bien diferentes, el consumo de productos ilegales (o, en ocasiones, legales) y adictivos por parte de profesionales de la interpretación es algo que se da por hecho: sin ir más lejos, los hay que reconocen sin sonrojo su afición por la marihuana. Ahora bien, todos los vicios tienen un precio, y, a veces, ese precio llega en forma de un despido fulminante cuando los directores o productores deciden que ya han tenido bastante, y que tu próxima estancia en rehab no va a mandar al traste esa película en la que estabas trabajando hasta ahora. Por supuesto, esta clase de historias suelen ser barridas bajo la alfombra o despachadas con eufemismos, pero como decían las cuñadas de Homer Simpson, la verdad siempre sale a la luz… Al menos, en los casos que te contamos a continuación.

James Remar

remar

Le despidieron de… Aliens, el regreso (James Cameron, 1986)

Alegando las habituales “diferencias creativas”, este actor de Boston (al que seguramente recordarás como Harry Morgan, el padre adoptivo de Dexter) abandonó con cajas destempladas el plató de la secuela de Alien, tras haber rodado ya varias escenas. Para reemplazarle en el rol del cabo Hicks, el megalómano canadiense acabó recurriendo a Michael Biehn, por entonces su actor fetiche. Años después, Remar acabó revelando el auténtico motivo de su marcha: un arresto por posesión de drogas, tras el cual Cameron había optado por despedirse. Michael Biehn, por su parte, ha declarado que su predecesor gustaba de presentarse colocado en el plató, algo que casaba muy poco con la rígida disciplina cameroniana. Y que también resulta irónico, si recordamos que Biehn y el director de Terminator acabarían por romper su relación laboral a causa del alcoholismo del primero.

Charlie Sheen

charlie-sheen

Le despidieron de… Dos hombres y medio (serie, 2003-…)

Tras una larga, larguísima trayectoria proporcionando titulares a la prensa amarilla, saliendo y entrando de clínicas de desintoxicación y poniendo a prueba la resistencia de su tabique nasal, el hijo mayor de Martin Sheen parecía haber encontrado al fin la estabilidad gracias a la sitcom que protagonizaba junto a John Cryer. Pero que si quieres arroz, Catalina: en 2011, tras someterse a una terapia que detuvo el rodaje de la serie y que (a las pruebas nos remitimos) fracasó miserablemente, Sheen saltó a los titulares debido a esa espantá contra el productor Chuck Lorre y contra la cadena CBS que acabaría con él despedido y reemplazado por Ashton Kutcher.  Todo ello, además, aliñado con inenarrables declaraciones acerca de su “sangre de tigre”, fotos cohabitando con estrellas del porno (perdón, con “diosas”) y otras esperpénticas historias. Actualmente, Sheen parece atravesar otro de estos períodos de crisis (no debidos sólo a las drogas, todo hay que decirlo, sino también a un más que probable trastorno bipolar) que podría costarle su papel protagonista en la serie Terapia con Charlie.

Robert Downey Jr.

Le despidieron de… Ally McBeal (serie, 1997-2002)

Ya tardaba en salir, ¿verdad? Pues aquí le tenemos: en 2000, cuando el personal de las clínicas de rehab ya le llamaba de tú, Downey se incorporó a la serie protagonizada por Callista Flockhart, en un papel estelar que no sólo le granjeó el afecto de los telespectadores, sino también un Globo de Oro, una nominación al Emmy y un épico momento cantando Every Breath You Take a dúo con el mismísimo Sting. ¿Qué bonito, verdad? Pues va a ser que no tanto: a día de hoy, Downey reconoce que por entonces atravesaba uno de sus períodos más negros en lo que a adicciones se refiere (“Estaba tan drogado que no me importaba un carajo mi carrera”, ha declarado). Su expulsión se debió, no a uno, sino a dos arrestos consecutivos relacionados con las drogas: el primero, que tuvo lugar en un hotel de Palm Springs, se produjo después de que un huésped del establecimiento llamase a la policía, mientras que la segunda detención tuvo lugar cuando un Downey completamente ‘puesto’ apareció paseando (descalzo y hecho un Adán, en general) por las calles de Culver City, cerca de Los Ángeles. Tras ambos incidentes y la consabida terapia por orden judicial, nuestro hombre se dijo a sí mismo: “Esto no puede seguir así”. El resto, como suele decirse, es historia.

Lindsay Lohan

lindsay-lohan

La despidieron de… Poor Things (nunca llegó a rodarse) y Lovelace (Rob Epstein, Jeffrey Friedman, 2013)

Ser expulsado de un rodaje por tu afinidad con las sustancias tóxicas es una cosa. Pero que una película se vaya por el desagüe debido a que la policía te ha pillado con las manos en la masa (en dos ocasiones, además, y para colmo al volante) tiene su cierto matiz épico. Ese fue el destino de Lindsay Lohan y Poor Things, comedia que la actriz de Chicas malas debería haber rodado en 2007 junto a Shirley MacLaine Channing Tatum, y que murió antes de nacer debido a dos impasses con la ley sufridos por una Lindsay a la cual, para no variar, le había dado por conducir muy borracha, con un carnet falso (en la segunda ocasión) y abundantes cantidades de cocaína en la guantera (o en el bolso, vete a saber). En cuanto a su expulsión del biopic de Linda Lovelace, que tuvo lugar en 2010, dejémoslo en que la actriz había decidido saltarse una sesión de terapia (a la que debería haber asistido por orden judicial) a fin de ir al Festival de Cannes, un desliz a resultas del cual acabaría dando con sus huesos fuera de la preproducción y dentro de la cárcel. Finalmente sería Amanda Seyfried quien interpretaría a la malhadada estrella del porno.

