5 motivos para adorar a Charlotte Gainsbourg

Actriz, cantante y portadora de un ADN inestimable. Repasamos por qué nos gusta tanto.

Por
26 de junio de 2012

Charlotte Gainsbourg no puede ocultar la herencia que lleva en sus genes. Hija de la actriz Jane Birkin y el cantante Serge Gainsbourg, dos leyendas en cada uno de sus campos, la anglo-francesa no ha podido evitar la tentación de hacer carrera en el mundo cinematográfico y en el musical. Esto es lo que más nos gusta de ella.

Por su precocidad


 

Cuando eres la hija de Serge Gainsbourg, grabar tu primera canción a dúo con tu padre a los 13 años es lógico y normal. Que esta lleve por título Lemon Incest y la letra describa una clara relación incestuosa y pedófila entre un padre y su hija, si estamos hablando del provocador por antonomasia de la chanson française, casi que también. El mismo año debutó en la gran pantalla, interpretando a la hija de Catherine Deneuve en Palabras y música (Élie Chouraqui, 1984), y ya al siguiente ganó el César de Actriz Revelación por L’effrontée (Claude Miller, 1985).

Por su pequeña ladrona

Con guión inacabado de François Truffaut, La pequeña ladrona (Claude Miller, 1988) hizo que esta adolescente de provincias y su insólito mentón se nos quedaran grabados en la memoria para siempre. A lo que también contribuyó su presencia en otras películas de grandes del cine europeo, como Agnès Varda (Kung-fu master!), los hermanos Taviani (El sol también sale de noche), su tío Andrew Birkin (El jardín de cemento), Patrice Leconte (Félix et Lola), Michel Gondry (La ciencia del sueño) o las comedias semi-autobiográficas que protagoniza junto a su marido Yvan Attal (Mi mujer es una actriz, Ils se marièrent et eurent beaucoup d’enfants).

Porque elige bien en Hollywood

Cuando se ha codeado con el star system hollywoodiense, lo ha hecho en producciones muy elegidas y con directores de pedigrí, como Alejandro González Iñárritu (21 gramos) o Todd Haynes en I’m Not There, donde su personaje es una mezcla entre Suze Rotolo y la primera mujer de Dylan, Sara Lownds. También realizó una de las mejores aportaciones a la banda sonora cantando una versión de Just Like a Woman junto a Calexico.

Porque es una tía dura

O profundamente masoquista. Pero lo cierto es que parece la única capaz de seguirle el ritmo al controvertido Lars Von Trier, ya se trate de amputarse el clítoris (Anticristo), asumir el fin del mundo (Melancolía) o en su próximo título de ambiciones pornográficas, Nymphomaniac. A lo tonto, Gainsbourg ya lleva tres películas consecutivas con el bueno de Lars. ¿Qué pensarán Emily Watson, Björk o Kirsten Dunst de su aguante?

Por sus canciones

Ya sea en solitario o arropada por Madonna, Air, Étienne Daho o Beck, la voz de Charlotte Gainsbourg siempre consigue arrullarnos. Su nuevo disco, Stage Whisper, es la confirmación de que 5:55 e IRM no estaban sostenidos sólo por sus colaboradores de lujo, sino que la hija de Gainsbourg y Birkin también puede hacernos flotar con sus afinados susurros.

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.

‘Todo saldrá bien’, el drama 3D de Wim Wenders, se preestrena en Cine Cibeles

James Franco, Rachel McAdams y Charlotte Gainsbourg protagonizan la última película del cineasta alemán, que podrá verse el próximo 23 de julio en el Palacio de Cibeles.

Charlotte Gainsbourg, de Lars Von Trier a ‘Independence Day 2’

La actriz francesa ficha por la secuela del filme de Roland Emmerich, junto a Jeff Goldblum y Liam Hemsworth.

Venecia 2014: Día 4 – Pacino

Entre filmes de menor cuantía, el gran Al busca recuperar su 'mojo' presentando dos películas a la vez en la Biennale.

‘Joven y bonita’ + ‘Nymphomaniac’

El erotismo del francés François Ozon contra el del danés Lars Von Trier. Dos gurús del cine europeo que han explorado la sexualidad femenina en sus últimos filmes. Por LUIS J. MENÉNDEZ