Gary Dourdan

dourdan

Le despidieron de… C.S.I: Las Vegas (serie, 2000-…)

Warrick Brown, el analista interpretado por Dourdan en C.S.I: Las Vegas, tenía problemas de ludopatía. Pero, en la vida real, los avatares de este actor han tenido más relación con las drogas: aunque su salida del show en 2008 (pretextada en la pantalla con la muerte de su personaje) fuese achacada a las proverbiales ‘diferencias creativas’, amén de a negociaciones infructuosas con su salario, lo cierto es que Gary Dourdan había sido arrestado poco antes por posesión de heroína, cocaína MDMA y tranquilizantes farmacéuticos. Actualmente, tras una sucesión de roces con la ley y terapias fallidas de desintoxicación, el intérprete parece haber levantado cabeza: le hemos visto en las series Glee, Infieles Being Mary Jane.

Mackenzie Phillips

phillips

La despidieron en… One Day At A Time (serie, 1975-1983)

Aunque en España no la llegamos a ver (tal vez el hecho de que su protagonista -Bonnie Franklin- interpretara a una madre divorciada tuviese algo que ver en ello), One Day At A Time fue una de las sitcoms más exitosas de la TV estadounidense a finales de los 70, con ocho años en antena, nueve temporadas y varias victorias en los Emmy y los Globos de Oro. Tras haber ejercido como niña incordiante a las órdenes de George Lucas en American Graffiti, Mackenzie Phillips se incorporó al reparto del show, lo cual le permitió alcanzar grandes cotas de popularidad y un salario de 180.000 euros (ajustados) por semana. Pero, si tu padre es John Phillips (líder de The Mamas And The Papas y uno de los personajes más torvos del rock de los 60) es fácil asumir que llevas los malos hábitos en el ADN: en 1980, tras varios arrestos y estancias en rehab, Phillips fue expulsada de la serie. Al año siguiente, los productores le dieron la oportunidad de reincorporarse, pero durante el rodaje de un episodio se desmayó a causa de una sobredosis de cocaína. Actualmente, tras varias décadas y varias recaídas, Phillips trabaja como terapeuta en un centro de desintoxicación.

Brett Butler

butler

La despidieron de… Grace al rojo vivo (serie, 1993-1998)

Manda narices: una serie sobre una mujer ex alcohólica que se va al traste debido a la adicción de su actriz protagonista. La cual, además y para colmo, también escribe los guiones. Ese fue el caso de Grace al rojo vivo, show que acabó cancelándose debido a los problemas de Brett Butler con la vicodina. Bajo los efectos del analgésico favorito de Gregory House, la actriz y escritora tendía a perder los papeles, algo que llevó a la deserción de dos de sus compañeros de reparto (uno de ellos, el niño John Paul Steuer, fue retirado del show por sus padres después de que Butler le enseñase los pechos durante el rodaje de un episodio) y a los productores a darle a elegir entre la desintoxicación o el despido fulminante. Butler aceptó someterse a una terapia, de la cual salió de un humor de perros y a la que siguió una recaída en su dependencia. Esto, combinado con un descenso en los ratings, causó la cancelación de Grace al rojo vivo. Dos ironías para terminar: el productor de la serie era Chuck Lorre (sí, el mismo de Dos hombres y medio) y actualmente Brett Butler trabaja junto a Charlie Sheen en Terapia con Charlie. Qué cosas…

Jamie Waylett

waylett

Le despidieron de… Harry Potter y las reliquias de la Muerte – Parte 2 (David Yates, 2011)

Fichado a los 12 años para interpretar a Crabbe, uno de los dos secuaces del abusón Draco Malfoy (Tom Felton), Jamie Waylett no dio casi nada de qué hablar durante el rodaje de la saga Harry Potter, hasta que en 2006 fue arrestado por posesión de cocaína. Pero la sustancia que acabaría motivando su expulsión del serial tres años más tarde no habría de ser blanca, sino verde: en 2009, Waylett tuvo la mala idea de hacerle una foto a un coche de policía hallándose él mismo al volante. Tras darle el alto, los agentes así retratados encontraron un pequeño cargamento de de marihuana en el vehículo del actor. Un posterior registro domiciliario reveló que Waylett ocultaba una plantación casera de maría en el domicilio de su familia. Expulsado a toda prisa de la última entrega del serial, Waylett no ha vuelto a actuar en ninguna otra película. Durante los disturbios callejeros que tuvieron lugar en Londres durante el otoño de 2011, fue arrestado de nuevo por saquear una farmacia, y (una vez más) por cultivar hierbas fumables, lo cual le llevó a cumplir una sentencia de dos años de cárcel.

Sigourney Weaver vuelve a ser Ripley para meterse con Trump

En este sketch satírico, la primer oficial del Nostromo afronta su misión más difícil: devolver a la Tierra a periodistas hartos de lidiar con Trump.

‘Aliens: Neoplasma’: El videojuego retro del año se sumerge en el universo xenomorfo

Una aventura retro para ZX Spectrum, lleva el universo Alien a la competición estrella de videojuegos para esa plataforma

Una falta de ortografía arruinó un videojuego de ‘Alien’

Un videojuego basado en la saga 'Alien', y más concretamente en su segunda película, contiene una falta de ortografía que estropea la inteligencia artificial de los xenomorfos

[OPINIÓN] Deja de usar a Ripley para justificar tu machismo

Aunque parezca mentira, la heroína de la saga 'Alien' está siendo usada como emblema por quienes no toleran a las mujeres ni las minorías en el cine de género. ¿Por qué?